Previene la comisión de delitos, salvaguarda la integridad de las personas; atiende solicitudes de mantener y restablecer el orden público y participa en operativos coordinados con otras instituciones o autoridades federales, locales o municipales, a fin de restablecer el orden o dar auxilio social a la población. También se encarga de evaluar los sistemas de seguridad de las instalaciones estratégicas del país.