El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, expresó que el proceso de negociación para arribar a un punto de entendimiento fue arduo y complejo. “No es un logro individual, es un logro de equipo, es un logro de todos; fue una tarea compleja”.

El Titular del Ejecutivo Federal enumeró cuatro ejes:

PRIMERO: “Mantener la estabilidad macroeconómica, y eso, obligándonos a tomar a veces decisiones no fáciles”. Añadió que “cuando se tiene esta responsabilidad, no se puede pretender tomar decisiones a partir de una agenda política, de una agenda electoral o de una agenda que permita la mayor o menor aprobación entre la sociedad mexicana, sino a partir de la responsabilidad, y una primera premisa fue y ha sido, precisamente, cuidar nuestra estabilidad macroeconómica. Eso ha significado una Reforma Fiscal, en su momento no muy aplaudida; elevar o liberar el precio a los energéticos, y especialmente a los hidrocarburos en enero del año pasado”.

SEGUNDO: “Emprender toda una agenda de Reformas transformadoras en diferentes ámbitos, tanto en lo social, en lo político y en lo económico, precisamente para potenciar el que México pueda crecer y tener mayores niveles de desarrollo en los próximos años”.

TERCERO: “El desarrollo de una importante infraestructura en el país. La inversión tanto pública como privada que se ha realizado en estos últimos seis años quizá no tenga precedente. Son poco más de siete puntos con respecto al Producto Interno Bruto, y aquí ha contado muchísimo el involucramiento y la confianza que ha tenido el sector privado para, realmente, detonar grandes proyectos de infraestructura”.

CUARTO: “Ponernos al día en nuestra apertura con el mundo, y lo hemos hecho a través de la modernización de diferentes acuerdos. Y aquí, por supuesto, encabezados por la Secretaría de Economía, quien tiene la responsabilidad constitucional de integrar equipos de trabajo, equipos negociadores encabezados por el titular de esta dependencia precisamente para la modernización de estos acuerdos. Está el de América del Norte, está el TPP, está el de la Unión Europea, Alianza del Pacífico, el inicio de otras negociaciones con otros países, pero sin duda el más relevante, por la trascendencia que tiene, es el de América del Norte”.

El Primer Mandatario también manifestó su reconocimiento “a todo el sector privado, por su gran compromiso con México, por la lealtad a este proyecto económico de nuestro país que hoy tiene esta ruta trazada hacia este horizonte mucho más promisorio y prometedor, gracias a lo logrado”.

"Hago un reconocimiento al Presidente electo de México, licenciado Andrés Manuel López Obrador, porque mostró una gran apertura, sobre todo para poner tener con él ya una comunicación tan regular o tan frecuente como fuera necesario, que permitiera realmente establecer un frente común.

Yo me congratulo de que México hoy tenga establecido este camino de mayor certidumbre, que forma parte de esta apertura que México decidió tener con el mundo hace 30 años, cuando nuestro principal producto de exportación era el petróleo y las materias primas, los metales, los minerales. Ahí se concentraba casi el 80 por ciento de nuestras exportaciones”: EPN