El Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (INAPESCA) tuvo participación en el foro “Conservación de Ecosistemas Marinos en México: Rumbo a la Cumbre Mundial de los Océanos”, foro organizado por el Senado de la Republica en coordinación con la Coalición en Defensa de los Mares de México (CODEMAR) y Beta Diversidad A.C.

La participación del Doctor Pablo Arenas Fuentes, Director General del INAPESCA, tuvo cabida en la segunda mesa titulada “Áreas Naturales Protegidas”, en compañía de: Rigoberto García Soto, en representación del Lic. Mario Aguilar, Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), Alejandro Del Mazo, Titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) Octavio Aburto, Scripps Institution of Oceanography,   Mariana Ramos, Directora Ejecutiva de la Alianza del Pacífico por el Atún Sustentable,  Maximiliano Bello, The PEW Charitable Trusts y Gabriel Quadri de la Torre, Coalición en Defensa de los Mares de México (CODEMAR).

Durante su participación Pablo Arenas expreso que la pesca cuenta con las zonas de refugio pesquero como instrumento de conservación que por el momento son pequeñas, pero podrían ser tan grandes como se requiera, son revisadas cada 5 años ya que son un instrumento flexible, dentro de esa zona puede haber una zona de no pesca, y otra zona de pesca en cierto momento o en cierta manera, también consideró que no es posible crear o proponer Áreas Naturales Protegidas que no lleven consigo forzosamente un componente de monitoreo científico ya sea marinas o terrestres; Hizo hincapié en la participación del sector pesquero dentro del tema de la conservación “a los pescadores es a los que primero les interesa que los recursos naturales en el mar se conserven, porque de eso viven, ya paso la época en la que todo mundo quería pescar hasta el último pez que había ahí, la gente en el mar ahora tiene una conciencia muy clara de que tiene que conservar”; tomó como ejemplo Cabo Pulmo que se cerró a la pesca y ahora hay abundancia de peces. Hizo mención de otro caso de éxito  en la costa occidental de Baja California, donde existen pesquerías importantes como son el abulón, erizo o la langosta que está certificada, destacando la coordinación y el dialogo y la vigilancia en estricto apego a la ley que existe entre los sectores involucrados.

 

 

/cms/uploads/image/file/321464/DSCF3683.jpg/cms/uploads/image/file/321463/DSCF3646.jpg/cms/uploads/image/file/321462/DSCF3644.jpg