MODERADOR: Preside este evento, Restauración del antiguo Palacio de Cortés y murales de Diego Rivera, la presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Lo acompañan:

El gobernador constitucional del estado de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero.

El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diego Prieto Hernández.

El subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Juan Pablo de Botton Falcón.

Asimismo, damos la bienvenida a los representantes de los medios de comunicación y a quienes nos siguen a través de las redes sociales.

Todas y todos ustedes sean bienvenidos.

Procedemos con el mensaje de bienvenida a cargo del gobernador constitucional del estado de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

CUAUHTÉMOC BLANCO BRAVO, GOBERNADOR DE MORELOS: Muy buenas tardes a quienes nos acompañan esta tarde.

Señor presidente, bienvenido al estado anfitrión del mundo. Morelos es su casa.

Saludo cordialmente a la comitiva que lo acompaña.

Nos sentimos muy agradecidos por la cercanía que usted ha tenido con nuestro estado, lo ha mostrado durante su gestión. Nos llena de orgullo ser de los estados que más ha visitado. Ha sido de gran ayudar para impulsar nuestro desarrollo y también para refrendar nuestro compromiso con su proyecto de nación.

Por mucho tiempo Morelos vivió en el abandono, se frenó el desarrollo del pueblo, y gracias a su apoyo se reactivaron los derechos de las familias morelenses a una mejor calidad de vida y espacios de servicio de calidad, todo como parte del trabajo en equipo y de la transformación que vive el país.

Somos un estado congruente con los principios de la transformación. Hemos trabajado muy duro para construir las bases de una vida digna, y para consolidar un estado de igualdad e inclusión, siempre priorizando el bienestar de las familias morelenses.

En los próximos días rendiremos nuestro quinto informe de gobierno, y desde el primer día nuestro compromiso fue trabajar a favor de los sectores más vulnerables, damos prioridad al trabajo cercano al pueblo y nos atendemos con la frente en alto.

Logramos reactivar a nuestro estado sumido en el abandono. Entregaremos una administración ordenada con finanzas sanas, con una proyección real de recuperación y de desarrollo. Hemos redoblado esfuerzos para recuperar la paz social apegados a la estrategia federal de seguridad, que logramos anular importantes objetivos generadores de violencia en el estado, personajes que antes nadie se había atrevido a tocar; y hoy el campo se ha recuperado, la educación, la salud y el acceso al agua. Se volvieron un derecho real en todos los Morelos.

Señor presidente:

Esa es nuestra realidad. Ha sido un honor hacer equipo con usted y nos llena de alegría tenerlo en casa. Refrendamos todo nuestro apoyo a su proyecto de gobierno y sabemos que el cambio que encabeza va por un buen camino. Somos un México fuerte.

Y muchísimas gracias, señor presidente, por siempre nos ha apoyado en cada momento desde que tomó su gestión. Muchísimas gracias por todo el apoyo que nos ha dado.

MODERADOR: A continuación, hace uso de la palabra el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, antropólogo Diego Prieto Hernández.

DIEGO PRIETO HERNÁDEZ, DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA(INAH): Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes. Señor presidente, querida secretaria de Cultura, Alejandra Frausto; estimado gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco.

Decirle, presidente, que con el apoyo de este hermoso pueblo de Morelos seguimos y seguiremos transformando México, porque este cambio no se detiene. En el año 2017, dos terremotos de magnitud intensa sacudieron al país, fue una catástrofe terrible que afectó dos mil 340 monumentos arqueológicos e históricos de propiedad federal y más de 900 monumentos históricos, artísticos y de valor patrimonial, de propiedad estatal, municipal o de particulares que requirieron el apoyo del gobierno; fue una catástrofe terrible, tal vez equiparable a las más de tres décadas de neoliberalismo que trajeron consigo privatización, corrupción, desigualdad y un descuido absoluto por los derechos del pueblo.

Pero el pueblo de México y el pueblo de Morelos se recupera, por supuesto, de las adversidades y, así como decidió desde 2018 iniciar un cambio en la vida social de este país, también desde el día siguiente de terremoto se empezó a trabajar con las comunidades para recuperar el patrimonio afectado tras los sismos el 7 y 19 de septiembre de ese terrible año de 2017.

En este caso, presidente, le venimos a presentar con enorme orgullo cómo de la mano con la Secretaría de Cultura y el gobierno de Morelos hemos avanzado mucho en la recuperación del patrimonio afectado.

