Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar a las autoridades aquí presentes.

Al señor Gobernador del Estado de Jalisco, a quien agradezco su mensaje de bienvenida, su hospitalidad.

Y de igual manera, al señor Gobernador de Guanajuato, que también aquí nos acompaña en la entrega de esta importante obra de infraestructura vial, que conecta a dos entidades de esta región de nuestro país.

Saludo a las autoridades aquí presentes del Gobierno de la República, de los gobiernos estatales de Jalisco y de Guanajuato.

Y, de igual manera, a los Presidentes Municipales de Lagos de Moreno; de León, Guanajuato; de Silao, que también se sumó y nos acompañó ahí, justamente, en el aeropuerto, en el que llegué hace un momento.

Saludo a las distintas autoridades aquí presentes. A alcaldes, a delegados Federales. Pero especialmente quiero saludar a todas las familias que aquí se dan cita, especialmente de Lagos de Moreno y de León, Guanajuato. Muchas gracias por acompañarme.

Quiero compartirles de manera muy puntual en ésta, quizá breve visita, pero significativa, por lo que me permite compartir con la sociedad mexicana, desde Jalisco, cómo estamos avanzando en materia de infraestructura y en el desarrollo de la misma, para potenciar las capacidades y las fortalezas que México tiene que ofrecer a los mexicanos y al mundo entero.

Ustedes, seguramente, de haber seguido lo que los medios de comunicación han informado respecto de varios anuncios que recientemente hemos hecho allá, en la Ciudad de México, y en otras partes de nuestro país, con referencia a importantes inversiones de empresas globales y nacionales que se están haciendo en nuestro país.

El Gobernador de Guanajuato me acompañó, precisamente, como él lo refirió, en el anuncio de inversión de una industria o de una empresa automotriz que ahora habrá de establecerse en su estado. De igual forma, ha ocurrido con otras inversiones anunciadas para el Estado de Jalisco y para otras entidades del país.

Inversiones que a final de cuentas vienen a reconocer la condición de fortaleza que tiene nuestro país, que vienen a acreditar y a ser aval justamente de la confianza, y de la gran confianza que hay en nuestro país, y cómo el mundo está observando cómo nuestro país se viene posicionando como una Nación que, sin duda, favorece a la atracción de inversiones que se vuelven inversión productiva, que favorece a elevar la calidad de vida de las familias que viven en nuestro país.

Y también, y sobre todo, y de manera muy importante, contribuyen a generar empleo y oportunidades de realización personal para millones de mexicanos.

Déjenme dar tres datos que recientemente se han dado a conocer, tanto por INEGI, como por algunas otras consultorías internacionales.

El primer dato tiene que ver con la tasa de desempleo, que el día de ayer dio a conocer INEGI, que representa la tasa más baja que en materia de desempleo hubiésemos tenido para un mes de marzo desde el año 2008; la tasa de desempleo es de 3.9 por ciento.

Esto significa que hoy hay más mexicanos que están encontrando empleo, y que entre la población que está en oportunidad de ocuparse y de emplearse en algún trabajo, hoy sólo 3.9 por ciento no tienen esta posibilidad. Es decir, ha disminuido de manera sensible la tasa de desempleo de nuestro país.

Esto es consistente también, con los empleos que se han generado. De acuerdo con datos del Seguro Social, en el primer trimestre del año 2015, se han generado más de 298 mil empleos formales, empleos que cotizan a la seguridad social del Seguro Social, empleos bien remunerados y empleos dignos.

Y un tercer dato, precisamente el de una consultora internacional, que nuevamente, a partir de lo que habré de compartirles; a partir de ello, nuevamente nuestro país se coloca como un país confiable y dentro de los primeros 10 países dignos, y que están siendo observados por empresas internacionales para invertir.

Pasamos de estar en el lugar número 12, a ocupar, de acuerdo a esta consultora internacional, la posición número nueve, entre los países de todo el mundo que están siendo vistos como oportunidades de inversión, e importante para el desarrollo de nuestro país.

Esto, sin duda, obedece, creo yo, a dos muy poderosas razones. La primera, a que nuestro país ha llevado a cabo, importantes cambios estructurales.

Qué significa esto.

Hemos hecho modificaciones legales, especialmente en ámbitos que nos van a permitir crecer económicamente.

Como Nación teníamos que encontrar cómo potenciar nuestra fortaleza; cómo a partir de lo que hemos logrado, a partir de varias generaciones y de sus esfuerzos, cómo lográbamos realmente mejorar el ritmo de crecimiento económico de nuestro país.

Porque crecer económicamente significa, también, generar bienestar para las familias mexicanas. Cuando el dinamismo de nuestra economía es mayor, esto posibilita que haya más empleos, y que haya mayores opciones de desarrollo para los mexicanos.

Y, sin embargo, no obstante los cambios que se habían dado en el pasado, el ritmo de crecimiento de nuestro país seguía siendo insuficiente.

Por eso desde el inicio de esta Administración decidimos hacer cambios de carácter estructural, porque significa asentar nuevas bases que hagan posible que nuestro país despegue y que tenga oportunidad de crecer a mayores tasas y, en consecuencia, a generar más empleo y mayor bienestar para su población.

Estas reformas se van a ir sintiendo en el beneficio a las familias mexicanas de forma gradual. Pero lo más importante es que se han materializado.

