I. Introducción 

En un artículo publicado recientemente sobre los fondos 401(k)s/IRAs del sistema pensionario de Estados Unidos (1), se describe brevemente el rol de esos fondos (2). Se comenta que los planes de beneficio definido han perdido relevancia, dando paso a sistemas de pensiones basados en el ahorro individual de los trabajadores. Bajo estos sistemas de pensiones, señala el estudio, cobra mayor importancia las decisiones del trabajador sobre el manejo de estos fondos y en su incidencia sobre su saldo pensionario.

Así, al igual que en Estados Unidos, en México el ahorro para financiar el retiro depende de factores donde el trabajador tiene injerencia (en menor o mayor medida) mediante sus propias decisiones:

  1. El tiempo de cotización en el sistema de pensiones, vgr. densidad de cotización
  2. El nivel de aportación, obligatoria y/o voluntaria
  3. Los rendimientos que generan las AFORE
  4. Las comisiones que cobran las AFORE
  5. Los retiros parciales del ahorro que realice el trabajador

Esta nota, siguiendo el ejemplo del artículo de Munnell, tiene como objetivo describir el impacto de cada uno de estos parámetros en el monto de ahorro que un trabajador podría acumular en su AFORE en caso de tomar las mejores decisiones...o en caso de tomar las contrarias. 

II. Un caso ideal 

A través de un ejercicio hipotético inicial, se analiza a un trabajador con las siguientes características y siguientes supuestos:

  • Trabajador cotizante al IMSS
  • Nivel salarial equivalente a tres salarios mínimos ($6,309 mensuales) y carrera salarial plana
  • Carrera laboral de 40 años
  • Densidad de cotización 100%
  • Saldo inicial en su cuenta del SAR al arrancar el sistema: $0
  • Retiro a la edad de 65 años
  • Ahorro voluntario mensual de 3% de su salario

Para conocer el monto máximo de ahorro que este trabajador podría alcanzar en su vida laboral, se realizaron dos ejercicios hipotéticos con distintas AFORE: la AFORE 1 con altos rendimientos (el cálculo tomó la referencia de SURA que actualmente se encuentra en primer lugar en tres de las cuatro SIEFORE, según el Indicador de Rendimiento Neto), y la AFORE 2 con bajos rendimientos (en este caso se tomó la referencia de INBURSA que ocupa la última posición en las cuatro SIEFORE) (3). 

Para ilustrar la importancia que tiene en el ahorro pensionario las decisiones de los trabajadores, se realizó un primer ejercicio (caso 1) siguiendo los siguientes pasos:

  1. Si bien el rendimiento es una variable imposible de anticipar a futuro (los rendimientos pasados no son garantía de rendimientos futuros), solamente para efectos de este ejercicio, se compara el saldo que acumularía el trabajador en dos casos: capitalizando el ahorro con un rendimiento anual real de 6.7% (correspondiente al caso de AFORE 1) y con un rendimiento de 4.7% (caso AFORE 2)
  2. Se incorpora un supuesto de ahorro voluntario mensual equivalente al 3% del salario del trabajador
  3. Se utiliza el supuesto de una comisión equivalente a 80 puntos base, que vamos a denominar como “la comisión objetivo de mediano plazo del sistema”, solamente con el propósito de hacer patente la importancia que tienen las comisiones.
  4. Se utiliza un supuesto de densidad de cotización (DC) de 100%
  5. Finalmente, se contempla que el trabajador NO realice retiros parciales de su cuenta individual en la AFORE

El resultado es el siguiente:

img blog TomarBuenas 1png
Así, como primer elemento relevante, si el trabajador eligiera la AFORE con menor rendimiento, acumularía después de 40 años, un saldo pensionario 39% menor al que hubiese acumulado en la AFORE de mayor rendimiento hoy. 

III. Cada decisión del trabajador cuenta…y cuesta 

Una vez que contabilizamos el monto de recursos que podría acumular un trabajador partiendo del caso ideal, se modifican los supuestos de forma descendente para cuantificar el costo de cada una de las decisiones del trabajador, de la siguiente manera: 

img blog TomarBuenas 2png
De manera más gráfica, se comparan los dos ejercicios: 

img blog TomarBuenas 3png

IV. Consecuencias de tomar buenas o malas decisiones 

Los ejercicios anteriores son útiles para ilustrar como diversas decisiones del trabajador en relación con su cuenta para el retiro, pueden impactar de manera significativa su ahorro pensionario. Éstos indican que en una situación donde se elige una AFORE con elevado rendimiento neto, se tiene una alta densidad de cotización, se realizan aportaciones voluntarias, no hay retiros parciales por desempleo por parte del trabajador, éste podría alcanzar en su cuenta un saldo de $1,251,303

En cambio, en el caso de un trabajador que elige una AFORE de bajos rendimientos, observa una baja densidad de cotización, no realiza aportaciones voluntarias, realiza retiros frecuentes por concepto de desempleo, el saldo sería de $172,510, 86% menor al saldo de $1,251,303 del máximo ahorro alcanzado en el ejercicio previo

Como se observa, tomar decisiones adecuadas en el SAR puede significar la diferencia entre afrontar la vejez bajo condiciones favorables o bajo condiciones adversas. 

V. Lecciones 

En este ejercicio, se hace evidente que si los trabajadores no toman el control de su ahorro pensionario, el monto que acumularían al momento de su retiro puede verse mermado de manera significativa. En concreto, a partir de los cálculos efectuados, se reiteran las lecciones relevantes para el trabajador a través de su toma de decisiones:

  • La importancia que tiene elegir una AFORE que genere los más altos rendimientos de manera consistente
  • La importancia de valorar la comisión que cobra la AFORE
  • Es fundamental efectuar aportaciones voluntarias a lo largo de toda la vida laboral, empezando desde joven.
  • Sería ideal permanecer cotizando en el sector formal para alcanzar una densidad de cotización lo más cercana posible al 100%. Si ello no es posible, considerar seguir aportando voluntariamente en la AFORE
  • Es primordial hacer todo lo posible para no efectuar retiros parciales de la cuenta del SAR, a menos que se trate de una verdadera emergencia

 

(1) Munnell, Alicia H. (2014), “401(k)/IRA holdings in 2013: an update from the SCF” Center for Retirement Research at Boston College.
(2) Los planes de retiro denominados 401(k) surgieron en 1981 y hoy día constituyen el principal medio de ahorro para el retiro. La mayoría de estos planes contemplan un “match” de fondos por parte del empleador; se calcula que un 80% de estos planes ofrecen un “match” del empleador de 50 centavos por cada dólar que ahorra el trabajador, hasta alcanzar EL 6% del salario. (véase http://time.com/money/3746234/million-dollars-retirement-401k/?xid=timefb#money/3746234/million-dollars-retirement-401k/?xid=timefb )
(3) Para los ejercicios se tomó en cuenta el rendimiento real anual histórico de ambas AFORE antes del cobro de comisiones observados al cierre de febrero de 2015.
(4) Se supone que el trabajador ejercerá su derecho al retiro por desempleo cada 5 años; es decir a los 30, 35, 40, 45, 50, 55 y 60 años de edad. El monto a retirar en cada ocasión será el que resulte menor de 90 días de su propio salario de las últimas 250 semanas o el 11.5% del saldo de la subcuenta de RCV.

Versión PDF