El tema de los Centros de Asistencia Social, particularmente en México, es
todavía emergente. No existen muchas investigaciones que lo tomen como
objeto de estudio y las referencias con las que se cuenta hoy en día son
principalmente externas (Lamaute, 2014; Unicef, 2014) a nuestro país.
Sin embargo, si en algo coinciden diversos estudios es que estos centros
realizan básicamente tareas asistencialistas, donde la preocupación
parece centrarse en otorgar techo, comida y diversos servicios (médicos,
psicológicos) a las niñas, niños y adolescentes, no obstante lo anterior, se
deben enfocar en preparar a la población para enfrentar los distintos retos
que la vida les dibuja de frente.


En este tema, un avance significativo es el cambio de enfoque que representa
el surgimiento de la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y
Adolescentes integrada al Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia
(SNDIF) la cual se crea para dar cumplimiento al artículo sexto transitorio
de la Nueva Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. La
procuraduría esta dirigida a salvaguardar los derechos de las niñas, niños y
adolescentes, lo que representa un importante cambio de visión en el tema.
De un enfoque asistencialista se transita a un enfoque de protección de
derechos.


Para lograr lo anterior se deben enfrentar una serie de desafíos que permitan
transformar las estructuras, procesos y culturas de los Centros destinados a
la atención de niñas, niños y adolescentes.


Por lo anterior, la Dirección General de Regulación de Centros de Asistencia
Social, adscrita a la Procuraduría antes mencionada, se ha dado a la tarea de
emitir una serie de materiales impresos, que sirvan de difusión de toda esta
reestructuración que la nueva ley ha generado y traido consigo, esperando
sean del agrado del lector y sobre todo, sirvan de material de apoyo en el
ejercicio de las tareas diarias dirigidas a proteger la integridad de la infancia y
adolescencia en nuestro país.