El señor Verde extiende una inusual invitación a sus amigos a visitarle en su mundo monocromático. Desde todas las direcciones sus cinco invitados, los señores Amarillo, Púrpura, Azul, Pardo y Negro acuden al llamado para ser informados por el anfitrión de que ha encontrado un misterioso letrero, una invitación a atravesar una puerta sin posibilidad de retorno. Los caballeros afrontan el reto con decisión y espíritu grupal y encuentran al otro lado un mundo multicolor donde la merienda está servida. El entramado es una invitación a descubrir un mundo sorprendente que, paradójicamente, es un viaje de la ficción a una realidad más próxima al lector, un recordatorio de lo extraordinario que es nuestro mundo si nos atrevemos a abrirnos a la experiencia.

Las ilustraciones, realizadas al óleo sobre tablas de madera de gran formato, crean este universo único, cuidadosamente articulado y potencialmente expansivo pues tienen la capacidad de sugerir lo que no está. En las imágenes destacan las mezclas insólitas de excentricidad y formalidad, de solemnidad burguesa y espontaneidad infantil que beben de las fuentes del surrealismo pictórico. Al mismo tiempo cada una ha sido cuidadosamente concebida y muchas están impregnadas de referentes ficcionales cinematográficos, literarios y artísticos, aunque, paradójicamente, estén ancladas en imágenes de archivo de época.

Esta muestra es una invitación a continuar el viaje de descubrimiento. Esta vez se trata de un viaje con retorno, una invitación a detenerse a hurgar para descubrir lo que está detrás del artificio del mundo ficcional forjado por el autor. La ficción está servida y están convidados. ¿Se atreverán ustedes a descubrir lo que está detrás de este artilugio?