La consulta indígena es un derecho de los pueblos y sus comunidades y una obligación del Estado Mexicano reconocida en normas y estándares nacionales e internacionales.