• La inversión realizada por empresas nacionales supera los 135 mil millones de dólares que empresas del exterior han realizado en nuestro país en el mismo lapso, refirió el Presidente Peña Nieto.
  • México se ha venido consolidando como un destino confiable, que además está atrayendo mayores inversiones nacionales y de otras empresas del extranjero, que están aprovechando la plataforma que hoy se viene consolidando a partir de las Reformas Estructurales que se han impulsado, señaló.
  • Bajo el liderazgo del Presidente Peña Nieto se han impulsado Reformas que tienen el potencial de transformar a México y que empiezan a dar resultados visibles: Alejandro Ramírez Magaña, Presidente del Consejo Mexicano de Negocios.

El Consejo Mexicano de Negocios (CMN) anunció hoy al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, que este año invertirá en el país 31 mil 430 millones de dólares, con lo que en el periodo 2013-2017 las empresas que lo integran acumulan inversiones por más de 152 mil millones de dólares en México.

El Primer Mandatario refirió que “la Inversión Extranjera Directa que nuestro país ha recibido en ese mismo periodo es de 135 mil millones de dólares. Es decir, la inversión realizada por empresas nacionales supera la que empresas del exterior han realizado en nuestro país”.

Para dar mayor contexto al monto anunciado hoy, el Titular del Ejecutivo Federal señaló que durante los primeros cuatro años de la Administración del Presidente Miguel de la Madrid la Inversión Extranjera Directa fue de 6 mil millones de dólares; en el mismo periodo de la Administración del Presidente Carlos Salinas de Gortari fue de 13 mil millones de dólares; en la Administración del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León fue de 36 mil millones de dólares; en los primeros cuatro años de la Administración del Presidente Vicente Fox fue de 97 mil millones de dólares; y en el mismo periodo de la Administración del Presidente Calderón fue de 107 mil millones de dólares.

Aseguró que eso significa que “México se ha venido consolidando como un destino confiable, que además está atrayendo mayores inversiones nacionales y de otras empresas del extranjero que están aprovechando la plataforma que hoy se viene consolidando a partir de las Reformas Estructurales que se han impulsado”.

Añadió que este entorno también se debe al “desarrollo que como nación hemos venido teniendo a través del impulso a la infraestructura, que nos vuelve un país mucho más competitivo”.

El Presidente Peña Nieto destacó que “la confianza de los inversionistas en México no es casualidad; se basa en el entorno económico atractivo, a pesar de un contexto internacional adverso”.

Tras indicar que “juntos estamos enfrentando grandes retos como país”, mencionó que desde el Gobierno de la República “consideramos que el rumbo trazado ha sido el correcto, y así lo confirman las buenas cifras económicas de los primeros meses de este año:

  • La desocupación laboral actualmente es de 3.2 por ciento, se encuentra en su nivel más bajo desde hace nueve años.
  • El consumo privado está creciendo a tasas por encima del 4 por ciento. En febrero fue de 4.5 por ciento a tasa anual, el incremento más alto para un febrero desde hace cinco años.
  • La venta de automóviles, un buen indicador de la consolidación de la clase media, está a niveles históricos: 493 mil automóviles para el primer cuatrimestre de este año.
  • El padrón de contribuyentes creció más de 50 por ciento y la recaudación tributaria en 80 por ciento, en términos reales. Entre 2012 y 2016, la recaudación del Estado pasó de ser del 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto, a constituirse en el 14.1 por ciento.

El Primer Mandatario añadió que “las Reformas Estructurales están abriendo oportunidades que fueron pospuestas durante varios años. La propia OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) calificó a México como el mayor reformador de entre sus países miembros”.

Apuntó que “la inversión en infraestructura carretera, portuaria y aeroportuaria, también de magnitud histórica, complementa la transformación estructural de nuestro país. El Programa Nacional de Infraestructura contempla una inversión global de 7.7 billones de pesos que, en su mayoría, se está ejerciendo en tiempo y forma”.

El Presidente de México señaló que el entorno alentador para las inversiones “deriva en buena medida de tener un escenario adecuado, óptimo, para hacer de México un destino confiable, y mantener esta condición, sin duda, implica en sí mismo un enorme reto”.

Detalló algunos factores que, sin duda, “tienen especial acento en esta condición de certidumbre para los inversionistas”:

PRIMERO: “El compromiso con la estabilidad macroeconómica, como la condición primordial de una economía sana. El Gobierno de la República no ha escatimado ningún esfuerzo, incluso el haber tenido que asumir ajustes al gasto público, para poder mantener en una condición sana las finanzas públicas”.

