Ciudad de México, a 17 de julio de 2020.- Hoy finalizó el curso de verano “Las industrias creativas y la propiedad intelectual”, que tuvo lugar del 6 al 17 de julio. El curso fue organizado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en conjunto con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y contó con la colaboración del Instituto de Emprendimiento “Eugenio Garza Lagüera” del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Fue el primer curso de verano de la OMPI por videoconferencia en español, que puso de manifiesto el interés de los organizadores por continuar las actividades aun durante la pandemia por Covid-19. Impartirlo a través de una plataforma remota permitió tener un alcance sin precedentes, pues facilitó que se inscribieran cerca de mil participantes, procedentes no solo de México sino de otras 25 nacionalidades distintas.

Los estudiantes, académicos, abogados y personas interesadas en las industrias creativas que tomaron el curso recibieron información durante dos semanas por parte de destacados expertos en propiedad intelectual, nacionales e internacionales, del sector público y privado, así como académicos del Tecnológico de Monterrey, funcionarios de la OMPI, del IMPI, de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos y de la Oficina Europea de Patentes.

Los ponentes ofrecieron herramientas y conocimientos sobre la importancia de proteger los activos en las industrias creativas y cómo éstas son motor de crecimiento y riqueza. Por ello, insistieron en el papel central de la propiedad intelectual para incrementar su valor y potencial.

Se contó con intervenciones de Sherif Saadallah, Director Ejecutivo de la Academia de la OMPI, el Director Regional del Instituto de Emprendimiento “Eugenio Garza Lagüera” del Tecnológico de Monterrey, Isaac Lucatero, y el Subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía, Ernesto Acevedo Fernández.

También se contó con la participación de José Joaquín Alvarez, funcionario de la Academia de la OMPI, del Vicepresidente de Proyectos Estratégicos del Tecnológico de Monterrey, Hugo Garza, y del Director General del IMPI, Juan Lozano, quien enfatizó el papel de la propiedad intelectual y de la ciencia y el desarrollo tecnológico como pilares de las sociedades creativas y corazón de la economía y del desarrollo en el siglo XXI.