El Programa Nacional de la Juventud 2014-2018 (Projuventud), presenta un avance del 98.56 por ciento. Este programa del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), se elaboró, por primera vez en la historia del país, con la participación de las y los jóvenes a quienes va dirigido, y se han cubierto 275 de sus 279 líneas de acción.

Estas líneas de acción se tradujeron en planes para: 

Primero: facilitar el acceso de los jóvenes al mercado laboral;

Segundo: ampliar la cobertura universal en educación media superior;

Y tercero: impulsar a los jóvenes emprendedores.

La tasa de desocupación de jóvenes menores de 29 años se redujo del 7.9 por ciento en 2012, al 5.9 por ciento en 2017.

  •  De los 3 millones 600 mil empleos creados en esta Administración, cerca del 30 por ciento son ocupados por jóvenes.

"La Secretaría de Desarrollo Social ha trabajado directamente en esta materia a fin de ofrecer 250 mil puestos de trabajo para jóvenes en colaboración con la iniciativa privada”, y que estos empleos “tienen facilidades para los jóvenes como periodos de capacitación y de prueba, además de los beneficios de la formalidad": ESH

Al cierre de 2017 se habían destinado más de mil millones de pesos para apoyar a jóvenes que desean poner una empresa.

La cobertura en educación media superior ha aumentado de 65.9 a 82 por ciento, con lo cual se superó la meta de 80 por ciento establecida por el Plan Nacional de Desarrollo.

  • Hoy 6.8 millones de alumnos de los niveles medio superior y superior cuentan con acceso a atención médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social.
  • De 2014 a 2016 2.4 millones de jóvenes dejaron atrás la carencia por acceso a servicios de salud; un millón 200 mil la carencia por acceso a la alimentación, y un millón más vencieron el rezago educativo. Gracias a ello, en el mismo periodo más de 900 mil jóvenes superaron la pobreza extrema.

Las políticas públicas para la juventud en la actual Administración fueron diseñadas partiendo de dos realidades:

Primera: que las y los jóvenes son sujetos de derechos, por lo que el Estado debe garantizar su pleno ejercicio.

Segunda: que la creatividad, talento, ideas y energía de los jóvenes son piezas clave en el desarrollo económico, social y cultural del país": ESH

"Si bien persisten múltiples retos, también es cierto que se han abierto muchas nuevas oportunidades para las generaciones más jóvenes”. “Decir que son el futuro es mera retórica: ellas y ellos son el presente, y desde hoy los agentes de cambio que harán detonar el enorme potencial de desarrollo que tiene nuestro país": ESH