La Estrategia Nacional de Ciberseguridad es un documento vivo, que se implementará mediante grupos de trabajo en el que continuarán participando diferentes sectores de la sociedad.