En el marco de la conmemoración del Día internacional de la niña, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) realizó la presentación de los manuales sobre salud e higiene menstrual con el fin de eliminar el estigma poblacional que existe sobre la menstruación.

En el mundo, la menstruación sigue siendo un tema tabú, en diversas regiones las mujeres en su periodo son consideradas impuras, sucias y enfermas, nadie las puede tocar, no se les permite, por ejemplo, ir a la cocina, ingresar a lugares religiosos, y son excluidas a menudo de eventos sociales. De acuerdo con un estudio, 75% de las mujeres que viven en ciudades, compran el producto envuelto en bolsas obscuras, para que no se les asocie con la menstruación.

La higiene menstrual implica que mujeres y niñas tengan acceso a material que absorba o recoja la sangre y que pueda ser cambiado en privado, tan a menudo como sea necesario, durante el período de la menstruación, utilizando agua y jabón para higienizar el cuerpo, cuando sea necesario y teniendo acceso a instalaciones para disponer del material ya utilizado (UNICEF y OMS, 2014).

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, precisó que “la higiene menstrual es una cuestión de derechos humanos y, en esta medida, se encuentra estrechamente ligada al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial: Derecho a la salud y ODS 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todas las personas en todas las edades; derecho a la educación y ODS 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida; y derecho a la no discriminación e igualdad de género y ODS 5: lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”.

Es fundamental coadyuvar a que maestras y maestros, padres y madres de familia, personal de salud y otras personas responsables de proporcionar información relacionada con la sexualidad a niñas, niños y adolescentes, cuenten con todos los conocimientos sobre la higiene menstrual y los elementos necesarios de infraestructura y servicios.

Además, Gasman indicó que “para garantizar a las niñas y adolescentes las condiciones que permitan la higiene menstrual, es imprescindible contar con agua en las escuelas y en las localidades, contar con sanitarios limpios que permitan la completa seguridad y privacidad para ellas, a fin de cuidar su salud sexual y reproductiva, así como contar con los insumos higiénicos acorde a sus necesidades, desde el papel higiénico y jabón, hasta los dispensadores de toallas sanitarias”.

Desde el Inmujeres celebramos y respaldamos la iniciativa #MenstruaciónDignaMéxico, la cual ha contado con el apoyo de diversas diputadas federales y busca concretar esta iniciativa a través de puntos de acuerdo para investigar la evolución de los precios del mercado de productos de gestión menstrual, y así garantizar el derecho de las usuarias al consumo informado y crítico, así como reducir a tasa 0% el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los productos de higiene femenina.

-o0o-