• Los datos internacionales dejan claro que cerca de 70 por ciento de las muertes por cáncer se producen en los países de ingresos medios y bajos, donde pocos pacientes tienen acceso a algún tratamiento. El cáncer es, en consecuencia, uno de los padecimientos que reflejan la desigualdad económica que afecta al mundo, dijo.
  • Este mal también representa una carga para la economía global. Un cálculo de la OMS indica que su costo mundial asciende a cerca de 1.2 billones de dólares al año, informó.
  • En México estamos trabajando para reducir la exposición a los factores de riesgo asociados con el desarrollo de esta enfermedad, disminuir la mortalidad en la población afectada y mejorar la calidad de vida de los pacientes, señaló.
  • Este Gobierno ha cubierto por medio del Seguro Popular el tratamiento de 129 mil casos de cáncer. En junio de este año México creó el Registro Nacional de Cáncer, que permitirá conocer la situación de la patología, el número de enfermos y el impacto de las acciones para combatirla, resaltó.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, acompañado de su esposa, Angélica Rivera de Peña, encabezó hoy la inauguración de la Cumbre Mundial de Líderes Contra el Cáncer 2017, en la que aseguró: “la salud es un derecho humano fundamental, por lo que garantizar el acceso universal a los servicios médicos es uno de los primeros deberes de todo Estado”.

Refirió que “datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que en 2015, 8.8 millones de defunciones fueron ocasionadas por el cáncer; casi una de cada seis muertes se debe a esta enfermedad.

Señaló que el cáncer no respeta edad o género, cultura o condición social. Sin embargo, añadió, “los datos internacionales dejan claro que cerca de 70 por ciento de las muertes se producen en los países de ingresos medios y bajos, donde pocos pacientes tienen acceso a algún tratamiento. El cáncer es, en consecuencia, uno de los padecimientos que reflejan la desigualdad económica que afecta al mundo. El impacto del cáncer se vuelve aún más severo como resultado de esta inequidad”.

Agregó que “más del 90 por ciento de los países de ingresos altos ofrecen tratamiento a los enfermos oncológicos, mientras que en los países de ingresos bajos la cifra correspondiente es inferior al 30 por ciento”.

Indicó que este mal también representa una carga para la economía global. “Un cálculo de la OMS indica que su costo mundial asciende a cerca de 1.2 billones de dólares al año. De ahí la importancia de esta Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer, en la que participan más de 300 especialistas, responsables de políticas públicas, y otras personalidades dedicadas a esta noble tarea en favor de la salud”.

El Primer Mandatario afirmó que la salud es el más preciado de todos los bienes del ser humano, y recordó las palabras del poeta, académico y erudito mexicano Ernesto de la Peña: “Es una condición necesaria para disfrutar los privilegios de la vida”.

Resaltó que en México “estamos trabajando para reducir la exposición a los factores de riesgo asociados con el desarrollo de esta enfermedad, disminuir la mortalidad en la población afectada y mejorar la calidad de vida de los pacientes”.

“Con más de 80 mil casos al año, este padecimiento es la tercera causa de muerte, 12 por ciento del total”, informó.

Mencionó que para asegurar que las familias de menores ingresos puedan ejercer su derecho a la salud, “este Gobierno ha cubierto por medio de un programa de política social que tenemos en nuestro país, el Seguro Popular, el tratamiento de casi 129 mil casos de cáncer”.

Refirió también que en junio de este año “México creó el Registro Nacional de Cáncer, que permitirá conocer la situación de la patología, el número de enfermos y el impacto de las acciones para combatirla”.

Subrayó que, de acuerdo con nuestras prioridades nacionales y nuestros compromisos internacionales, “estamos impulsando un programa integral de prevención y control del cáncer”. Se trata, dijo, “de un modelo de atención que permitirá unificar los criterios, formas de manejo y presupuestos”.

Aseguró que “la inversión oportuna, bajo un enfoque integral, con el firme respaldo del Gobierno de la República, contribuirá a combatir la prevalencia de este padecimiento en los años y décadas por venir”.

