Los mexicas nunca imaginaron las dimensiones que podrían alcanzar con el descubrimiento de las mieles del agave. Después de la llegada de los españoles a México, se incorporó un nuevo proceso posterior a la fermentación, la destilación, obteniendo con ello un líquido  innovador: el tequila.

En sus inicios las leyes limitaban su producción y en un tiempo se prohibió por completo, dando como resultado la fabricación y venta de manera clandestina, debido a que se le daba preferencia a la comercialización de vinos y licores españoles, con el objeto de impulsar ese mercado en nuestro país. Con el tiempo la industria tequilera se fue fortaleciendo, y creció de manera significativa. En la actualidad es una bebida que ha traspasado fronteras, y es reconocida y consumida en todo el mundo.

En esta Brújula de Compra te decimos cuánto cuestan algunas de ellas y los datos que deben incluir las etiquetas, a fin de que no te den gato por liebre, y si sea en realidad “Tequila” lo que adquieras. Para que en las fiestas patrias, puedas disfrutar de la bebida espirituosa proveniente del agave y a los mejores precios

  • Numeralia del consumo tequilero.

En los últimos 20 años, su producción total se ha incrementado 60% al pasar de 170 a 271 millones de litros, siendo 2008 el año en que alcanzó el nivel más alto en el periodo (ver gráfica).

/cms/uploads/image/file/441182/1Gr_fica1ProducTequila.jpg

La industria tequilera mexicana es una gran generadora de divisas. En 2016 por concepto de exportaciones, el estado de Jalisco captó 1.2 billones de dólares, 1.4% más que en 2015, y dio empleo directo a 70 mil personas. En ese mismo año, el tequila se comercializó en más de 1,407 marcas nacionales registradas y certificadas.

Los 10 principales países compradores fueron Estados Unidos, Alemania, España, Francia, Letonia, Canadá, Japón, Reino Unido, Sudáfrica, Francia y Singapur. Sin embargo, la mayor parte de lo que se vendió al extranjero (82%), tuvo como destino EUA.

Si bien en el mercado existe una gran variedad de bebidas destiladas, en nuestro país entre las personas que beben alcohol, 52% consumen cerveza, 26% tequila, le siguen en orden de preferencia el vodka (14%) y el whisky (13%), según datos de una encuesta sobre consumo de alcohol (MERCAWISE, 2018).

/cms/uploads/image/file/441181/2Gr_fica2BebidaPrefieren.jpg

El tequila, no sólo en México, sino en el mundo es identificado como símbolo de mexicanidad, el cine de la época de oro y la música de mariachi contribuyeron a su gran popularidad, pues fue el protagonista que acompañó a los personajes en  diferentes situaciones y momentos de sus vidas.

La recopilación de la información se llevó acabo del 31 de agosto al 6 de septiembre de 2018, a través del programa Quién es Quién en los Precios. Los datos de las tablas aquí presentados son únicamente de referencia, ya que pueden haber variado a la fecha de publicación de este artículo.

  • Qué es el tequila y cómo surge.

El tequila es una bebida mestiza del siglo XVI como resultado del sincretismo de dos culturas: la mexicana y la española. Se elabora exclusivamente a partir del “agave tequilana weber variedad azul”. Para obtenerlo, se le quitan todas las hojas, hasta quedar sólo la piña (corazón), después de su cocción se le extraen los jugos (mostos), y una vez fermentados se someten a destilación.

Este último proceso se lleva a cabo dos veces, con la finalidad de alcanzar una graduación alcohólica más alta. La primera destilación se conoce como “destrozamiento” y alcanza un volumen de alcohol de alrededor del 20%, en un par de horas aproximadamente, mientras que en la segunda, también llamada “rectificación”, se logra entre tres y cuatro horas, un nivel cercano al 55% Alc. Vol.

  • Calificación 

De acuerdo con la cantidad de azúcares provenientes del agave utilizado en su elaboración, se clasifica en las siguientes 2 categorías:

1) Tequila 100% de agave y

2) Tequila.

El primero, se elabora únicamente con azúcares del “agave tequilana weber variedad azul” y el segundo a partir de la mezcla con otros azúcares en una porción no mayor de 49%. Ambas categorías, a su vez, se subdividen en cinco clases, según las características adquiridas en procesos posteriores a la destilación, las cuales se enlistan a continuación:

  1. Blanco o plata. Es transparente, no necesariamente incoloro, obtenido de la destilación añadiendo agua de dilución, para ajustar la graduación comercial requerida.
  2. Joven u oro. Resultado de la mezcla del blanco con los reposados, añejos o extra añejos.
  3. Reposado. Susceptible de ser abocado (procedimiento para suavizar su sabor), sometido a proceso de maduración, por lo menos dos meses en contacto directo con la madera de recipientes de roble o encino. Se añade agua de dilución para ajustar el contenido alcohólico al permitido comercialmente.
  4. Añejo. Susceptible de ser abocado, sometido a proceso de maduración, por lo menos un año en contacto directo con la madera de recipientes de roble o encino, con capacidad máxima de  600 litros. Se añade agua de dilución para ajustar el contenido alcohólico al permitido comercialmente.
  5. Extra añejo. Susceptible de ser abocado, sometido a proceso de maduración, por lo menos tres años en contacto directo con la madera de recipientes de roble o encino, con capacidad máxima de  600 litros. Se añade agua de dilución para ajustar el contenido alcohólico al permitido comercialmente.
  • Denominación de Origen.

