Publicaciones Recientes
2024-05-01 08:30:00 -0600
2024-02-01 09:47:00 -0600
2024-01-01 09:00:00 -0600
2024-01-01 08:00:00 -0600

Asilos. Una alternativa para el cuidado y atención de los adultos mayores.

“Jamás un hombre es demasiado viejo para recomenzar su vida.” Miguel de Unamuno.

Procuraduría Federal del Consumidor | 16 de agosto de 2018

La población mundial está envejeciendo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre 2000 y 2050 la cantidad de personas de 80 años o más aumentará casi cuatro veces hasta alcanzar los 395 millones. Este incremento tiene una relación directa con el número de ancianos que no podrán valerse por sí mismos los cuales, se espera crezcan en la misma proporción.

Gran parte de la población adulta mayor, necesita o necesitará alguna forma de asistencia a largo plazo, ya sea en casa, en un asilo o en estadías prolongadas en hospitales debido a enfermedades degenerativas, deterioro físico, fragilidad, entre  otros, que dificultan el desarrollo de actividades de la vida diaria de manera independiente.

La familia, juega un papel fundamental en el cuidado físico del adulto mayor, pues implica múltiples tareas y responsabilidades, así como tiempo y esfuerzo, pero sobre todo en los aspectos emocionales y afectivos.

Aunque lo ideal es que el cuidado se debe realizar en casa de la familia o del adulto mayor, la realidad no siempre es así ¿Cuándo acudir a un asilo o centro de atención para gente mayor? ¿Cuánto cuestan? ¿Qué cuidados y servicios ofrecen?

  • La tercera edad en México.

En México, la Ley de los Derechos de las Personas Adultos Mayores define como personas adultas mayores a aquellas que cuentan con 60 años o más de edad. La Encuesta Intercensal 2015 publicada por INEGI, muestra que en México la población total alcanzó la cifra de 119.5 millones de personas, de las cuales 12.4 millones pertenecen a este grupo de edad, es decir, 10%.

Proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), estiman que el número de adultos mayores (32.4 millones), así como su porcentaje respecto del total de la población (21.5%), se incrementará considerablemente en 2050 (Ver gráfica).

/cms/uploads/image/file/431021/1_Gr_fica_pir_mide_poblacional.jpg

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), una de cada tres personas de 60 años o más tiene alguna discapacidad (31.6%). Por sexo, es mayor la proporción de mujeres (56.3%) que la de hombres (43.7%). La discapacidad con mayor proporción es la relacionada a la movilidad (dificultad para caminar, moverse, subir o bajar) tanto en hombres y mujeres (Ver gráfica).

/cms/uploads/image/file/431019/2_Gr_fica_discapacidad.jpg

  • Asilos en México.

En México existen 819 Asilos y otras residencias para el cuidado del anciano, 85% son del sector privado y 15% del sector público, de acuerdo con el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) del INEGI.

Acorde con el DENUE, todos los estados de la república cuentan con asilos y otras residencias, públicos, privados o ambos. No obstante, del total de asilos privados, 64% se encuentran en 9 estados (Jalisco, Ciudad de México, Nuevo León, Chihuahua, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí, Sonora y Yucatán).

La Dirección General de Estudios sobre Consumo (DGEC) de Profeco recabó precios y características de 11 establecimientos que prestan el servicio de asilo privado para adultos mayores, en la Ciudad de México, Chihuahua, Guanajuato y Yucatán. Los precios, recabados del 22 al 25 de mayo de 2018, corresponden al servicio básico. No se encontraron diferencias en precio por sexo, edad y nivel de dependencia (Ver cuadro).

/cms/uploads/image/file/431020/3_Cuadro_precios_1.JPG

/cms/uploads/image/file/431018/4_Cuadro_precios_2.JPG

Para el ingreso, es necesaria una evaluación geriátrica integral ya sea en una instancia pública (IMSS, ISSSTE, SSA, etc.) o privada. En algunos casos, la valoración médica es realizada por personal médico del asilo.

La Norma 031 SSA3-2012 sobre asistencia social, prestación de servicios de asistencia social a adultos y adultos mayores en situación de riesgo y vulnerabilidad, tiene por objeto establecer las características de funcionamiento, organización e infraestructura que deben observar los establecimientos de los sectores público, social y privado que presten servicios de asistencia social a personas adultas y adultas mayores en situación de riesgo y vulnerabilidad. Además, la norma detalla la atención médica, rehabilitación, infraestructura, personal y la rehabilitación integral necesaria para la persona adulta mayor.

Es necesario, que solicites una visita para conocer las instalaciones del asilo y el detalle de los servicios, toda vez que el precio puede estar justificado por diferentes factores como: las características de las instalaciones, número de adultos mayores en el asilo, número de personas que comparten habitación, personal médico calificado, alimentos incluidos, actividades extras, vigilancia, talleres de manualidades y reactivación física, entre otros.