Hoy, con el presidente hemos recorrido el Antiguo Palacio de Cortés, ahora Museo Regional de los Pueblos de Morelos, para atestiguar que no sólo se restauraron sus estructuras arquitectónicas, no sólo se recuperó el torreón del reloj, no sólo se restauraron los murales de Diego Rivera, incluso se descubrieron otros murales que están en este hermoso edificio, sino que el edificio está en mejores condiciones que antes del terremoto.

En el caso de Morelos vimos afectados 259 inmuebles arqueológicos e históricos de propiedad federal y cerca de 200 inmuebles de valor patrimonial a lo largo y ancho del estado de Morelos. Y de la mano con la Secretaría de Cultura, con el apoyo de las autoridades de Morelos y de los municipios, hemos podido recuperar ya más del 85 por ciento del patrimonio afectado.

Se ha invertido recurso, pero sobre todo lo que se ha invertido es el talento y el esfuerzo de las comunidades. Decirle, presidente, que agradecemos mucho que desde el año pasado se instruyó un mecanismo para poder avanzar con mayor fuerza en la restauración de los inmuebles afectados, pero también de todo el contenido en bienes muebles, murales, pinturas, esculturas, imágenes veneradas por los pueblos.

Y por eso me da mucho gusto también que esté aquí el subsecretario de Hacienda, Juan Pablo de Botton, porque él ayudó mucho a que con la coordinación de la secretaria Alejandra Frausto se pudiera avanzar inmensamente este año.

Y yo quiero ofrecerles a ustedes, y a la secretaria de Cultura, que coordina este programa, todo el apoyo para que podamos terminar este año la restauración de todos los bienes, muebles e inmuebles afectados por los sismos.

Tenemos que cumplir y estamos cuidando el patrimonio de Morelos, de México y de toda la humanidad.

Gracias.

MODERADOR: Estimado público, escuchemos el mensaje que nos dirige el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Cuernavaca y de los pueblos, municipios de Morelos:

Me da mucho gusto estar de nuevo con ustedes. Vamos a seguir adelante en el tiempo que nos falta para terminar nuestro mandato. Y como estamos acostumbrados a trabajar, a aplicarnos; estos siete meses y días son como un año y medio lo que nos falta, pero en realidad tenemos que entregar la banda presidencial a finales de septiembre.

Les voy a dar algunas opiniones sobre el por qué debo entregar la banda:

Primero, porque nosotros somos partidarios del sufragio efectivo, no reelección. Ese fue el lema que levantó al pueblo para derrocar a la dictadura porfirista; porque Porfirio Díaz llegó con la bandera de la no reelección en 1976 y se quedó 34 años, y por eso el Apóstol de la Democracia, Francisco I. Madero, planteó que no debe de haber reelección.

También hay otra razón de fondo, el que ya estamos cerrando nosotros un ciclo y no debemos de sentirnos insustituibles, no caer nunca en el necesariato, no tenerle mucho cariño, que no haya tanto apego ni al poder ni al dinero.

Pero, además, esto para los electricistas y para todo el pueblo, ¿saben que voy a entregar la banda? No puedo hablar de ese tema, pero sí decirles que va a continuar la transformación. Le voy a entregar la banda a quien va a actuar con honestidad, con rectitud, y siempre con mucho respeto y amor al pueblo.

La transformación, el cambio, viene acompañado de la justicia. Y ya no van a poder los conservadores reaccionarios regresar por sus fueros. ¡Al carajo la corrupción!

Por eso vengo a Cuernavaca, Morelos, a decirles que van a continuar los Programas de Bienestar. Estoy enviando un paquete de iniciativas de reforma a la Constitución para que, esté quien esté en la Presidencia, ya esos programas se conviertan en derechos de nuestro pueblo y no los puedan quitar.

Aquí, en Morelos, haciendo una revisión, tenemos 21 mil 408 jóvenes que están como aprendices en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que les está llegando un apoyo, porque no han tenido oportunidad para el estudio, para el trabajo, y se les está contratando para que trabajen de aprendices en tiendas, en talleres, en empresas, en el campo, en la ciudad, porque no queremos que los enganchen, que se los lleven los de las bandas de la delincuencia. Estamos atendiendo a los jóvenes, siempre va a haber oportunidad para los jóvenes.

