Con el propósito de mejorar su gestión y generar un mejor y mayor impacto ante la ciudadanía, la Administración Pública Federal (APF) ha implementado diversos programas, dirigidos principalmente, a mejorar los procesos, trámites y servicios que día a día realizan o reciben, según sea el caso, los y las ciudadanas. Aunque el avance en cuanto a la eficiencia y efectividad del Gobierno Federal es considerable, también es cierto que se ha detectado la necesidad de instrumentar un cambio de fondo en la Cultura Organizacional de las y los servidores públicos que conforman la Administración Pública Federal (APF), para con ello, potencializar los beneficios en materia de mejora de la gestión pública.

Derivado de lo anterior, y con el propósito de consolidar los resultados del Programa Especial de Mejora de la Gestión (PMG), se están realizando diversas acciones, dentro de las que destaca el proyecto de consultoría denominado “Promoción de una Cultura Organizacional de Gobierno centrado en la Ciudadanía”.

A través de este modelo se busca impactar positivamente la actitud de servicio y compromiso de las y los servidores públicos y por ende mejorar la gestión pública federal y en particular las consultas, trámites, gestiones y/o servicios que se brindan a la ciudadanía.

El Modelo pretende incidir en la actitud de la servidora y servidor públicos, colocando en el centro de su actuar el bienestar de la ciudadanía, a través de las siguientes premisas:

  • Es sobre los intereses y beneficios de orden nacional donde se debe generar la relación entre las servidoras y servidores públicos y la ciudadanía.

 

  • Resulta indispensable involucrar a la ciudadanía en la formulación de políticas públicas mediante la utilización de mecanismos de “Participación Ciudadana”, ya que ello permite conocer las demandas y necesidades de la sociedad.

 

  • El fomento de la perspectiva de Igualdad de Género en el desarrollo integral de las y los servidores públicos, debe ser parte fundamental dentro de la “Cultura organizacional de Gobierno Centrado en la Ciudadanía”.

 

El modelo considera como elementos clave:

  • La Ciudadanía: Persona y/o personas a quien se otorgan las consultas, trámites, gestiones y/o servicios brindados por las instituciones que integran la Administración Pública Federal (APF).

 

  • Los Servidores(as) Públicos: persona que en calidad de colaborador(a) de las instituciones que integran la Administración Pública Federal (APF), brinda a la ciudadanía las consultas, trámites, gestiones y/o servicios correspondientes.

 

  • Los Valores: Convicciones profundas que determinan la preferencia, apreciación y elección de ciertos comportamientos sobre otros; son una extensión de lo que somos y simbolizan la base para vivir en comunidad y relacionarnos de manera armoniosa con las y los demás. A nivel organizacional, poseen un papel central en la formulación e implementación de la estrategia, indicando que el comportamiento de un individuo o grupo se rige por criterios que orientan la ejecución de los objetivos y de los medios para alcanzarlos. Los valores incluidos en el modelo, reflejan las convicciones de una “Cultura Organizacional de Gobierno centrado en la Ciudadanía”; se refieren a necesidades humanas tanto de las y los servidores públicos, como de las y los ciudadanos, representan los ideales y aspiraciones de la Administración Pública Federal (APF), independientemente de la situación actual y de las circunstancias de cada institución que la integra.

 

  • Eje Estratégico: Es la perspectiva sobre los elementos organizacionales clave que habrán de mejorarse al interior de las instituciones, para dar guía y consolidar el “Modelo de Cultura Organizacional de Gobierno centrado en el Ciudadano”. Son áreas de actuación prioritarias que al mejorarse impactarán de manera positiva en la motivación y desempeño de las y los servidores públicos y por ende, en las consultas, trámites, gestiones y/o servicios ofrecidos a la ciudadanía.

 

Otros elementos complementarios de segundo nivel que integran el modelo son:

  • Desempeños: Serie de comportamientos asociados a cada uno de los valores, cuya finalidad es clarificar, la manera de vivirlos en el día a día.

 

  • Líneas de Acción: Directrices asociadas a cada Eje Estratégico cuya finalidad es establecer claridad sobre los aspectos a mejorar en cada uno de éstos.

 

  • Niveles de transformación: Cada Línea de Acción pretende generar una transformación que puede originarse desde lo individual, grupal y/u organizacional.

 

  • Sistema de autoevaluación de resultados: Elementos planteados para monitorear y evaluar el nivel alcanzado en la transformación de la Cultura Organizacional en cada una de las instituciones de toda la Administración Pública Federal (APF).

Con los elementos antes referidos, el modelo de cultura organizacional busca facilitar la integración y el desarrollo profesional de las y los servidores públicos, al tiempo que sienta las bases para su identidad como los actores de un gobierno centrado en la ciudadanía, en el cual la planeación estratégica, la gestión y en general la entrega de consultas, trámites, gestiones y/o servicios de calidad tanto al interior como al exterior de la Administración Pública Federal (APF), estén sustentados en valores compartidos, un liderazgo fortalecido e imparcial, Igualdad de Género y el uso de mecanismos de “Participación Ciudadana”.

 

                                   DOCUMENTACIÓN
 GUÍA PARA LA PROMOCIÓN DEL MODELO DE CULTURA ORGANIZACIONAL  DE GOBIERNO CENTRADO EN LA CIUDADANÍA.
 CÓDIGO DE LAS Y LOS SERVIDORES PÚBLICOS DEL MODELO DE CULTURA  ORGANIZACIONAL CENTRADO EN LA CIUDADANÍA.

/cms/uploads/image/file/219717/4_CARTEL_DEC_LOGO_DE_SERVICIO-1.JPG