La medicina nuclear es una disciplina médica en la que se administra al organismo cantidades pequeñas e inocuas de radiofármacos, es decir, compuestos que contienen material radiactivo, que puede utilizarse para el diagnóstico y el tratamiento. La medicina nuclear moderna es fundamental para lograr una medicina personalizada (o de precisión), lo que permite elegir un tratamiento específico que se adecúe al estado de cada paciente o a su predisposición a padecer una enfermedad.

Esta medicina puede abordar la evaluación del riesgo, el diagnóstico, el seguimiento del tratamiento y la terapia con radionucleidos considerando las características distintivas del individuo, con el objetivo de mejorar su calidad de vida y, por ende, la salud pública (IAEA, 2023).

La medicina nuclear observa metabolismo, fisiología y procesos llevados a cabo por órganos. Por ejemplo, un proceso tumoral incipiente no genera cambios morfológicos, pero sí metabólicos ya que la célula se encuentra alterada. Equivale a ver el inicio de una posible enfermedad.

Es ahí donde interviene la experiencia del médico nuclear, pues él puede distinguir entre un proceso metabólico normal y otro anormal. Está capacitado  para ver y distinguir entre un proceso fisiológico y uno patológico. Su “ojo” observa estas imágenes, las que tiene que traducir en  procesos celulares, fisiología y metabolismo a fin de obtener un diagnóstico.

¿Cómo actúan los radiotrazadores o radiofármacos en la medicina nuclear?

Los radiotrazadores están formados por moléculas portadoras, unidas fuertemente a un átomo radiactivo. Estas moléculas portadoras varían considerablemente unas de otras, dependiendo del propósito del estudio.

Los trazadores aprobados se denominan radiofármacos, y deben cumplir con las normas estrictas de seguridad y desempeño apropiado, para el uso clínico aprobado.

El médico de medicina nuclear seleccionará el trazador que aportará la información precisa y confiable para el problema específico de cada paciente, y ese trazador determinará el tipo de estudio que se realizará.

Herramientas de la Medicina Nuclear

RADIOTERAPIA

  • Teleterapia
  • Braquiterapia

IMAGEN MOLECULAR

  • Tomografía por Emisión de Positrones (PET)
  • Tomografía Computarizada por Emisión de fotón único (SPECT), es una modalidad de la gammagrafía.
  • Espectroscopia de resonancia magnética (RMN)

/cms/uploads/image/file/884024/ERIKA_radiofarmacos2.jpg

RAYOS X

  • Fluoroscopia
  • Tomografía computarizada
  • Mastografía

/cms/uploads/image/file/884025/mastografia.JPG

La gran mayoría de los estudios de diagnóstico en medicina nuclear, el radiotrazador es administrado a un paciente por vía intravenosa, pero también puede ser administrado por inhalación, por ingestión oral o por inyección directa en un órgano. La manera de administrar el trazador dependerá del proceso de la enfermedad bajo estudio.

Algunos trazadores emplean moléculas que interactúan con una proteína específica o azúcar en el cuerpo y, también, pueden emplear las propias células del paciente.

Por mencionar un ejemplo, si el médico necesita saber la fuente exacta de un sangrado intestinal, ellos pueden radiomarcar (añadir átomos radiactivos) a una muestra de glóbulos rojos tomada del paciente. Luego reinyectan la sangre y utilizan una tomografía para seguir la ruta de la sangre en el paciente. Cualquier acumulación de radiactividad en los intestinos informa la ubicación precisa del problema.

Las herramientas o estudios más utilizados en medicina nuclear son:

Gammagrafía

La gammagrafía puede utilizarse cuando se quiere detectar una enfermedad inflamatoria, infecciosa o tumoral oculta, para evaluar si un cáncer ha afectado los huesos, para ver el funcionamiento del corazón o su flujo sanguíneo, en caso de que se tenga sospecha de una enfermedad coronaria, el flujo sanguíneo cerebral, la función renal, la función digestiva, para confirmar o descartar problemas de tiroides, entre otros.

Hay dos maneras de adquirir las imágenes por gammagrafía:

Adquisición dinámica. Consiste en obtener varias imágenes en diferentes momentos, durante un intervalo de tiempo determinado. 

Adquisición estática. Consiste en obtener una sola imagen durante un periodo de tiempo determinado. La suma de imágenes estáticas alrededor del paciente se conoce como Tomografía Computarizada por Emisión de fotón único (SPECT) y se adquiere junto con la Tomografía computada (TC) obteniendo imágenes SPECT/TC.

/cms/uploads/image/file/884028/99mTc-iPSMA.jpg

En la gammagrafía, a través de SPECT se administra un radiofármaco que viaja hasta el órgano o tejido que se quiere estudiar. A medida que el radiofármaco se desintegra, emite rayos gamma que son detectados por una gammacámara, que crea una imagen de la distribución del radiofármaco dentro del organismo.

Los instrumentos para imágenes por medio de tomografía SPECT proveen imágenes tridimensionales (tomográficas) de la distribución de las moléculas trazadoras radiactivas, que han sido introducidas en el cuerpo del paciente. Las imágenes 3D son generadas por una computadora a partir de un gran número de imágenes de proyección del cuerpo, registradas en diferentes ángulos.

Se utiliza principalmente para diagnosticar y rastrear el avance de las enfermedades del corazón, como arterias coronarias bloqueadas. También existen trazadores radiactivos utilizados para detectar trastornos óseos, enfermedades de la vesícula y sangrado intestinal.

Recientemente están disponibles los radiofármacos que ayudan en el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson en el cerebro y para distinguir este padecimiento de otros trastornos del movimiento y demencias anatómicamente relacionados.

Tomografía por Emisión de Positrones (PET)

El propósito de los escaneos PET es detectar el cáncer y monitorear su evolución, la respuesta al tratamiento y para detectar metástasis. La utilización de glucosa depende de la intensidad de la actividad celular y de los tejidos, por lo que se incrementa enormemente en las células cancerosas que se dividen rápidamente. Cabe resaltar, que el grado de agresividad de la mayoría de los cánceres, de alguna, proporcional a su grado de utilización de glucosa. En estudios de los últimos 15 años, las moléculas de glucosa radiomarcadas ligeramente modificadas (fluorodesoxiglucosa F-18 o FDG) han demostrado que son el mejor trazador para detectar el cáncer y su diseminación metastática en el cuerpo.

Hace muy poco, en EUA, fue aprobado el estudio PET para ayudar en el diagnóstico preciso de la enfermedad de Alzheimer, que antes sólo se podía diagnosticar con precisión hasta después del fallecimiento del paciente.

Han identificado que, si fusionan el PET con una tomografía computarizada convencional, los resultados arrojan información e imágenes más precisas.

/cms/uploads/image/file/884030/PET_y_TC.JPG

Los escaneos TEP/TC fusionados muestran con mayor claridad los tumores y son usados frecuentemente para diagnosticar y monitorear el crecimiento de tumores cancerosos.

_____________________________________________

Por Centro de Documentación y Divulgación Científica del ININ.

Fuentes:

IAEA, 2023. Recuperado de: https://www.iaea.org/es/el-oiea/seccion-de-medicina-nuclear-y-de-diagnostico-por-imagenes

https://www.nibib.nih.gov/espanol/temas-cientificos/medicina-nuclear

https://www.clinicbarcelona.org/asistencia/pruebas-y-procedimientos/gammagrafia