En noviembre de 2014, el Presidente anunció un paquete de acciones en materia de seguridad, justicia y combate a la corrupción, orientadas a fortalecer el Estado de derecho.

Entre ellas se incluyó establecer un número telefónico único para emergencias a nivel nacional, que permitiera a la ciudadanía contar con un medio eficaz para pedir auxilio en casos de urgencias.

La propuesta fue procesada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones y es así como surge el número telefónico 911.

El 2 de diciembre de 2015 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el “Acuerdo mediante el cual el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones expide los Lineamientos de Colaboración en Materia de Seguridad y Justicia”, que modifica el plan técnico fundamental de numeración publicado en el año 1996.

El Acuerdo concreta el 911 como el único número nacional de atención a emergencias y respuesta inmediata, teniendo como administrador al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

¿Y el 088?

El mismo Acuerdo señala que queda exento de migración el código de servicios especiales 088 (Servicios de Seguridad Pública Federal), utilizado por la Comisión Nacional de Seguridad a través del Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal, a fin de mantener la información oportuna sobre operativos vacacionales, información a migrantes y atención a delitos del fuero federal, entre otros.