Su fama e importancia en el mercado a nivel internacional lo ha hecho vulnerable, pues han surgido productos que no tienen nada que ver con su naturaleza. Es por ello, que se creó una “Denominación de Origen”, a fin de resguardar su título, procedencia y prestigio.

Dicha protección, prácticamente, se refiere al nombre de una región geográfica con el que se denomina un producto agrícola o alimenticio elaborado en ese territorio y con materia prima cultivada en esas mismas tierras.

Para que este destilado pueda denominarse con el nombre de “Tequila”, su producción tiene que llevarse a cabo en estricto cumplimiento con la Norma Oficial Mexicana para el Tequila.

  • Etiquetado

Cada envase debe tener una etiqueta, la información en ella debe ser clara, legible, veraz y en idioma español, a fin de no confundir al consumidor. A continuación te decimos los datos que debe contener la botella:

  1. La palabra “Tequila”.
  2. Especificar la categoría y clase a la que pertenece.
  3. Señalar el nombre del o de los sabores, aromas añadidos o de aquel que predomine en el producto. Así como también, el del color.
  4. Contenido neto expresado en litros o mililitros.
  5. Contenido alcohólico expresado en: “% Alc. Vol.”
  6. Nombre o razón social del productor autorizado o de la fábrica donde el Tequila es producido y, en su caso, del envasador aprobado.
  7. Domicilio del productor autorizado o de la fábrica donde el Tequila es producido y, en su caso, del envasador aprobado.
  8. Nombre de la marca registrada o cualquier otro signo distintivo.
  9. La leyenda “Hecho en México” u otras análogas.
  10. Identificación del lote al que pertenece.
  11. Leyendas precautorias.
  12. Cualquier otra información exigida por otras disposiciones legales aplicables a bebidas alcohólicas.
  • ¿Cuánto cuestan?

En el mercado existe una gran variedad de tequilas. Algunos de ellos, se distribuyen en botellas con diseños muy creativos e innovadores. Su valor comercial está en función, no sólo de la calidad del contenido, marca, presentación y del tipo de envase, sino también de la elección del lugar de compra.

Al acudir a los establecimientos de venta del producto, se observa en los anaqueles que el producto se ofrece en recipientes con diferentes contenidos netos. Para poder comparar con otros, es importante calcules su valor por unidad de medida, en este caso en mililitros, así sabrás cuál es más barato y cuál te conviene comprar.

Para este ejercicio seleccionamos tres marcas de tequila reposado 100% agave. El Jimador observó el precio más económico por mililitro ($0.20), mientras el José Cuervo Tradicional el más alto ($0.29), la diferencia de elegir este último, equivale a realizar un desembolso adicional de 42% (ver tabla).

/cms/uploads/image/file/441180/3Tabla1_PromXml.jpg

A continuación te presentamos un comparativo de precios promedio de estos 3 tequilas en 27 ciudades, a fin de que tengas un panorama general de cuánto cuestan en otros lugares del país.

/cms/uploads/image/file/441179/4Tabla2_PromXcd.jpg

Ahora bien, si tomamos una de estas ciudades y la analizamos, podemos observar los establecimientos y los precios en los que se venden. Por ejemplo, en la Ciudad de México, de los tres destilados de agave, el de marca Cazadores registró la mayor variación de precios entre establecimientos, 41%, (ver tabla).

/cms/uploads/image/file/441178/5Tabla3_PromMinMax.jpg

Si deseas saber los precios en los que se ofrecen estos tequilas en los diferentes establecimientos de cada ciudad, te sugerimos accedas a nuestro sistema interactivo de consulta, en el sitio en internet de Profeco, www.gob.mx/profeco, en la sección de Quién es Quién en los Precios.

Recomendaciones

“Doctor, si me deja tomar este tequila, le prometo no beber en mi funeral”

Frida Kahlo.

  1. Antes de comprar, revisa en las etiquetas aparezcan las siglas CRT, para constatar que la bebida que adquieres sí sea tequila. Recuerda, las que dicen: “tipo tequila o destilados de agave”, no son tequilas.
  2. Verifica que el envase esté en perfecto estado y la tapa no presente huellas de violación.
  3. Corrobora que el interior de la botella no contenga partículas extrañas.
  4. Compra en el mercado formal, así tendrás garantía de que el producto ha sido elaborado bajo las normas de calidad estipuladas. Evita riesgos a la salud.
  5. Revisa el listado de marcas certificadas que emite el Consejo Regulador del Tequila (CRT) en su sitio www.crt.org.mx.
  6. Para saber cuánto cuesta una determinada marca y/o presentación en relación con otras, calcula el precio por unidad de medida. Así sabrás cuál es más barata.
  7. Compara precios en diferentes establecimientos. Para que no pagues de más por un mismo producto, ni tengas que ir de tienda en tienda, consulta nuestra herramienta Quién es Quién en los Precios, en el sitio oficial de Profeco www.profeco.gob.mx.
  8. Duda de la calidad del producto si se encuentra muy por debajo del costo promedio del mercado.
  9. Si consumes bebidas alcohólicas evita realizar actividades que puedan implicar un riesgo, como conducir un automóvil, manejar cierto tipo de máquinas y equipos, etc.

Artículos relacionados.

Fuentes