Al término de su participación en la Cumbre de Líderes del G20, el Presidente Enrique Peña Nieto ofreció un mensaje a medios de comunicación, en el que se refirió tanto a los temas abordados en esta Cumbre como a los encuentros bilaterales que sostuvo con Mandatarios de distintos países.

A continuación se incluye la versión estenográfica de su mensaje:

“Quisiera hacer un breve balance de lo que ha sido este encuentro del G20 aquí, en Hamburgo, Alemania. Una reunión importante.

Para México siempre atender estas reuniones es hacerlo con sentido de responsabilidad, al ser parte de las 20 economías más grandes del mundo; de las economías que generan el 80 por ciento de la riqueza mundial; donde se hace, entre estas economías, el 75 por ciento del comercio mundial.

Y México es de los pocos países que tienen la oportunidad de pertenecer a este grupo, dado su crecimiento, dada su condición, y dado el desarrollo que tiene.

Por eso, quisiera hacer un breve balance, con ustedes, del encuentro que aquí ha tenido lugar.

En primer lugar, como ustedes saben, se llevaron a cabo cuatro mesas de trabajo. La primera, para hablar sobre terrorismo. En esta mesa México condenó los ataques en todas sus formas y manifestaciones.

Claramente establecimos la diferencia que hay entre el terrorismo y la delincuencia organizada, y su presencia no sólo en varios de los países que aquí concurrimos, sino su presencia transnacional.

Y de ahí la necesidad de hacer esfuerzos compartidos, conjuntos, para combatir al crimen organizado, particularmente, evitando formas varias que tienen de financiarse.

Y reiteramos el llamado para que asumiéramos corresponsabilidad en esta tarea.

En cuanto al crecimiento global y el comercio, México reiteró su posición de ser un país abierto, de mantenerse en esta condición de ser una Nación abierta al libre comercio, de respaldar el sistema multilateral de comercio sólido, transparente y basado en reglas, que fija la Organización Mundial de Comercio.

Respecto al desarrollo sustentable, clima y energía, que fue la tercera mesa de la que hablamos, refrendamos el apoyo de México a la implementación del Acuerdo de París, como la única vía para contrarrestar el cambio climático. Reiteramos los compromisos que hemos hecho como Nación, precisamente, en favor de la protección y cuidado del medio ambiente.

Se estableció otra mesa para hablar sobre África, salud y migración. En esta mesa reconocimos el esfuerzo de Alemania para impulsar iniciativas en favor del desarrollo de África, así como de otras naciones, particularmente, de la Unión Europea.

Coincidimos en que las emergencias sanitarias son una prueba que requiere de toda la capacidad de gobiernos y comunidades.

Y reiteramos que la migración internacional es una oportunidad y no debe ser un problema. Debe ser una elección y no una necesidad, para quienes eventualmente tienen que migrar hacia alguna otra parte en búsqueda de oportunidad y desarrollo.

La cuarta mesa fue sobre digitalización, empoderamiento de las mujeres y empleo. En esta mesa enfatizamos la necesidad de comprender y adoptar la era que nos está tocando vivir, que es precisamente la era digital, para incrementar la competitividad de nuestras economías y, sobre todo, para lograr una economía más incluyente.

Creemos que la era digital y el uso de las tecnologías digitales abre espacios de oportunidad para lograr una mayor inclusión social, para que el emprendimiento, para que las nuevas generaciones se incorporen a la era productiva, precisamente, en el uso de las tecnologías de la información.

Hablamos también del empoderamiento de las mujeres, reconociendo la igualdad de oportunidades que deben existir para la mujer en el mercado laboral, para que las percepciones que reciban las mujeres sean iguales a las de los hombres y que, para eso, es importante establecer políticas públicas de los gobiernos, que den acceso a las mujeres al mercado laboral, que les den acceso al financiamiento, que les den acceso a proyectos productivos.

Y aquí se compartieron experiencias varias de los países participantes, que enriquecen las políticas públicas que, como país, podamos emprender.

Hablamos, también, de implementar políticas que promuevan el empleo digno y bien remunerado, de capacitación y de inclusión laboral.

Y, finalmente, me habré de referir a los encuentros bilaterales que sostuve en el marco de esta Reunión del G20.

Y empezaré por abordar el último que acabo de sostener con el Presidente de España, con quien reiteramos la estrecha relación que guardamos ambas naciones, de ser aliados estratégicos y, sobre todo, de agradecer el apoyo que España, particularmente, ha venido brindando para que México pueda actualizar el acuerdo global que tiene celebrado con la Unión Europea.

De igual manera, este tema de solicitar el apoyo y respaldo para la actualización del acuerdo global México-Unión Europea fue abordado en mi encuentro con el Primer Ministro de Italia.

Y, además, de haber reiterado, una vez que él ha asumido la posición de Primer Ministro, Paolo Gentiloni, acordamos mantener la relación estratégica que, desde hace cuatro años, establecimos con Italia. Aprovechar las oportunidades que dan las reformas estructurales que hemos impulsado en nuestro país, y donde ya hoy empresas italianas participan de manera muy decidida en nuestro país, particularmente, en el sector energético.

Debemos decir que Italia o empresas italianas, hay más de mil 700 en nuestro país.