Esto lo estamos elevando ya a rango constitucional este programa. Nunca más abandonar a los jóvenes, darles la espalda a los jóvenes, garantizarles el derecho al estudio y el derecho al trabajo.

Aquí, en el caso de Morelos, hay cinco mil 147 jóvenes que están recibiendo una beca para estudiar en el nivel universitario, son cinco mil 600 pesos bimestrales.

Aquí, también, 24 mil 757 estudiantes de nivel preparatoria tienen su beca, todos los estudiantes de nivel medio superior.

¿Qué se ha logrado con esto?

Mucho. Cuando entramos al gobierno había una deserción, un abandono en este nivel de escolaridad, que tiene que ver con los adolescentes, del 14 por ciento; ya se redujo la deserción al siete por ciento y vamos a seguir apoyando a los jóvenes, que no abandonen la escuela.

También tenemos 61 mil jóvenes que están recibiendo, más que nada niñas, niños que reciben sus becas de educación básica, esto va a continuar y también estoy planteando que pase a ser un derecho constitucional.

Ya están funcionando tres universidades públicas en Morelos con mil 194 alumnos, que también están becados, es educación pública y gratuita. Y vamos a seguir apoyando a la universidad pública de Morelos, lo hemos hecho.

Estamos apoyando a las sociedades de madres, de padres de familia, se les están entregando presupuestos de manera directa a cada sociedad de padres y madres de familia para que le den mantenimiento a sus escuelas. En todo Morelos hay mil 547 escuelas, y ya se han entregado apoyos directos a mil 48 escuelas, 68 por ciento, pero lo que nos queda de tiempo va a significar que todas las escuelas de educación básica van a tener presupuesto para el mantenimiento de sus aulas, de sus planteles escolares. 

También, y eso ya ni lo debería de decir, pero no les gusta mucho a los conservas, a los conservadores, pero es un: tengan, para que aprendan.

Miren, 206 mil 989, bueno, 207 mil adultos mayores, ancianos respetables, veteranos como el que les habla, ya tienen su pensión, todos los morelenses, mujeres y hombres, y ya aumentó la pensión a seis mil pesos bimestrales, y ahora les está llegando más porque viene la veda electoral y van a recibir dos bimestres, es decir, se van a rayar.

Era un sueño que yo tenía y que quería convertir en realidad. Cuando inicié el gobierno en la Ciudad de México creé esta pensión, salió de esta cabecita. Y cuando llegué a la Presidencia se extendió e hice el compromiso que iba a ir aumentando año con año y estamos cumpliendo. Y voy a terminar y me voy a ir con la satisfacción de que nuestros adultos mayores van a tener, aunque sea una pequeña cantidad, para no padecer y que tengan cuando menos para su alimentación.

También, ya logramos que sea universal el programa de apoyo a personas con discapacidad, y eso va a continuar. Hay 14 mil 700 personas discapacitadas en Morelos que están recibiendo este apoyo.

Y también, hay becas para madres solteras, para que sus hijos no abandonen la escuela, son mil 64 becas.

Y estamos apoyando también a los campesinos de Morelos, imagínense, sí, aquí en la tierra de Emiliano Zapata, el dirigente y campesino más leal al pueblo. Además, no sólo un hombre justo, sino un hombre honesto.

Miren, al principio, cuando se llevaban bien Madero y Zapata, y ese fue el problema... Hoy estuvimos allá en el Castillo de Chapultepec porque hoy es el día de la lealtad, y este mes de febrero es mes muy negro en cuanto a la democracia, porque a partir del día de hoy de 1913 empezó a fraguarse el golpe, el asesinato del Apóstol de la Democracia, Francisco I. Madero.

¿Cómo podía Madero, que era un hombre bueno, mantenerse en el gobierno?

Solamente haciendo la alianza con los campesinos de Zapata, pero él era norteño, de Coahuila, y tenía una concepción distinta de las cosas. Quienes nacimos en el sursureste sabemos la importancia que tiene la tierra para la gente, y eso él no lo asimiló bien y no quiso o no pudo hacer esa alianza que le hubiese permitido contar con una base popular para resistir a la oligarquía porfirista y a los militares asesinos del porfiriato, si se hubiese logrado esa alianza.

No se dio y se quedó un hombre bueno, que creía en la democracia, en la libertad; se quedó solo, flotando, sin el apoyo del pueblo, y eso fue lo que aprovecharon los adversarios, los conservadores de entonces, el embajador metiche de Estados Unidos, que no quiero ni siquiera mencionar su nombre, el peor embajador que ha habido en la historia de México de Estados Unidos, y militares desleales.

