Que dejen toditos los sueños abiertos tiene el objetivo de celebrar el 110 aniversario del natalicio de este autor de música y cuentos extraordinarios, y es también una obra que invita a imaginar y penetrar en el fantástico mundo de Francisco Gabilondo.  

A través de esta obra, el público será sumergido en un universo de aventuras -lleno de historias que se realizan en lugares lejanos y desconocidos- en donde conocerán los datos más importantes de la  vida y obra de Cri-Crí.

El público podrá descubrir, entre otras cosas, el nombre y sonido de instrumentos musicales como el violín, flauta y el tambor; los años de trabajo y estudios realizados por este “compositor alegre y cascabelero”; sus diversos viajes para conocer bailes y lenguas “de otras tierras”; sus pasiones; su gusto por el baile; su breve momento como novelista y algunas de sus más importantes inspiraciones.

Francisco Gabilondo Soler, Cri-Cri, fue un artista que conoció a fondo la teoría de su arte y que tocó a múltiples generaciones. Amén de compartir temas célebres del Grillito Cantor, el actor Mario Iván Martínez y un dueto singular de jóvenes cantantes, bailarines y actores, presentan un montaje que resalta aspectos poco conocidos de su literatura y comparten canciones que han quedado en la sombra de su merecida notoriedad.