Derivado de los estrictos controles para el ingreso y la identificación de las visitas a los centros penitenciarios federales, así como de los rigurosos protocolos de vigilancia que se mantienen sobre las actividades de los internos, personal del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social identificó el uso de documentación oficial que no correspondería con la verdadera identidad de los visitantes.

En días pasados, el interno Joaquín Guzmán Loera sostuvo una audiencia con una mujer, quien para su admisión se identificó con una credencial del Instituto Federal Electoral, y quien exhibió también un acta de nacimiento.

Su ingreso al CEFERESO No. 1 se dio en el Área de Prácticas Judiciales, a donde acudió, junto con el defensor particular del interno, supuestamente para llevar a cabo una audiencia informativa.

Al realizar los cruces de información correspondientes con las distintas bases de datos, se identificó que la defensa de Guzmán Loera ingresó de manera irregular a terceros vinculados con el interno.

Es importante señalar que a la fecha el Penal de Máxima Seguridad No. 1 “Altiplano” cuenta con equipo de identificación biométrica, el cual permite tener un mejor registro, tanto del personal de los Centros, como de las personas externas que ingresan a dicha institución penitenciaria.

Ante estos hechos, el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social presentará ante la Procuraduría General de la República la denuncia correspondiente para que se deslinden las responsabilidades a las que haya lugar.