Si se hubiese dado esa alianza con los campesinos, se hubiese avanzado en el proyecto de democratizar a nuestro país; no que asesinan a Madero y quedó pendiente esa asignatura, la democracia, porque triunfó la Revolución. Se avanzó en el terreno social, se apoyó a los campesinos, aquí en Morelos se entregaron las tierras que estaban en manos de hacendados, se les garantizó mejores condiciones laborales, salariales a los obreros que tenían que trabajar hasta 16 horas diarias, no había ni siquiera día de descanso, en todo eso avanzamos porque también se tuvo la suerte, la fortuna de tener un presidente patriota, popular, como el general Lázaro Cárdenas del Río.

Se avanzó mucho en lo social, pero, en el terreno democrático, no. Decía don Daniel Cosío Villegas, un gran historiador, que se había ausentado don Porfirio, pero se había quedado doña Porfiria. Y siguieron las prácticas antidemocráticas, y todo en beneficio de las minorías.

Por eso debemos de sentirnos orgullosos con esta transformación, porque se hablaba de democracia, sí, pero nada más era una pantalla, porque la democracia verdadera, auténtica, es el poder del pueblo y para el pueblo.

¿Y qué cosa era lo que había realmente, de acuerdo a la definición aristotélica?

Era una oligarquía, el gobierno para una minoría. El pueblo para ellos no existía, nada más iban a buscar al pueblo cuando necesitaban los votos para entregar despensas, frijol con gorgojo, materiales de construcción, pollos, patos, chivos, borregos, puercos, cochinos, marranos. Cómo me acuerdo de eso, que en todas las plazas hablábamos de que no se vendiera el voto.

Bueno, ahora ya hay una mejor distribución de la riqueza en el país, eso es la democracia, ya hay en el país una mejor distribución del ingreso, ya hay en el país una mejor distribución del presupuesto. Imagínense, cómo no voy a estar contento si, a pesar de la pandemia, que nos causó tanto dolor, sacamos adelante al país y hemos logrado en el tiempo que llevamos gobernando reducir la pobreza en México, como no había sucedido en mucho tiempo, y reducir la desigualdad.

Entonces, vamos a continuar apoyando a los campesinos, vamos a seguir entregando de manera directa apoyo a 16 mil 730 productores en Morelos; también se va a seguir entregando a todos los productores, pequeños, medianos, de manera gratuita el fertilizante, el abono para la tierra. Y todos los apoyos de manera directa. 

Ayer me hicieron una entrevista, una periodista extranjera, y me preguntaba. Le di la entrevista porque es muy buena, muy profesional, no es calumniadora como otros, que son muy famosos, pero muy cochinos. Y le comentaba yo, porque me preguntaba: ‘Bueno, ¿y cómo se ha inspirado?’ Bueno, en la historia del país, ahí están las enseñanzas, pero también recogiendo los sentimientos del pueblo.

Y le contaba yo de cómo un migrante de San Quintín, Baja California, me dijo después de un acto, cuando andábamos en campaña: ‘Vamos a ganar, licenciado, pero, así como el presidente Juárez separó el poder clerical del poder público, porque a Dios lo que es Dios y al César lo que es del César, así también hay que separar poder económico y poder político, y que el gobierno represente a todos, a ricos y a pobres’. Y eso es lo que estamos haciendo.

Pero otra cosa que me decían mucho es: ‘Vamos a ganar, pero no nos vaya a mandar el dinero, no nos vaya a mandar la ayuda con intermediarios, porque no llega o llega con piquete de ojo —así como ando yo, con tutupiche— llega con moche. Queremos que nos llegue directo’. Y esa también fue una enseñanza que ya pusimos en práctica, porque tenemos ya el banco con más sucursales en todo en México, el Banco del Bienestar.

Cada quien tiene su tarjeta, y ya aquí hay 39 bancos, sucursales, en Morelos, del Banco del Bienestar. Sin comisiones, ahí van y les entregan o ustedes recogen lo que por derecho les corresponde. Nada de que ‘somos de la Organización Emiliano Zapata’, o ‘somos del Movimiento Francisco Villa’. Queremos mucho a las organizaciones, pero es mejor directo, sin intermediación.