Tuve acuerdo con el Primer Ministro de Canadá, a quien le agradecí la apertura y buena voluntad política que ha mostrado para con nuestro país, la que ha permitido fortalecer nuestra relación bilateral.

Y, de igual manera, acordamos mantener este diálogo fluido en lo que representará la renegociación del Acuerdo de Libre Comercio, en la que somos socios México, Canadá y los Estados Unidos.

Y que estamos prestos y listos para emprender esta renegociación y para poder llevarla a acabo de forma acelerada o lo más rápido posible, en ánimo de actualizar este marco del Acuerdo de Libre Comercio y de abrir nuevos espacios de oportunidad a la relación comercial entre los tres países.

Me reuní con el Primer Ministro de India, el Primer Ministro Modi, quien me formuló la invitación para visitar su país. Tengamos presente que India es un mercado muy grande, de mil millones de consumidores.

Y acordamos que en la visita que eventualmente podré hacer el año entrante, en algún momento del año entrante, busquemos llevar una delegación empresarial, que nos permita incursionar de forma más importante y significativa en el mercado consumidor de la India, y eso nos permita, al mismo tiempo, generar empleos en nuestro país.

Fue un buen encuentro. Hablamos de las áreas de oportunidad que se presentan en la India, y reiteramos los lazos de amistad que tenemos celebrados entre la India y México.

Y, finalmente, me habré de referir al encuentro que el día de ayer sostuve con el Presidente Trump, como ya es conocido de todos ustedes y sobre el que debo decir fue un encuentro muy positivo.

Fue un encuentro que, en lo que ambos públicamente postulamos y dirigimos a los medios de comunicación, creo que sintetiza el ánimo y espíritu del encuentro que sostuve con el Presidente Trump; y los otros varios que tuve de forma casual en el curso y desarrollo de la Reunión del G20, donde estamos resueltos a lograr un buen Acuerdo de Libre Comercio.

En donde estamos resueltos a que este Acuerdo de Libre Comercio sea uno en el que, los tres países miembros del mismo, ganemos.

En el que sea un acuerdo que dé mayores oportunidades a los agentes económicos de nuestros países, para generar empleos, para generar riqueza, para generar bienestar en los tres países miembros del Acuerdo de Libre Comercio.

Aprecié en esta reunión que sostuve con el Presidente Trump, una voluntad de avanzar en esta ruta, como él mismo así lo declaró, de avanzar en lograr un buen Acuerdo de Libre Comercio, y de poder construir una relación muy positiva en la relación bilateral entre México y los Estados Unidos.

Creo que éste es el sentido y creo que es lo que deja, justamente, la reunión que sostuve el día de ayer con el Presidente Trump, la primera que tengo como Presidente de la República y la que él tiene en ese carácter de Presidente de los Estados Unidos, la primera vez que nos encontramos, que se había diferido este encuentro por marcadas diferencias, por todos conocidas, que son diferencias claramente expuestas, y donde claramente hemos fijado nuestra posición del todo conocida.

Y, más bien, como en su momento lo conversamos el Presidente Trump y su servidor, dejar de lado las marcadas diferencias que tenemos, particularmente en lo que tiene ver con quién paga el muro, que no debe prestar, no debe ocuparnos hoy nuestra atención, sino concentrarnos en los temas que verdaderamente hoy significan generar condiciones de bienestar para nuestras sociedades.

Acordamos, también, revisar un programa que permita que trabajadores agrícolas puedan tener, al amparo de un programa, de un programa con los Estados Unidos, puedan desempeñar labores en los Estados Unidos de manera temporal.

Un programa como el que ya tenemos hoy funcionando de manera muy eficiente con Canadá, y en donde trabajadores agrícolas van por tiempo determinado hoy, a Canadá, y regresan a nuestro país.

Y, por igual, acordamos revisar y trabajar en poder impulsar un programa como éste, como el que tenemos con Canadá, con los Estados Unidos.

Y, finalmente, sobre las expresiones de ayer, déjenme decirles que creo fueron muy claras, las que tuvo el Presidente Trump y las que tuve en la declaración conjunta que hicimos a los medios de comunicación.

Y frente a lo que se suscitó después de este encuentro, claramente nuestra relación bilateral no puede estar marcada por murmullos, como los que, eventualmente, ayer tuvieron lugar.

Nuestra relación tiene que abocarse a buscar generar respeto mutuo, a generar confianza y a trabajar en una actitud positiva.

Puedo dejar aquí testimonio de que aprecié en el Presidente Trump esta actitud y, evidentemente, estamos encontrando, buscando la forma de poder construir en esta relación que es tan importante, la de México para con los Estados Unidos y la de Estados Unidos para con México.

De tal suerte, que yo espero, como ayer ambos mandatarios lo postulamos y lo declaramos, estamos avanzando, estamos construyendo una relación, repito, de respeto mutuo, de confianza, y de poder lograr un buen Acuerdo de Libre Comercio, que sea de beneficio para los tres países miembros de este acuerdo trilateral.

Este es, en términos generales, el balance a esta Reunión de G20, que concluye con una declaración que recoge mucho de lo que aquí les he compartido.

Muchas gracias”.