En la conferencia de prensa que ofreció en conjunto con Laura Barrera Fortoul, Titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), y con Emilio Andrés Mendoza Kaplan, Director General de Políticas Sociales de la Secretaría de Desarrollo Social, Eduardo Sánchez Hernández, el Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, aseguró que:

"Un pilar de la política social que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto ha sido fortalecer las acciones en pro del desarrollo de la niñez y la juventud de México”.

Congruente con esta visión, el Primer Mandatario promulgó la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en diciembre de 2014 utilizando, por primera vez, su facultad para proponer iniciativas preferentes al Congreso de la Unión.

  • Al amparo de esta Ley, las niñas y los niños de México hoy son sujetos de un amplio catálogo de derechos, entre ellos, el derecho a tener igualdad de trato y oportunidades.
  • Una pieza fundamental para cumplir con este derecho es el DIF, institución que no solamente atiende de forma directa a la población beneficiaria, también coordina acciones en las que participan los tres niveles de Gobierno y organizaciones de la sociedad civil.

Estrategia para el Acompañamiento del Desarrollo Infantil y Vigilancia Nutricional

Es un modelo único de coordinación y colaboración de las instituciones públicas con organizaciones de la sociedad civil, en beneficio de la niñez mexicana.

  • Se puso en marcha el pasado 21 de noviembre en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social, el Hospital Infantil de México Federico Gómez, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, y varias fundaciones privadas.
  • En la primera etapa de esta Estrategia, la Secretaría de Desarrollo Social, a través del DIF, comenzó a llevar un seguimiento más cercano del desarrollo de más de 305 mil niñas y niños que asisten a más de nueve mil estancias infantiles en toda la República Mexicana.
  • La segunda etapa, que inició el pasado 25 de enero, contempla la incorporación de 90 mil niñas y niños más que están registrados en más de dos mil centros de atención infantil en todo el país. 
  • A todos ellos se les aplicará la Cédula de Evaluación de Desarrollo Infantil, una herramienta que permite monitorear las áreas motora, cognitiva, social y de lenguaje de los niños menores de cinco años, así como dar seguimiento a su peso y talla.

"Con esta información, el Gobierno de la República podrá generar el primer Registro Nacional de Desarrollo Infantil con nombres y apellidos. La meta es llegar a medio millón de niñas y niños a quienes se dará seguimiento periódico e individualizado para cuidar su desarrollo físico y emocional durante sus primeros cinco años de vida": ESH