Durante el panel: “Oportunidades de negocios e inversión en los sectores productivos”, el Director Ejecutivo de Promoción Internacional de ProMéxico, Alonso de Gortari, comentó que, a fin de impulsar las exportaciones, fortalecer la diversificación de mercados, la atracción de Inversión Extranjera Directa, la internacionalización de empresas mexicanas, ProMéxico abrió dos oficinas en Medio Oriente, una en Catar y otra en Dubái, las cuales atienden a dicha región.

“A nivel mundial, el mercado Halal tiene un valor de 2.3 billones de dólares y el 90% de la producción se realiza en países no musulmanes (…) Este año se realizó el envío del primer cargamento de carne de res Halal mexicana a la Península Arábiga y se espera que más empresas mexicanas logren llevar sus productos de alta calidad a mercados no tradicionales”.

Al respecto, el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero, señaló que ante la coyuntura por la que atraviesa la relación de México con Estados Unidos y la “renegociación” del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), “es necesario diversificar las relaciones comerciales e incrementar nuestros productos y servicios con empresas árabes, principalmente en industrias como la energética, donde muchos países son potencias”.

Por su parte, el subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Juan Carlos Baker Pineda, señaló que el gobierno mexicano está convencido de que estamos en el momento justo para avanzar en los pendientes que tenemos respecto a las relaciones con los países árabes.

“Estamos en una coyuntura donde se exige creatividad, diversificación, tomar aventuras para tener otras alternativas de comercio”. Dijo que a pesar de que México es un país abierto al libre comercio, aún no hemos concretado acuerdos con los países del Oriente Medio, “esta región nos puede detonar comercio e inversiones”, dijo.

En la conferencia participaron, el embajador de Argelia en México, Rabah Hadid, y decano del Consejo de Embajadores Árabes en México; Nabil Al-Abdul Jalil, subsecretario adjunto de asuntos económicos del Estado de Kuwait; y Joaquín Pría Olavarrieta, presidente de la Cámara Árabe-Mexicana de Industria y Comercio.