El Presidente Enrique Peña Nieto sometió hoy a la aprobación de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la designación de Irene Espinosa Cantellano para cubrir la vacante generada por el nombramiento de Alejandro Díaz de León Carrillo como Gobernador del Banco de México, a partir de que la Comisión Permanente la ratifique y hasta el 31 de diciembre de 2024. 

Irene Espinosa Cantellano es licenciada en economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y Maestra en Políticas Públicas por la misma institución.

Actualmente se desempeña como Tesorera de la Federación en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, cargo que ocupa desde el 16 de abril de 2009. 

A lo largo de 30 años de trayectoria profesional, ha sido Subtesorera de Operación en la propia Tesorería de la Federación, Coordinadora de Asesores de la Titular de la Tesorería de la Federación; y Consejera Principal de la Oficina del Director Ejecutivo para México y República Dominicana del Banco Interamericano de Desarrollo, en Washington D.C. 

También se ha desempeñado como Coordinadora General del Centro de Evaluación Socioeconómica de Proyectos en el Instituto Tecnológico Autónomo de México; Subdirectora de Asuntos Internacionales del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, e Investigadora en el Centro de Estudios Económicos del Banco Nacional de México.  

En el ámbito académico, es catedrática de tiempo completo a nivel licenciatura y maestría en las áreas de microeconomía y evaluación social de proyectos en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. 

El Banco de México es una institución autónoma del Estado y sus funciones están encomendadas a una Junta de Gobierno y a un Gobernador. En consideración a la trayectoria profesional y académica de Irene Espinosa Cantellano, y de acuerdo a los artículos 39 y 41 de la Ley del Banco de México, el Ejecutivo Federal considera que es la persona idónea para cubrir la vacante al cargo de Subgobernador de dicho órgano constitucional autónomo.