Podrás proteger tu invento con una patente siempre y cuando cumpla con las tres características siguientes, que el invento:

  1. Sea nuevo en el mundo. A esta característica se le conoce como “novedad”.
  2. Ofrezca una solución única a una necesidad humana; es decir, resuelve un problema técnico que cualquier experto en la materia no podría solucionar fácilmente. Esta cualidad se denomina “actividad inventiva”.
  3. Se pueda explotar comercialmente en alguna rama de la actividad económica; esto es, que tenga “aplicación industrial”.

Una patente puede proteger tu invención en todo el país por 20 años.

Si tu invención solo cumple algunas de las características indicadas antes (novedad, actividad inventiva o aplicación industrial), te sugerimos que revises si puede ser un modelo de utilidad, y también puedes protegerlo.

Tus invenciones patentadas promueven la investigación, el desarrollo tecnológico e impulsan la generación de nuevos productos o procesos que facilitan la vida diaria, al tiempo que su comercialización te da beneficios económicos.

Si tienes una creación que podría ser patentable, te sugerimos hacer una búsqueda de inventos previos para identificar si no existen otros desarrollos similares o iguales al tuyo. La Ley de la Propiedad Industrial no permite que se patenten invenciones parecidas o idénticas a las que existen. 

El IMPI te ofrece un servicio donde puedes solicitar dicha búsqueda. Para hacerlo, si aún no la tienes, a partir del 19 de agosto de 2019, crea Tu Cuenta PASE dando clic en el siguiente link: https://eservicios.impi.gob.mx/, inicia sesión y en los servicios de tu cuenta da clic en “Búsqueda de Patentes en Línea” e ingresa tu solicitud de búsqueda donde quiera que estés.

/cms/uploads/image/file/518777/Patentes_2-07.jpg

 

/cms/uploads/image/file/518766/Tu_Cuenta_PASE.jpg

#CreatividadParaElBienestar