SEGUNDO: “La determinación de lograr la total instrumentación de las Reformas Estructurales”.

TERCERO: “El fortalecimiento del Estado de Derecho a través de instituciones. Estamos avanzando, primero, para la consolidación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio que está consolidándose, que ya ha entrado en pleno vigor en toda la geografía nacional, tanto en los ámbitos locales como en el ámbito federal; y, por supuesto, que significa romper con paradigmas, con modelos o con estilos o formas de hacer justicia en el pasado.

Afirmó que “está pendiente todavía, y estamos avanzando, en varias reformas a lo que hemos denominado la Reforma a la Justicia Cotidiana, toda aquella que no es penal. La justicia penal sólo representa el 10 por ciento. El resto, el 90 por ciento: la justicia laboral, la justicia familiar, la justicia mercantil, la justicia civil, merecen también una mayor atención y para eso hemos planteado 12 grandes reformas a distintos ordenamientos legales que nos permitan, así como lo hacemos en el ámbito penal, asegurar que la justicia sea mucho más homogénea en la geografía nacional, más transparente y también más rápida”.

Mencionó también “la debida implementación de los Sistemas Nacionales de Transparencia y Anticorrupción”.

“Que asumamos un nuevo paradigma, un nuevo modelo, una nueva forma de actuar, convoca al esfuerzo de los Gobiernos, de sus instituciones, las que han sido creadas, y también de la sociedad en su conjunto. Todos tenemos que ser parte de este esfuerzo colectivo que permita asegurar que realmente, gradualmente y de manera rápida, podamos desterrar esto que tanto costo y tan lastimoso resulta para la sociedad mexicana”, subrayó.

CUARTO: La capacidad de establecer una relación mutuamente benéfica con otros países, y notoriamente con los Estados Unidos.

El Presidente Peña Nieto expresó su reconocimiento a los empresarios nacionales “por el compromiso que ustedes, mujeres y hombres de empresa, tienen con México, porque desde su espacio de actuación contribuyen de manera muy decidida a crecer con México, a invertir en México, a generar empleos para mexicanas y mexicanos, y de esa manera a seguir generando riqueza que nos permite combatir la desigualdad y la pobreza, algo que está entre las grandes prioridades que tenemos como nación”.

EL CONSEJO MEXICANO DE NEGOCIOS RATIFICA SU COMPROMISO CON EL PAÍS, Y REITERA SU OPTIMISMO Y CONFIANZA EN EL PRESENTE Y FUTURO DE MÉXICO: ALEJANDRO RAMÍREZ MAGAÑA

Alejandro Ramírez Magaña, Presidente del Consejo Mexicano de Negocios, ratificó el compromiso de los empresarios con el país, así como su optimismo sobre el presente y el futuro de México. Subrayó que bajo el liderazgo del Presidente Peña Nieto se han impulsado “las reformas más profundas e importantes de la historia reciente de nuestro país; reformas que tienen el potencial de transformar a México y que empiezan a dar resultados visibles”.

Dijo que es responsabilidad de todos trabajar coordinadamente para su implementación efectiva, y expresó: “cuente con las empresas del Consejo Mexicano de Negocios para acompañarlo y apoyarlo en esta misión por transformar a México”.

Destacó que “este año será clave para consolidar la implementación de las reformas estructurales que usted ha impulsado con tanto valor, así como para concretar las reformas pendientes que nos permitan seguir consolidando nuestra democracia”.

Para crecer, apuntó, “no sólo se requiere de un sector productivo capaz de aprovechar sus ventajas comparativas dentro de la economía global y del esfuerzo decidido de sus colaboradores, sino también, de contar con instituciones sólidas que le generen confianza a los mexicanos”.

“Así, independientemente de los ciclos políticos, los ciudadanos sabremos que contamos con instituciones que protegen nuestros derechos, que velan por nuestros intereses y que pueden consolidar la democracia representativa que con tanto trabajo hemos construido durante los últimos 20 años”, abundó.

Precisó que hay razones para ser optimistas: “vemos que el país sigue creciendo, que consolida su mercado interno y mejora sus perspectivas de consumo, a diferencia de varios países importantes de la región que no crecen o decrecen”.

Ramírez Magaña refrendó: “trabajamos en estrecha colaboración con su Administración, señor Presidente, así como con la sociedad civil organizada, para enfrentar los retos que los tiempos nos deparan en unidad y con la convicción de que trabajando juntos, gobierno, empresa y sociedad civil, no hay reto o adversidad que no podamos superar”.