Y es muy importante la organización social, sobre todo esta organización de electricistas. Los conocí. ¿Saben que los conocí desde hace tiempo? Me da mucho coraje, mucho coraje porque era el sindicato, escúchenme, el SME era el sindicato más democrático de México. Había dos organizaciones sociales que merecían mucho respeto, el SME y la coordinadora de maestro.

Estamos hablando de que es el SME y que hay que unirnos todos. ¡Unidad! ¡Unidad! ¡Unidad!

A ver, pues, yo les voy a dedicar una, a ver qué les parece esta consigna: ¡Lucha, lucha, lucha, no dejes de luchar por un gobierno obrero, campesino y popular!

Vamos a seguir adelante con el plan de reconstrucción por los daños ocasiones por los sismos.

Me dio mucho gusto venir ahora a Cuernavaca a la reinauguración de este Museo de los Pueblos de Morelos. Les invito a que lo visiten porque, miren, la fuerza de México está en sus culturas, en el México profundo. Por eso somos una potencia mundial, por eso podemos enfrentar todas las adversidades, por eso podemos enfrentar temblores, inundaciones, incendios, malos gobiernos, pandemias, y siempre salimos adelante, por nuestras culturas; porque no nos trajeron la civilización hace 500 años los europeos, ya existía la civilización, tres mil, cuatro mil años antes de la era cristiana.

Aquí en lo que es el territorio de Morelos y de todo México florecieron grandes culturas y la olmeca, y muchas otras culturas, y la teotihuacana y muchas culturas, y esas culturas están ahí en ese museo, ahí está la historia, y para sentirnos orgullosos, porque nos apantallaron por mucho tiempo y quisieron someternos haciéndonos creer que venían a civilizarnos. No, no, ya existía en nuestro pueblo una gran reserva de valores culturales, morales, espirituales.

¿De dónde heredamos el que nuestro pueblo es trabajador?

De los más trabajadores del mundo, ahí está el ejemplo de nuestros paisanos migrantes.

¿Saben cuánto enviaron el año pasado a sus familiares?

Sesenta y tres mil 300 millones de dólares. Un aplauso para los hermanos migrantes.

Si el pueblo de México fuese un pueblo flojo e indolente, no saldría adelante en ninguna parte. Allá, en donde tienen un poco de oportunidad, los buscan a los trabajadores de la construcción de México, son los más deseados, mejores en todo el mundo, más destacados.

Entonces, ¿de dónde viene eso? Viene de lejos, viene del México profundo. 

¿De dónde viene la honestidad de nuestro pueblo? ¿Saben cuál es la mayor riqueza de México? La honestidad del pueblo.

¿Qué querían?

Corromper a todo el pueblo. Llegó una gran autoridad, bueno, de jerarquía hasta hace poco, llegó a decir que la corrupción era parte de la cultura del pueblo de México, fíjense hasta dónde habían llegado, cuando en nuestro pueblo no había avaricia.

Ustedes van y ven el mural de Diego aquí en este museo, el mural de Diego Rivera, van a ver cómo pinta a los conquistadores y los ojos cómo se les quieren salir cuando ven el oro, es la primera fiebre del oro. Por eso fue la colonización y por eso reprimieron. El mismo Cortés. Por eso fue muy bueno que ya el museo no se conozca, no lleve el nombre del Palacio de Cortés, no, es el Museo de los Pueblos de Morelos.

¿Saben qué hizo Cortés aquí, en Morelos, en Yecapixtla?

Una gran represión, él mismo lo escribe en una de sus cartas, dice que el río de Yecapixtla tardó como una hora teñido de sangre de esa matanza que se cometió.

Entonces, qué bueno que recordamos nuestro pasado, no nos dejemos apantallar por nadie, nosotros somos herederos de una cultura milenaria de muchos valores.

Ahí está el otro caso que sirve de ejemplo. Aquí hay violencia, que necesitamos acabarla, pero no con la ley del talión, no, como quieren los conservadores, diente por diente, ojo por ojo, así nos vamos a quedar chimuelos todos, o tuertos. No, hay que atender las causas. La paz es fruto de la justicia.

No les gusta, no me importa el que no les guste cuando digo abrazos, no balazos, porque estoy seguro que, si atendemos las causas, si la gente tiene para vivir con justicia, si tiene para sus alimentos, si son atendidos los jóvenes, si se combate la pobreza, si todos tenemos la oportunidad de estudiar, de esa manera vamos a ir enfrentando el flagelo de la violencia. No se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede apagar el fuego con el fuego, no se puede enfrentar el mal con el mal; el mal hay que enfrentarlo haciendo el bien, y eso es lo que vamos a seguir aplicando.

