Carmen nació en Culiacán, Sinaloa, desde pequeña expresó su deseo por dedicarse a descubrir los misterios del universo y los viajes espaciales.

A los 17 años asistió al Congreso Internacional de Astronáutica en Houston, donde el astronauta Mike Massimino la alentó a seguir una carrera profesional en ingeniería, consiguiendo una beca para estudiar la carrera de Ingeniería en Electrónica y Comunicaciones en el ITESM, Campus Monterrey. 

  • Trabajó en AT&T y Texas Instruments, para después aceptar una beca y estudiar la Maestría en Ciencias Espaciales, en la International Space University (ISU) en Francia. 
  • Como parte de la maestría, logró que el centro de NASA Ames le diera una oportunidad de hacer una estancia profesional en el Departamento de Pequeños Satélites. 
  • Al volver a México, trabajó con directivos de la NASA para buscar que estudiantes mexicanos hicieran estancias de investigación en el centro de Ames, objetivo que logró y ayudó a que en el 2012 jóvenes mexicanos de distintos estados del país hicieran sus estancias profesionales en la agencia estadounidense.
  • En 2012 fue invitada al departamento de Space Business and Management de la ISU como parte del staff, por lo que estuvo en el Instituto Tecnológico de Florida, en Estados Unidos, para colaborar en un proyecto que se tenía con el centro Espacial Kennedy de NASA.
  • Desde el 2009, Carmen se unió a Space Generation Advisory Council (SGAC) y en el 2011 fue nombrada representante nacional en México, cargo que desempeño por cuatro años, dando conferencias sobre el tema en diversas universidades del país y teniendo la oportunidad de estar en las reuniones del Comité de Usos Pacíficos del Espacio Exterior de la ONU (UN COPUOS) en Viena, Austria.

Carmen es manager del Space Generation Congress que se llevará a cabo en septiembre de 2016 por primera vez en México, en conjunto con el International Astronautical Congress.

En 2016 realizó otra simulación en el Mars Desert Research Station, Utah, en esta ocasión tomando el rol de astronauta, donde simuló una estancia en Marte, por lo que tuvo que vivir en aislamiento en una pequeña capsula con sus compañeros y usar trajes espaciales durante las exploraciones de campo.