Productores de Coahuayana de Hidalgo, Michoacán, siguen sin quitar el dedo del renglón, al exportar siete mil 720 toneladas anuales de plátano de la variedad Chiapas y Macho hacia Estados Unidos, Serbia, Italia, Inglaterra, España y Berlín.

La cantidad enviada representa 50.51% del total del fruto cultivado en sus 240 hectáreas, indicó Mónica Sánchez Cachú, delegada del Instituto Nacional de la Economía Social (INAES).

"Esta es una oportunidad para abrir canales importantes al comercio exterior", expuso la funcionaria estatal, al explicar que las 15 mil 400 toneladas de ambas variedades de plátano son de dos sociedades de productores rurales: Frutas Finas Árbol de la Virgen y Frutas del Valle Michoacano.

Recordó que desde 2016 se apoya a estos productores agrícolas a través de subsidios para adquirir la maquinaria necesaria y, de esta manera, impulsar la producción y exportar sus frutos de primera calidad a los países mencionados.

Detalló que la primera empresa está constituida desde 2012 y hoy cuenta con 170 hectáreas para producir 11 mil 900 toneladas de plátano Chiapas, de las cuales cinco mil 720 toneladas son exportadas a los mercados de Serbia, Italia, Inglaterra, España y Berlín.

Esto significa que cada semana salen cinco termos con al menos 110 toneladas del producto y el kilo es vendido a 4.60 dólares.

Al año, dijo, los productores michoacanos destinan además dos mil 600 toneladas de plátano a Guadalajara y Monterrey.

La segunda sociedad genera tres mil toneladas anuales de plátano Macho en 70 hectáreas de sembradío y, de ellas, manda dos mil 80 toneladas al vecino país y otra cantidad es dirigida a Jalisco.