Ten presente que el adulto mayor debe decidir por voluntad propia integrarse al asilo, pues es común tener la sensación de abandono.

  • Antes de tomar la decisión.

Al momento de planificar el cuidado del adulto mayor, debes tener en cuenta que nadie podrá sustituir la atención, afecto y calidez de la familia. Si estas considerando el asilo como una opción, pregúntate lo siguiente:

/cms/uploads/image/file/431017/5_Cuadro_.JPG

La Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores menciona los derechos fundamentales para las personas que tienen 60 años y más, como las siguientes

  1. Una vida con calidad. Es obligación de las Instituciones Públicas, de la comunidad, de la familia y la sociedad, garantizarles el acceso a los programas que tengan por objeto posibilitar el ejercicio de este derecho.
  2. Vivir en entornos seguros dignos y decorosos, que cumplan con sus necesidades y requerimientos y en donde ejerzan libremente sus derechos.
  3. Recibir protección por parte de la comunidad, la familia y la sociedad, así como de las instituciones federales, estatales y municipales.
  4. Una vida libre sin violencia.
  5. Respeto a su integridad física, psicoemocional y sexual.
  6. Protección contra toda forma de explotación.
  7. Disfrutar plenamente, sin discriminación ni distinción alguna, de los derechos que ésta y otras leyes consagran.

¿Mayor información? puedes consultar el sitio del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) www.gob.mx/inapam.

“Muchas personas no cumplen los ochenta porque intentan durante demasiado tiempo quedarse en los cuarenta”. –Salvador Dalí

Recomendaciones

  • Compara varios asilos antes de tomar una decisión del más apropiado, según las necesidades particulares del adulto mayor. Las recomendaciones boca a boca son de mucha ayuda.
  • El precio no necesariamente justifica la calidad del servicio, por lo que es conveniente buscar el establecimiento con las características que necesita.
  • Solicita una cita con el director o responsable del asilo para conocer las características del servicio y nivel de especialidad tanto de él como del personal.
  • Prefiere aquellos asilos que cuenten con personal calificado en todas las áreas (geriatría, psicológica, nutricional, etc.).
  • Pide que te lleven a recorrer las instalaciones, sobre todo el cuarto donde se quedará el adulto mayor. Si es posible haz la visita las instalaciones junto a tu pariente que ingresará al asilo y sea él mismo quien elija si el lugar es de su agrado.
  • En tu visita, observa si las áreas tienen espacio suficiente para el número de personas, la limpieza, la iluminación y ventilación. La idea es que sea lo más confortable.
  • Si el adulto mayor tienen necesidades especiales pregunta si podrán brindarle la atención adecuada a sus requerimientos.
  • Investiga horarios y actividades, eso te brindará una idea de cuál será el día a día durante su estancia.
  • Considera la cercanía entre el asilo y tu hogar para las visitas, trata de hacerlo con frecuencia.
  • Investiga si la institución garantiza que los residentes reciban los servicios preventivos que los ayude a mantenerse saludables y si le provee, de forma regular, visitas de especialistas como: oculistas, dentistas y podiatras, entre otros.
  • Pregunta por el tipo de alimentación y si hay menú especial para personas con ciertas enfermedades y si este tiene un costo adicional.
  • Ten una actitud vigilante y de alerta con respecto a la salud y cuidados del adulto mayor, platica con él y escucha su sentir respecto a su estadía, recuerda que esta debe ser solo una alternativa para su cuidado, no la estancia definitiva.

Si existiera algún incumplimiento en cuanto al servicio puede acudir a la delegación más cercana de Profeco o comunicarse al Teléfono del Consumidor 5568-8722 en la Ciudad de México y de larga distancia sin costo al 01800-468-8722.

Fuentes:

  • Inapam. Ley de los Derechos de las Personas Adultos Mayores. Consultado el 28 de mayo de 2018, en:
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Encuesta Intercensal 2015. Consultado el 21 de mayo de 2018 en: http://www.inegi.org.mx/
  • Consejo Nacional de Población (CONAPO). Datos de proyecciones. Estimaciones y proyecciones de la población. Consultado el 21 de mayo de 2018 en:
  • Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Consultado el 21 de mayo de 2018 en: http://www.beta.inegi.org.mx/app/mapa/denue/?ag=17
  • Profeco. Brújula de compra #336, 2016 “Actividades lúdicas para adultos mayores. La diversión no tiene edad”. Consultado el 22 de mayo de 2018 en:
  • Organización Mundial de la Salud (OMS). “Envejecimiento y ciclo de vida”. Consultado el 22 de mayo de 2018 en:  http://www.who.int/ageing/about/facts/es/
  • Norma 031 SSA3-2012 sobre Asistencia Social. Prestación de servicios de asistencia social a adultos y adultos mayores en situación de riesgo y vulnerabilidad.
Contesta nuestra encuesta de satisfacción.
¿Cómo fue tu experiencia en gob.mx?

Imprime la página completa

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.