"Hoy México, uno de los principales proveedores de alimentos al mundo.

Por primera vez en veinte años, en 2015 nuestra balanza comercial agroalimentaria fue superavitaria, y hoy lo sigue siendo, manifestó.": EPN

Hace cinco años el sector agropecuario y pesquero presentaba importantes desafíos: baja productividad, inversión insuficiente en capital físico y tecnología, y una débil administración de riesgos, entre los principales.

Desde el inicio de esta Administración, "nos propusimos dar un nuevo rostro al campo y al sector agroalimentario. La colaboración de productores rurales y Gobierno ha permitido el incremento de la productividad agropecuaria y acuícola, y esto permite mejorar el ingreso y la calidad de vida de los trabajadores del campo".

Acciones que se han realizado en el sector:

PRIMERO: Una mayor tecnificación del campo.

  • A la fecha hemos entregado 160 mil equipos mecánicos y 20 mil tractores. 

SEGUNDO: Se agregaron más de 500 mil hectáreas a la superficie cultivable de riego, 25 por ciento más de la que había en 2012, 25 por ciento más tierra hoy cultivable que tiene riego tecnificado.

TERCERO: Se desarrollaron distintas aplicaciones para informar a los productores sobre los mejores cultivos agrícolas para cada región, los apoyos disponibles y la mejor manera de vender sus productos, para dar certeza a los productores.

CUARTO: Se ha impulsado una cultura de aseguramiento.

  • De 2013 a 2016 se aseguraron cada año, en promedio, 10.5 millones de hectáreas agrícolas, 90 por ciento más que la superficie anual asegurada en la administración anterior.

"Las buenas cifras no son exclusivas del sector agropecuario. La economía sigue creciendo, está logrando un mayor dinamismo: en septiembre, el consumo privado tuvo un crecimiento de 3.4 por ciento a tasa anual, y las primeras cifras del consumo de noviembre señalan una tendencia al alza": EPN

Por su parte, el Índice de Confianza del Consumidor registró un incremento de 5.7 por ciento a tasa anual en noviembre.

  • El mayor incremento en siete años. Es importante porque la confianza se traduce en mayores inversiones y en más generación de empleos”.