El peatón es la persona que hace uso de las vías a pie; es decir, quien camina por las calles, avenidas o carreteras.

De entre todos los elementos de tráfico, el peatón es la persona más vulnerable.

Todas y todos somos peatones en alguna ocasión y cuando nos convertimos en conductores de cualquier tipo de vehículo, debemos tener siempre presente lo vulnerables que somos al caminar.

Se estima que a nivel mundial, una tercera parte de los lesionados por accidentes de tránsito, son personas que resultan atropelladas. En México, de acuerdo a cifras del INEGI, fallecen en promedio 5 mil personas al año por atropellamiento.

 

¿Por dónde y cómo caminar?

En el tráfico, la convivencia entre vehículos y peatones a veces es difícil y en determinadas ocasiones, la conducta del peatón es causa de accidentes viales.

Para evitar atropellamientos, hay recomendaciones que debes de tomar en cuenta.

En la ciudad:

  • Cruza siempre por la esquina, nunca a la mitad de la calle.
  • Camina por banquetas y cruces peatonales; evita invadir el arroyo vehicular.
  • Procura caminar por la derecha de la banqueta, sobre todo en zonas concurridas.
  • Si no hay banquetas, camina lo más cerca posible de los edificios.
  • Nunca camines por el borde de la acera ni muy cerca de él.
  • Ante un paso peatonal, detente en la acera, no en la calle.
  • Busca hacer contacto visual con los conductores antes de cruzar, para que prevea sus movimientos.
  • No te demores ni te detengas al cruzar la calle; no es necesario correr, pero tampoco debes detenerte.
  • Una vez que el semáforo para peatones se ponga en verde, no cruces inmediatamente; observa el tráfico en ambos lados y espera unos segundos antes de cruzar.
  • Si llevas un carro de bebé o empujas una silla de ruedas, espera a tener el paso para bajarla del paso peatonal y cruzar la calle.
  • No cruces las glorietas por el centro; si existen pasos para peatones, úsalos y si no, rodéalas, pues es más seguro.
  • No cruces debajo de puentes peatonales.
  • Al cruzar con niños o niñas, siempre tómales de la mano.
  • Incrementa las medidas de seguridad por la noche.

Busca los lugares más seguros para cruzar:

  • La esquina
  • El tope
  • El puente peatonal
  • El paso peatonal
  • El semáforo

 

En la carretera:

  • Como norma general, en vías fuera del poblado que no dispongan de zona peatonal, los peatones deben transitar por la izquierda, para poder ver a los vehículos que vienen de frente y evitar ser sorprendidos.
  • Camina por el acotamiento. Si no hubiera, circula lo más alejado posible del borde del pavimento; si caminas en compañía, háganlo en fila india.
  • La norma más importante es la de ver y ser visto. Entre el ocaso y la salida del sol, así como en situaciones de escasa luminosidad, lleva un elemento retro reflectante o luminoso, como una linterna.

Como peatón, debes evitar las siguientes conductas de riesgo:

  • Cruzar corriendo la calle, pues ello incrementa la posibilidad de tropiezos y caídas.
  • Caminar por el espacio vehicular; en caso de que la banqueta esté bloqueada, busca una opción distinta, pero segura.
  • Saltar o esquivar obstáculos: existe el riesgo de caer y ser atropellado.
  • Cruzar distraído. No uses el celular o los audífonos y utiliza todos tus sentidos para prever riesgos.
  • Cruzar en diagonal, lo que implica que estés más tiempo en la vía vehicular y exponerte de manera innecesaria.
  • Cruzar sin mirar. Establece contacto visual con los conductores, para que ellos prevean tus movimientos y tú tengas la certeza de cruzar.
  • Cruzar por lugares no previstos: cruzar sorpresivamente por donde un conductor no espera al peatón, es una de las causas más frecuentes de atropellamiento.
  • Cruzar por debajo de los puentes peatonales.

Un atropellamiento a más de 50 kilómetros por hora resulta mortal en la mayoría de los casos.