Este trabajo tiene como objetivo proporcionar un diagnóstico del embarazo en menores de 15 años de edad en México, a partir de la estimación de los niveles y tendencias de la fecundidad en esta población, tanto a nivel nacional como estatal, así como mostrar una caracterización sociodemográfica de las niñas y adolescentes que ya han sido madres y de los progenitores de sus hijos(as), a partir de la reconstrucción de estadísticas vitales de nacimientos de 1990 a 2016. 


La información que se proporciona permitirá la focalización de políticas públicas en áreas geográficas específicas, así como en grupos de población considerados más propensos a presentar embarazos tempranos. 

Entre los hallazgos más importantes se observa que la fecundidad tiene un aumento importante en el periodo de análisis, y que es mayor en áreas rurales que urbanas. Se destaca también que la mayoría de estas mujeres tienen entre 12 y 14 años de edad, están casadas o unidas, muestran rezago escolar, se dedican a los quehaceres del hogar y tienen pocas oportunidades de continuar sus estudios. Y en cuanto a los padres de sus hijos(as) se encontró que suelen ser mayores que ellas, muchos continuaron con sus estudios y tienen un trabajo remunerado.