El cangrejo azul, Cardisoma guanhumi, es un crustáceo que habita la zona costera de manglares, pantanos, lagunas y estuarios, es considerado como el cangrejo semi-terrestre de mayor tamaño en el Golfo de México y uno de los más abundantes, particularmente en los estados de Veracruz y Tabasco.

Caracterizado por su comportamiento migratorio hacía el mar con fines reproductivos, es una especie altamente cotizada, desafortunadamente sus poblaciones se encuentran disminuidas a nivel local y global debido a su explotación desmedida aunada a la modificación de los sitios donde habita naturalmente.

Una de las particularidades de esta especie es su coloración ya que presenta tonos grises, marrones y azulados los cuales con el tiempo y la edad se tornan más intensos; un organismo adulto puede llegar a pesar hasta 1 kg y su quelípedo (tenaza) más grande puede llegar a medir hasta 12 cm de largo.

El sexo de esta especie se distingue principalmente por la forma del abdomen, en las hembras presenta una forma triangular, mientras que en los machos es de forma rectangular o de “T”, alcanzan la madurez sexual entre los 3 y 4 años de edad, las hembras maduras pueden cargar durante 2 semanas en el abdomen con una masa de entre 300,000 y 700,000 huevos hasta depositarlos en el mar.

En los ecosistemas de manglares, el cangrejo azul es un arquitecto natural de gran importancia, ya que durante sus excavaciones realiza la remoción del suelo, lo que contribuye en la oxigenación del suelo que es aprovechado por otras especies animales y vegetale. Además, abona a la descomposición de materia que posteriormente beneficia a otro tipo de organismos.

Son una especie que muestra una intensa actividad en las entradas de su madriguera principalmente al amanecer y en días nublados o lluviosos. Durante las noches de luna llena, en la temporada de lluvias realizan migraciones masivas hacía el mar para la liberación de sus larvas, principalmente entre los meses de junio a septiembre, mientras que el reclutamiento de organismos juveniles provenientes del mar son observados durante Agosto y septiembre  en el estado deTabasco.

En México, los estados de Veracruz y Tabasco son las principales zonas en donde se aprovecha esta especie, siendo Veracruz la única que regula su aprovechamiento, mientras que, en Tabasco su captura se realiza sin ninguna restricción o medida de manejo.

Para revetir la situación, a partir del año 2019 el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), a través del Centro Regional de Investigación Acuícola y Pesquera en Ciudad del Carmen ha realizado investigaciones biológicas con la finalidad establecer la línea base, determinar su estatus poblacional y desarrollar las estretagias de manejo adecuadas para esta especie en la zona costera de Tabasco.