/cms/uploads/image/file/401920/D_a-del-maestro.jpg

En PENSIONISSSTE, como en todo México, los maestros son homenajeados en esta fecha y en 2018, se cumplen cien años de la conmemoración del día del maestro.

El maestro es un facilitador de conocimiento, pero también es un transformador cultural y social. Su labor se distingue, pues no se limita a ser un simple profesional de la educación, sino que es un formador auténtico que orienta para bien el comportamiento y las actitudes de quienes son objeto de su acompañamiento. A esta concepción de asocian figuras de gran trascendencia para la humanidad como Sócrates, Platón, Aristóteles, Jesucristo, San Agustín, Santo Tomás de Aquino, Descartes, Kant, Hegel, Teresa de Jesús, María Montessori, Gabriela Mistral, quienes con su pensamiento y compromiso fueron modelos de vida para sus discípulos[1].

La palabra maestro viene del vocablo latino Magister, que significa “el Jefe, el mejor, el más”. Es por ello que se asocia a la idea de “el que más sabe” y es aquella persona que se destaca por sus virtudes y sapiencia sobre un tema determinado. 

La labor del maestro trasciende la misión meramente educativa, también se enfoca al desarrollo integral de la persona. En efecto, es un acompañante de sus alumnos, un verdadero líder que cultiva las facultades intelectuales de sus educandos, promueve el sentido de los valores, prepara para la vida profesional, fomenta la sana convivencia, enseña a poner en práctica los conocimientos y por todo ello se encarga de construir un mejor futuro.

El tema educativo es de gran relevancia para nuestro país, por ese motivo el 23 de noviembre de 1917 el presidente Carranza expidió el decreto mediante el cual se instituía el 15 de mayo como el día dedicado al magisterio dentro del calendario cívico nacional. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 5 de diciembre de 1917, el documento también establecía que “en esa fecha deben organizarse festividades culturales que realcen la importancia y nobleza del papel social del maestro”[2]. A partir del 15 de mayo de 1918, el homenaje a los maestros comenzó a ser celebrado oficialmente en el país y en 2018 se cumplen 100 años de esta conmemoración.

En la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se ha reconocido el derecho a recibir educación. Siendo obligatorios los niveles preescolar, primaria, secundaria y media superior. Los maestros son un componente fundamental del Sistema Educativo Nacional. A lo largo de un siglo, el Estado Mexicano ha hecho un esfuerzo por formar a los docentes necesarios para atender el tema educativo. La función del maestro es crucial para el desarrollo de un sistema educativo de calidad. La Ley General del Servicio Profesional Docente regula el ingreso, promoción y permanencia de los docentes. 

De acuerdo con datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), México cuenta con un total de 2,064,775 docentes. De los cuales 1,608,109 trabajan en el sector público y 456,666 en el sector privado. En el servicio docente predomina la participación del género femenino, pues 58.4% de los maestros son mujeres[3]. En la actualidad casi la mitad de los trabajadores al servicio del Estado se encuentran laborando en el sector educativo[4].

Hoy en día vivimos un mundo que implica mayores desafíos, se requiere de profesionales capaces de resolver problemas de su entorno para que los estudiantes alcancen aprendizajes que permitan potenciar su desarrollo y calidad de vida. Ante los cambios tecnológicos, científicos, financieros y de telecomunicaciones, el maestro de hoy es un aprendiz que vive en un tiempo y en un espacio sociocultural de permanente y cambiante configuración. Este nuevo perfil demanda de los maestros un alto compromiso de preparación y actualización, para construir una sociedad acorde con las demandas actuales.

Para atender estas necesidades, el Modelo Educativo para la educación obligatoria se ha adaptado, a fin de que todos los estudiantes se formen integralmente y logren los aprendizajes que necesitan para desarrollar con éxito sus proyectos de vida en un mundo globalizado[5].

El citado Modelo contempla la Autonomía Curricular, que es la facultad de las escuelas para decidir un porcentaje de los contenidos programáticos de acuerdo a las necesidades específicas de los educandos. Este componente facilita reorganizar al alumnado por habilidad o interés. Dentro de los nuevos contenidos relevantes de la Autonomía curricular se encuentran los siguientes: Educación financiera, programación, Robótica y Habilidades para emprender.

En este sentido, uno de los aspectos de esta nueva visión va empatado con uno de los objetivos de PENSIONISSSTE que es fomentar la educación financiera de sus cuentahabientes. 

Al respecto, cabe señalar que la educación financiera es una herramienta que apoya a la población para que administre mejor sus recursos, contribuye a que las personas conozcan y utilicen a su favor los productos financieros ofrecidos, permite que identifiquen cuáles son sus derechos en materia de servicios financieros y proporciona habilidades financieras para planear una estabilidad económica durante la etapa de retiro.

¡Muchas felicidades a los maestros en su día!

¡Gracias por su esfuerzo!

 

 

[1]Artículo: “El Maestro como formador y cultor de vida” de Nahyr Remolina de Cleves.

[2]Artículo “El día del Maestro”, autor Ahmed Valtier.

[3]Información obtenida del documento “Sistema Educativo de los Estados Unidos Mexicanos. Principales cifras 2016-2017”, elaborado por la Secretaría de Educación Pública.

[4]Anuario Estadístico ISSSTE, 2016.

[5]Modelo Educativo para la Educación Obligatoria. Secretaría de Educación Pública.