Recientemente nos hemos encontrado ante la necesidad de trabajar, socializar, estudiar o comprar desde casa a través de un entorno virtual con aplicaciones y plataformas en línea, pero esto ha llevado también a los cibercriminales a aprovecharse de la situación, evolucionando y explotando técnicas para delinquir.

Es así como debemos adoptar en mayor medida prácticas de seguridad para proteger, entre otras cosas, la información que intercambiamos, compartimos, enviamos y para lograr dicho fin, debemos considerar un aspecto importante como es la privacidad de este activo esencial.

Para proteger la información recomendamos poner en práctica algunas técnicas y medidas de privacidad:

  • Utiliza aplicaciones de mensajería instantánea y para envío e intercambio de archivos con tecnología de cifrado de extremo a extremo con esto evitamos la interceptación de archivos y comunicaciones.

  • Protege archivos que contengan información sensible o confidencial con contraseñas, puedes incluso configurarlos como “sólo lectura”.

  • Implementa un método de protección para navegar en internet, como una aplicación de anonimato con la cual podrás proteger tu privacidad en el ciberespacio.

  • Puedes hacer uso de programas para cifrar unidades de almacenamiento como una unidad de disco duro u otros dispositivos móviles.

  • Presta atención a las condiciones de uso de los servicios digitales como correo electrónico, redes sociales, entre otros, y no des ninguna información y dato que no quieras dar.

  • Actualiza tus aplicaciones y sistemas operativos de tus dispositivos con acceso a Internet.

  • Crea contraseñas seguras y actualízalas periódicamente.

  • Cierra siempre las sesiones (Si utilizas un dispositivo que no es el tuyo, acuérdate siempre de cerrar sesiones una vez hayas acabado)

  •  

Sigue nuestras recomendaciones a través #InternetSeguroParaTodasYTodos