Los resfriados son causa principal de días perdidos, tanto en el trabajo como en la escuela por los malestares y las visitas que deben hacerse al doctor.

La temporada de frío ya se acerca y es nuestro deber prevenirnos de las inclemencias del tiempo para evitar gripe, resfriados, influenza y demás enfermedades respiratorias, y sobretodo evitar contagios.

Pero, ¿por qué comenzamos a contraer enfermedades respiratorias en otoño?

Si bien es cierto que mientras más baja sea la temperatura, pasamos más tiempo bajo techo y menos bajo el sol. Expertos comentan que esto causa que nuestros niveles de vitamina D comiencen a bajar y por lo tanto estamos más expuestos al contagio de virus de persona a persona.

Como sabemos, las gripes y resfriados son causados por virus, responsables de desencadenar los síntomas.

Para prevenir las enfermedades respiratorias es importante que tomes en cuenta estos consejos:

·       Comer sano y a tus horas

·       Beber abundantes líquidos sin azúcar agregada, en especial agua simple purificada

·       Dormir lo suficiente

·       Controlar los factores de estrés emocional

·       Hacer ejercicio de manera regular

Recuerda que todo lo anterior contribuye a fortalecer nuestro sistema inmune.

  • Las Vitaminas A y C también nos ayudan a reforzar el sistema inmunológico y a prevenir enfermedades respiratorias, ya que contienen propiedades antioxidantes.
  • Algunos alimentos ricos en vitamina A y C: pimientos, calabaza, zanahoria, naranja, kiwi y limón.
  •  El propóleo es otro auxiliar muy importante, ya que se trata de uno de los compuestos antimicrobianos de más amplio espectro
  • La planta equinácea, es la más conocida y estudiada de las hierbas medicinales para estimular el sistema inmunológico. Es usada para el resfriado, infecciones, dolores de garganta, tos y fiebre, y en general para aumentar las defensas del organismo.

Recuerda:

Si ya tienes gripe, es muy importante que cuando estornudes lo hagas de forma responsable, esto es, al estornudar cubre tu rostro para no salpicar ni esparcir el virus que contagie a las personas cercanas a ti; evita saludar de mano o de beso, cubre tu boca con el antebrazo al toser;  siempre que uses pañuelos desechables para limpiar tu nariz, tíralos en un bote de basura tapado.; desinfecta con frecuencia artículos muy utilizados o de uso compartido como celular, teléfono, control remoto, llaveros, teclados, etc.

Si ya estás enfermo, visita a tu médico.

¡SIEMPRE ES MEJOR PREVENIR!