Y sí vamos a continuar apoyando en todo lo que es el programa de reconstrucción de edificios, de templos, porque esa es nuestra historia. Y si no sabemos de dónde venimos, difícilmente vamos a saber hacia dónde vamos, ahí están nuestras raíces. Entonces, vamos a seguir adelante.

Le digo también a las maestras, a los maestros de Morelos, que estoy enviando una iniciativa, también de ley, una iniciativa de reforma a la Constitución para que los maestros, los médicos, los policías, soldados, marinos, enfermeras, médicos, tengan un salario justo que esté establecido en la Constitución.

Y, también, decirles que ya envié una reforma a la Constitución para echar abajo las contrarreformas de pensiones, tanto la Zedillo como la de Calderón, porque con esas reformas a la Constitución un trabajador no iba a recibir el 100 por ciento de su salario al jubilarse. Ahora sí, va a ser 100 por ciento de su salario, eso es lo que estamos proponiendo.

Y, también, decirles que vamos a cumplir un compromiso que tenemos pendiente, que tiene que ver con el derecho a la salud.Antes de que yo termine va a quedar terminado el sistema de salud, es decir, van a quedar funcionando centros de salud, unidades médicas rurales, hospitales, equipados con médicos generales, con médicos especialistas; y con todos los medicamentos para que atención médica, los estudios, intervenciones quirúrgicas y las medicinas sean gratuitas, porque la salud no es un privilegio, es un derecho de nuestro pueblo.

Dicen mis adversarios de que no voy a poder. Dije que iba a ser como el sistema de salud de Dinamarca y se burlan; pues no va a ser como el de Dinamarca, va a ser el mejor sistema de salud pública del mundo, me canso ganso.

Y antes de irme… Aquí está representado Martín, pero también está Rosendo aquí. Bueno, ya quedé con Rosendo que nos vamos a ver la próxima semana para ver qué hacemos antes de que yo termine mi mandato. 

Pero piensen que va a continuar la transformación, va a seguir adelante la transformación. Entonces, hasta donde yo alcance, hasta donde yo pueda, y le dejamos la tarea a quien nos va a sustituir para que continúe haciendo justicia. Pero sí voy yo a dar un paso más adelante, ese es mi compromiso. 

Me dio mucho gusto estar aquí con ustedes.

Miren, a lo mejor no les va a gustar, pero, lo quieran o no lo quieran, ya saben que yo siempre digo lo que pienso y que mi pecho no es bodega, y no podemos pensar todos de la misma manera, ni en la familia, nada, somos plurales y eso es la democracia, no hay pensamiento único, cada quien piensa libremente.

Pero les quiero decir cómo pienso yo con relación al gobernador de Morelos: yo pienso que es un gran gobernador Cuauhtémoc Blanco. Ya les dije: no me importa, es mi opinión, y me consta.

¿Saben por qué?

Porque todo lo que hemos hecho en Morelos lo hemos hecho juntos.

Ustedes no saben lo que he padecido en otros estados con otros gobiernos estatales que, en vez de trabajar juntos en bien del pueblo, ellos hacen todo para bloquear las acciones del gobierno federal. Aquí no, en Morelos, aquí trabajamos juntos con Cuauhtémoc.

Y es muy importante Cuauhtémoc, y es muy importante Andrés Manuel, pero ¿saben quién es el más importante de todos? El pueblo, el pueblo, no olvidemos eso. Estamos aquí por el pueblo, tenemos que seguir sirviendo al pueblo, quien nos protege es el pueblo, porque el pueblo es mucha pieza.

Han querido muchas veces destituirnos, hacernos a un lado, y no han podido porque se cuenta con el apoyo, con el respaldo del pueblo. Esta obra de transformación no es de un sólo hombre o de un grupo de dirigentes, es de todo un pueblo, todos hemos construido esto, todos.

Ya muchos, y los recordamos, se nos adelantaron, pero allá donde están, están contentos.

Por eso:

¡Que viva el pueblo!

¡Que viva Morelos!

¡Que viva Emiliano Zapata!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

MODERADOR: Solicitamos guardar el debido respeto para entonar nuestro Himno Nacional Mexicano.

(HIMNO NACIONAL)

---