En México, el Sistema de Propiedad Industrial protege la elaboración de productos a partir de métodos tradicionales, vinculados a las costumbres de zonas geográficas delimitadas que se caracterizan por contener una importante carga histórica y cultural.

¿Qué es una Denominación de Origen?

Dentro de los elementos que forman la Propiedad Industrial, existen signos distintivos conocidos como “Denominaciones de Origen”, los cuales están constituidos por los nombres geográficos de un país, región o lugar concreto y que se han convertido en designación de un producto originario de dicha región, cuyas características y cualidades se deben exclusiva o esencialmente al medio geográfico, factores naturales y humanos.

¿Qué es una indicación geográfica?

La “Indicación Geográfica” se utiliza para identificar productos cuyas características son otorgadas por las cualidades naturales del medio geográfico y son identificados como originarios de la zona, con determinada calidad, reputación u otra característica.

¿Cuál es la diferencia entre las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas?

La diferencia fundamental consiste en el vínculo con el lugar de origen, que es más fuerte en la Denominación de Origen, en la que además deben existir factores naturales y humanos que otorguen características específicas al producto, mientras que en una Indicación Geográfica basta que cumpla con un solo criterio atribuible al origen geográfico, ya sea una calidad, reputación u otra característica.

¿Cuáles son los beneficios de la declaratoria de una Denominación de Origen y de una Indicación Geográfica?

  • Otorga al producto un valor agregado que se ve reflejado en el precio.
  • Su uso y aprovechamiento generan ganancias económicas importantes en la comercialización y exportación de los productos.
  • Impide la competencia desleal en la forma de imitaciones o falsificaciones.
  • Crea un efecto de derrama económica, incluso en el ámbito turístico.
  • El consumidor y los comercializadores las conocen y confían en su calidad.
  • Identifica las características del producto y evalúa si tiene posibilidades en los mercados internos y externos.
  • Genera cohesión en el grupo de productores y con otros agentes que intervienen y que constituirán los pilares del régimen de Indicación Geográfica.
  • Establece normas o un código de prácticas o reglamento de uso para generar sistemas de trazabilidad, verificación y control a fin de garantizar calidad y conformidad.
  • Describe factores naturales o humanos que están presentes en la región y que contribuyen a las características del producto.
  • Otorga protección jurídica de la Indicación Geográfica y permite diseñar estrategias de observancia y comercialización.

Para más información, consulta:

https://www.gob.mx/impi/documentos/coleccion-guia-de-usuarios?idiom=es

https://www.gob.mx/impi/acciones-y-programas/servicios-que-ofrece-el-impi-marcas-denominaciones-de-origen-e-indicaciones-geograficas

¡Acércate al IMPI!