En el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 se estableció la meta de alcanzar un México Próspero que promueva el crecimiento sostenido de la productividad, en un clima de estabilidad económica y de generación de igualdad de oportunidades para todos. Para avanzar en la consecución de este objetivo ha sido necesario democratizar el acceso al financiamiento, transformar el ahorro del país en proyectos productivos y utilizar a la banca de desarrollo como instrumento para detonar el crecimiento, principalmente de las pequeñas y medianas empresas.

Con la Reforma Financiera promovida por el Gobierno de la República se avanzó de manera importante en la definición de las reformas necesarias al marco legal y regulatorio del sistema financiero para democratizar el crédito. La transformación del sistema financiero fue una de las más amplias dentro del paquete de las reformas estructurales, ya que implicó la modificación de 33 ordenamientos legales y la promulgación de una nueva Ley para regular las Agrupaciones Financieras. Los cuatro pilares estratégicos que sustentaron esta reforma fueron: i) incrementar la competencia y mejorar la calidad de los servicios financieros; ii) promover el crédito vía la banca de desarrollo; iii) fomentar el crédito a través de las instituciones financieras privadas, y iv) dar mayor solidez al sector financiero y fortalecer su marco prudencial.

De enero a junio de 2018, la Banca de Desarrollo en su conjunto otorgó financiamiento al sector privado por 639,802 millones de pesos, lo cual llevó a que, al cierre de junio de 2018, el saldo de crédito directo e impulsado de la Banca de Desarrollo al sector privado se ubicara en 1,765,279 millones de pesos, con un crecimiento real de 69.3% respecto al inicio de la presente administración, su distribución fue la siguiente:

El 13.1% se canalizó al sector rural, con 230,897 millones de pesos, mediante el financiamiento y garantías otorgados por los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND) y el Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (FOCIR), para atender a 1,072,511 empresas y productores rurales, durante 2018.

  • De enero a junio de 2018 fortalecimos la operación a través de empresas de intermediación financiera, el 43.2% de la colocación total se canalizó a través de este tipo de operaciones.
  • En el mismo periodo otorgó créditos por 34,339 millones de pesos, en beneficio de 256,220 productores rurales del país, distribuidos en 1,959 municipios en el territorio nacional.
  • En junio de 2018, se registró un saldo de crédito directo e inducido por 57,621 millones de pesos, 5.4% real superior a lo observado en junio de 2017.
  • Prácticamente la totalidad de sus operaciones fueron garantizadas con recursos provenientes de alguno de los fondos mutuales administrados por la FND, constituidos con recursos propios o con asignaciones de otras instituciones del Gobierno de la República.
  • · Para ampliar la cobertura de financiamiento hacia un mayor número de productores, la institución estableció prioridades sectoriales orientadas a atender nuevos clientes y mercados, entre estos sectores destacó el turismo rural con un financiamiento de 79 millones de pesos de enero a junio de 2018.

Adicionalmente, se realizaron las siguientes acciones:

  • Como resultado de las labores de promoción se otorgó financiamiento a 88,584 clientes nuevos.
  • En materia de cobertura en municipios considerados con un alto y muy alto grado de marginación, se otorgó financiamiento en 515 municipios con estas características por 3,949 millones de pesos, en beneficio de 44,178 productores.
  • En atención a grupos vulnerables se canalizó financiamiento por 1,178 millones de pesos a regiones predominantemente indígenas, en beneficio de 17,271 productores.
  • La FND ofrece tasas de interés competitivas a estos segmentos de la población rural, manteniéndola por debajo de la registrada en diciembre de 2012, al pasar de 11.1 a 10.6% al cierre de junio de 2018.
  • De enero a junio de 2018 del total de financiamiento por 34,339 millones de pesos, se colocaron 14,824 millones de pesos de manera indirecta a través de alguna de las 374 empresas de intermediación financiera que dispersaron recursos de la institución.
  • El financiamiento destinado a promover la inversión en equipamiento e infraestructura, ascendió a 6,953 millones de pesos, lo que representó el 20.2% de la colocación total, cifra que significó un crecimiento real de 10.4% respecto del mismo periodo de 2017.
  • A través del Programa de Financiamiento para Pequeños Productores al cierre de junio de 2018 se otorgaron créditos hasta por 45 mil UDIS con tasas preferenciales para mujeres, que fueron equivalentes a 270,585 pesos.
  • El Gobierno de la República, por conducto de la Banca de Desarrollo, se adhirió a la campaña HeForShe de ONU Mujeres, con el compromiso de impulsar políticas y acciones de equidad de género.
  • Promover programas con perspectiva de género, enfocados a satisfacer las necesidades específicas de las mujeres. Se trata de la primera ocasión en que toda la Banca de Desarrollo de un país se suma a esta iniciativa.