En el evento, realizado en el Palacio de Minería, el Titular del Ejecutivo Federal reiteró la bienvenida a quienes participan en esta Cumbre de Líderes. “Los recibimos con orgullo, gratitud y esperanza. Orgullo, porque este año han elegido a América Latina, y en particular a México, como sede de sus trabajos. Gratitud, por la dedicación y la determinación con las que contribuyen a promover la salud y a mejorar la calidad de vida de millones de personas que libran una batalla personal contra el cáncer. Esperanza, porque sabemos que estos trabajos que forman parte de nuestra batalla colectiva contra este padecimiento, nos conducirán, tarde o temprano, al triunfo de la ciencia sobre el cáncer”, señaló.

Expresó su reconocimiento “a los organizadores de la Cumbre Mundial de Líderes Contra el Cáncer 2017, a la Unión Internacional Contra el Cáncer, la Organización Mundial de la Salud, el Organismo Internacional de Energía Atómica, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, y al anfitrión, nuestro Instituto Nacional de Cancerología”.

“En sus deliberaciones, estoy seguro, encontraremos razones y motivos para que todos, sociedad y Gobierno, hagamos del combate de esta enfermedad una prioridad para la salud en todo el mundo”, indicó.

LA SALUD DE LA GENTE ES TEMA DE TODOS: TABARÉ VÁZQUEZ ROSAS, PRESIDENTE DE URUGUAY

El Presidente de la República Oriental del Uruguay, Tabaré Vázquez Rosas, calificó al cáncer como uno de los desafíos sanitarios más relevantes de nuestra época, ya que esta enfermedad y la patología cardiovascular son la primera causa de mortalidad en el mundo.

“La enfermedad es tema de médicos, pero la salud, la salud de nuestra gente, es tema de todos: de los médicos, de los Gobiernos, de la sociedad civil organizada, de las sociedades de ayuda, de todos, y todos juntos tenemos que trabajar contra esta patología”, señaló.

El Mandatario uruguayo, quien también es embajador del Proyecto C/Can 2025 de la Unión Internacional Contra el Cáncer, habló de la importancia de la detección temprana, ya que “la detección del cáncer en una fase avanzada, así como las dificultades de acceso a diagnóstico y tratamiento, son problemas frecuentes, especialmente en los países de ingresos bajos o medianos donde vive la mayoría de las personas a las que se les ha diagnosticado algún cáncer”.

Dijo que en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, de la que México forma parte, se busca, con acciones audaces, “acelerar el proceso para de aquí a 2030 reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles, entre las cuales el cáncer ocupa el segundo lugar”.

Tabaré Vázquez aseguró que es fundamental mejorar la prevención y la detección temprana porque salva vidas y evita altos costos para las personas y los sistemas de salud. “Debemos intentar involucrar a los Gobiernos, a la sociedad civil, a las organizaciones empresariales, sindicales, de trabajadores, a toda la sociedad, en la lucha contra este flagelo, contra estas enfermedades”, refirió.

DEBEMOS TRABAJAR DE MANERA COLECTIVA PARA TENER PREVENCIÓN, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER: SANCHIA ARANDA

Sanchia Aranda, Presidenta de la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), señaló que lo más importante de la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer 2017, es crear conexiones que ayuden a mejorar el futuro en el control del cáncer.

Dijo que durante este evento, que se lleva a cabo por primera vez en un país de América Latina, organizaciones y empresas tienen la capacidad de atacar la carga que representa esta enfermedad en más de 70 países.

Indicó que uno de los objetivos es impulsar que las ciudades sean focos de esperanza para las personas que tienen un diagnóstico positivo de cáncer. “A nombre de los socios de esta Cumbre, la Organización Mundial de la Salud y todas las agencias involucradas y organismos, me gustaría que reflexionemos en cómo las ciudades pueden llevar al cambio, contribuyendo a mejorar la ambición para reducir los problemas relacionados con el cáncer para las siguientes generaciones”, señaló.

Informó que en septiembre de 2018, en reunión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los países dialogarán acerca de sus progresos. Sin embargo, éstos no han sido adecuados, por lo que se requiere “trabajar de manera colectiva para poder tener prevención, diagnóstico y tratamiento”, concluyó.