La celebración y culto a la muerte han acompañado a los mexicanos desde la época prehispánica

Este año, la Ciudad de México será sede de un desfile que recupera la imagen que llegó a las pantallas de todo el mundo a través de la cinta Spectre.

El desfile que utilizará las mismas figuras vistas en el cine y que fueron hechas por artesanos mexicanos, se llevará a cabo el sábado 29 de octubre a lo largo de más de 4 kilómetros desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo de la Ciudad de México.

Durará entre 3 y 4 horas y estrá conformado por tres segmentos e inicia a las dos de la tarde

En este evento único participan 1028 voluntarios, 40 danzantes tradicionales, 3 marionetas gigantes, 30 marionetas, 3 alebrijes, 2 mojigangas, 1 monolito, 2 carros empujables, 1 carro alegórico y 6 grupos musicales.

Los tres segmmentos que lo conforman son: 

  • Viaje al Mictlán
  • La Muerte Niña y
  • Pal’ Panteón, que sintetiza el culto a la muerte y su celebración en México desde la época prehispánica hasta nuestros días.

 

La Celebración del Día de Muertos tiene su antecedente inmediato en la celebración de los muertos de diversas culturas originarias de Mesoamérica. De diversas maneras, los ritos funerarios se convertían en celebraciones que acompañaban a los muertos a su paso hacia otras dimensiones.

La llegada de una nueva religión producto de la Conquista, trajo consigo nuevos elementos que se fundieron con los prehispánicos para constituir la tradicional fiesta de Día de Muertos.

Información: Consejo de Promoción Turística de México.