Se encarga de generar metodología científica y tecnológica para la prevención e investigación del delito, a través del desarrollo de herramientas técnico-científicas, con la participación de personal experto en criminalística, investigación cibernética y seguridad de sistemas de información y servicios científico tecnológicos, que contribuyen a los objetivos de la Policía Federal.