La violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo una de las violaciones de los derechos humanos más grave y más toleradas en todo el mundo, esta violencia no es un problema de mujeres, sino de la sociedad en su conjunto, es inaceptable y se puede evitar. 

En el marco del programa global Ciudades y espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas, se lanza la campaña de prevención del acoso sexual y otras formas de violencia sexual en transporte público en la CDMX #NoEsDeHombres, esta iniciativa busca desnaturalizar la violencia que las mujeres viven a diario y la cual, solo se puede lograr si hacemos un cambio en las conductas "normales" de los hombres, en la forma en la que se relacionan las unas con los otros y con ello reducir el acoso sexual que padecen mujeres y nilñas, empezando por el trasporte público.

50% de las mujeres en la CDMX sufre violencia comunitaria a lo largo de su vida, comparado con 32% a nivel nacional, y 20% ha experimentado violencia comunitaria en el último año antes de la encuesta ENDIREH 2011.

La perspectiva de los hombres

La mayoría de los hombres aún piensa que los piropos, cortar el paso, dirigir miradas o emitir chiflidos no son conductas impropias o violentas, los golpes o coacciones para tener relaciones sexuales, eso sí es violencia, normalizando el acoso sexual y responsabilizando en la mayoría de los casos a las mujeres por su vestimenta o no saberse cuidarse. 

/cms/uploads/image/file/266897/_NoEsDeHombres_2.jpg

Te invitamos a echarle un ojo a esta iniciativa. Si eres hombre, a revisar tu conducta para no caer en el acoso sexual y, si eres mujer, no estás sola ¡Tu voz es tu defensa!