Y como lo he señalado también, de manera reiterada, hoy nos ocupa precisamente la debida instrumentación de estas reformas, que hagan posible que los beneficios y que la calidad de vida que se espera den a la población, se alcancen en el menor tiempo posible.

La otra poderosa razón, precisamente de que hoy México sea visto nuevamente entre los primeros países como opción de inversión y de atraer inversión, otra poderosa razón es precisamente toda la obra de infraestructura que venimos desarrollando.

Nos hemos propuesto un ambicioso plan de infraestructura que anunciamos en su momento que tiene que ver con la construcción de nuevas autopistas, de nuevas carreteras, de modernización de varias de las existentes, de ampliar los puertos que tiene nuestro país, de ampliar las líneas ferroviarias que corren por el territorio nacional.

Esto qué trae aparejado.

Sin duda, calidad de vida para los habitantes que viven en esta conectividad que generan esta red de comunicación. Pero al mismo tiempo, eleva nuestra competitividad; es decir, nos hace ser un destino, como Nación, más confiable, más moderno y más atractivo que muchos otros países.

Es por estas dos razones: reformas estructurales e inversión en infraestructura, lo que está posibilitando que México se esté posicionando como un destino confiable para atraer más inversión productiva y generar empleos entre los mexicanos.

Ese es el ejemplo que significan las dos obras que hoy estamos entregando.

Ésta, en donde nos encontramos, que es esta ampliación de la carretera que conecta a Lagos de Moreno con León, a León con Lagos de Moreno.

Y al mismo tiempo la ampliación que aquí estamos anunciando y entregando de manera remota, que es la ampliación de la entrada de la carretera-autopista, que va desde la Ciudad de México a Guadalajara y que en el acceso principal, en los primeros 16 kilómetros de salida, y más bien, de llegada ya a Guadalajara, se han ampliado de seis a 10 carriles.

Estas dos obras de infraestructura vial significan una inversión casi de mil 200 millones de pesos.

Pero más allá de las cifras, más allá del monto de inversión, lo más relevante es que, con ello, estamos también contribuyendo a ampliar la conectividad, ampliar nuestra competitividad, y a elevar la calidad de vida de los habitantes que viven en estas regiones de nuestro país.

Sumado a todo ello, quiero decirles a los habitantes de Jalisco que seguimos haciendo importantes inversiones en materia de infraestructura.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes ya refirió, y no con ello me amplío, ya refirió puntualmente cuáles son por lo menos las obras más emblemáticas que mayor inversión está demandando, que, sin duda, van a elevar la competitividad del Estado de Jalisco y le van a dar mayor calidad de vida a sus habitantes.

Y por ello, es que me congratulo, como aquí le han hecho los Gobernadores que me han antecedido en el uso de la palabra, con la entrega de esta obra en la que estamos hoy, aquí, ubicados.

Es una carretera que habrá de conectar a dos estados que, ya lo dijeron ellos, dos estados hermanos; dos estados vecinos geográficamente, y que las redes de comunicación, que las vialidades que estamos construyendo, como ésta que hoy entregamos, sin duda acerca aún más a los pobladores de estas dos grandes entidades.

Por un lado, acerca al Gobernador del estado vecino, de Lagos de Moreno, y de igual manera acerca al estado, de este estado, al Gobernador de este estado, al estado de León, donde se ubica León. Por ello, a ambos Gobernadores, en esta cercanía. Ya me confundí con tantas, en este trabalenguas que yo mismo fui construyendo.

Pero lo que quise decir, al final de cuentas. Queriendo replicar un poco la broma que había hecho el Gobernador de Guanajuato, que no me salió muy bien.

Pero que en pocas palabras quise decir: al Gobernador que está cerca de Lagos de Moreno y al Gobernador que está cerca de León, de estos dos estados vecinos y hermanos; ahora se encuentran más cerca a través de la carretera, o de esta ampliación que estamos entregando.

Por ello, quiero felicitarles a ambos, y más celebrar la buena coordinación de esfuerzos que hay entre los dos gobiernos; el que armonicen sus esfuerzos, y que sepan, como lo quiero hoy reafirmar ante quienes nos acompañan, que tienen invariablemente el respaldo y apoyo del Gobierno de la República.

Ustedes pueden dar referencia, y así lo pueden acreditar, porque el Gobierno de la República hace equipo y se suma a los esfuerzos que realizan los gobiernos de las distintas entidades federativas.

Más allá del origen partidario que tenga cada gobierno, hoy, como al igual que a ellos, nos ocupa una sola tarea: generar condiciones de bienestar para la población a la que servimos, para la población que nos ha dado su confianza para estar en estas responsabilidades.

Y por ello, hoy, aquí, el Gobierno de la República reitera su compromiso, y reitera también su invariable disposición para seguir trabajando en equipo y seguir sirviendo a los habitantes del estado de Jalisco y del estado de Guanajuato.

Muchas felicidades, señores Gobernadores.

Quiero concluir, solamente dejando en ustedes, quienes nos acompañan en este evento y, sobre todo, en las familias del municipio de Lagos de Moreno y de quienes nos acompañan de León y del estado de Guanajuato.

Quiero pedirles que, a través de ustedes, hagan llegar un saludo muy afectuoso a todos los habitantes de Jalisco y de Guanajuato, y que sepan que en el Gobierno de la República seguimos trabajando para mover a México y llevar a nuestro país a mejores condiciones.

Muchísimas gracias.