Sector: Ambiente, Energía

En este proyecto se propone una nueva técnica  y realizable a corto plazo para la mitigación de GEI y su recuperación energética, mediante un reactor de plasma tibio; con tres propiedades fundamentales:

  • La temperatura y densidad energética excede ampliamente las de técnicas convencionales.
  • Gran capacidad de producir especies activas con altas concentraciones de energía, con tiempos de reacción muy inferiores a los alcanzados por técnicas convencionales sin necesidad de trabajar a presiones reducidas.
  • El plasma tibio tiene una descarga de arco eléctrico deslizante girando a una elevada frecuencia.

El diseño del reactor RPT es compacto no requiere calentamiento, enfriamiento, cambio de presión. El plasma obtenido es un plasma difuso de corriente alterna y presenta una mayor rapidez de transferencia de energía al medio circundante, que a diferencia de un arco de corriente directa, tiene menos pérdidas de energía por radiación, genera una descarga de mayor volumen con una reducción y homogenización en un rango de temperatura de 2000 a 3500°K, lo que resulta apropiado para el reformado de GEI y obtención de gas sintético y metanol. Al tratar gases como el metano, se recupera el hidrógeno del H2, el proceso es autosuficiente en energía la que se reconvierte a energía eléctrica usando celdas de combustible. Es una gran alternativa para el uso y aplicación de GEI y por supuesto del CO2.

Beneficios que aporta a la sociedad

El impacto positivo para la sociedad está directamente relacionado con el incremento elevado ocurrido en las últimas décadas en la concentración de gases de efecto invernadero (GEI) que alteran la composición química atmosférica natural. Esta concentración ha alcanzado las 400 ppm, colocándose 40% por encima de los valores medios registrados en el último medio millón de años. Lo anterior provoca un incremento en la temperatura promedio del planeta, la cual podría llegar a sobrepasar los 4°C hacia fin de siglo. De ser así, la sociedad enfrentaría graves consecuencias ambientales, económicas y sociales. Es por ello que éste es un momento crucial para emprender acciones inmediatas que reduzcan los impactos del cambio climático. El sector energía es la mayor fuente de emisiones de GEI en México. Se proponen variados diseños para adaptarse al tipo de biodigestor y tipo de emisiones de gases. Se consideran adsorbedores de gases tóxicos con material nanoestructurado para aumentar la limpieza del syngas.

Usuarios

  • Sector industria.
  • Sector energético.

Responsable del proyecto

Joel Osvaldo Pacheco Sotelo
joel.pacheco@inin.gob.mx