La Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas tiene por objeto establecer la cooperación entre la Federación y las Entidades Federativas para implementar y operar las Medidas de Prevención y Medidas Urgentes de Protección que garanticen la vida, integridad, libertad y seguridad de las personas que se encuentren en situación de riesgo como consecuencia o promoción de los derechos humanos, y del ejercicio de la libre expresión y el periodismo.

Esta Ley crea el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, a fin de que el Estado atienda su responsabilidad fundamental de proteger, promover y garantizar los Derechos Humanos.

El Mecanismo es una instancia federal, adscrito a la Secretaría de Gobernación y cuya misión es proteger a personas defensoras de derechos humanos y periodistas que sufren agresiones con motivo de su labor.

La protección que se otorga a través del Mecanismo deriva de la decisión conjunta de autoridades y personas de la sociedad civil que conforman la Junta de Gobierno, considerando la pluralidad en la toma de decisiones y el diseño adecuado de planes de protección, conforme al perfil de cada persona beneficiaria.

La Junta de Gobierno se conforma por nueve miembros permanentes, incluyendo a la Secretaria de Gobernación y la Oficina del Comisionado Nacional de Seguridad representada por la Policía Federal, instituciones federales, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y cuatro representantes del Consejo Consultivo.

De acuerdo a la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistaslas Medidas Preventivas, las Medidas de Protección y las Medidas Urgentes de Protección deberán reducir al máximo la exposición al riesgo, serán idóneas, eficaces y temporales, podrán ser individuales o colectivas y serán acordes con las mejores metodologías, estándares internacionales y buenas prácticas. Adicionalmente, en ningún caso dichas medidas restringirán las actividades de los beneficiarios, ni implicaran vigilancia o intrusiones no deseadas en sus vidas laborales o personales.

La Policía Federal, en el ámbito de su competencia, participa en el Mecanismo de Protección con el reto de contribuir a fortalecer las tareas de prevención y las condiciones de protección, principalmente en aquellas situaciones donde pudiera haber riesgos para defensores de derechos humanos y periodistas.