• Se crean incentivos para mejorar los servicios en el SAR
  • Digitalización de la Base de Datos Nacional del SAR otorgará mayor seguridad en el manejo de datos personales
  • Se incluirán por primera vez los biométricos para autentificación de expedientes

En días pasados se publicaron en el Diario Oficial de la Federación diversas modificaciones regulatorias a la Circular Única Operativa (CUO), una de las disposiciones normativas centrales del SAR, que harán transitar al Sistema de Ahorro para el Retiro a la digitalización de la información, a fin de garantizar mayor seguridad en el manejo de los datos personales y minimizar los costos tanto para los ahorradores como para las AFORE. Lo anterior también permitirá un mejor control de los traspasos de cuentas y evitará la duplicidad de registros. 

La nueva CUO tiene cuatro grandes objetivos:

  1. Se propone un nuevo modelo de traspasos que deberá fortalecer la toma de decisiones de los ahorradores
  2. Se generan incentivos para que las AFORE tengan mayor contacto con sus clientes y ofrezcan mejores servicios
  3. Se garantizará mayor seguridad de la información de los ahorradores en el Sistema a través de la creación de un Expediente Electrónico Único para cada trabajador
  4. A través de la incorporación y el aprovechamiento de tecnología de vanguardia en varios de sus procesos centrales, se busca reducir los costos operativos del SAR

A continuación se detallan brevemente las modificaciones a los principales procesos operativos:

  1. En materia de Traspasos, se llevarán a efecto dos importantes cambios: A partir de marzo próximo, TODOS los traspasos que se celebren en el Sistema deberán venir acompañados por una notificación previa vía SMS que validará que sea al ahorrador quien lleva a cabo el trámite y que fue él quien decidió libremente celebrarlo. Adicionalmente, para garantizar una mejor toma de decisiones, el ahorrador deberá firmar el nuevo documento de Indicador de Rendimiento Neto que busca orientarlo de mejor manera respecto a su decisión. 

    Asimismo, la nueva CUO plantea reducir el tiempo de gestión del traspaso, ahorrándole al trabajador hasta 20 días hábiles en el trámite. También se crea un esquema de protección de la información que recaerá ahora en la AFORE y no en la actuación del Agente Promotor, al tiempo que se generan más controles en los trámites para garantizar la seguridad del trámite.
     
  2. Para incentivar que las AFORE provean mejores servicios y calidad en la atención a sus clientes, por primera vez en el Sistema se establecerá el denominado proceso de Recertificación. Esta medida busca cambiar radicalmente los incentivos de los agentes promotores al pasar de un modelo basado exclusivamente en la promoción del traspaso de cuentas a otro enfocado en la retención de los clientes. Para “retener” a un ahorrador, las Administradoras deberán entrar en contacto directo con él para obtener su consentimiento y, en caso de ser afirmativo, continuar administrando su cuenta por un año adicional (durante ese año, ninguna otra AFORE podrá traspasar la cuenta a menos que el trabajador lo solicite expresamente con su propia AFORE). Por tanto, una AFORE que desee “retener” a su cliente, deberá contactarlo frecuentemente para conocer más sobre las necesidades de sus trabajadores y su grado de satisfacción. De esta forma, el trabajador tendrá la oportunidad de valorar su decisión con base en el servicio que le ha sido otorgado.
     
  3. Por primera ocasión en el SAR, se creará un Expediente Electrónico Único para cada trabajador mismo que le acompañará durante toda su vida laboral, sin importar en qué AFORE se encuentra. El Expediente Electrónico Único contará con 11 elementos de validación, entre los que se encuentran: datos de contacto, fotografía, historial de movimientos y servicios, así como diversa información y documentación que se genere durante su permanencia en el SAR. A partir de 2016, adicionalmente, se integrará al Expediente Electrónico Único la huella y voz del trabajador, elementos biométricos que permitirán reducir significativamente los costos asociados al almacenamiento y administración de expedientes en el Sistema, lo cual evitará duplicidades o inconsistencias en la información y fomentará un mayor control en el uso y administración de la misma.
     
  4. El SAR empezará a trabajar por primera vez con datos Biométricos personales de los ahorradores y de los Agentes Promotores. A través de un nuevo esquema de autenticación que servirá como el “identificador único” de cada ahorrador, integrado por sus huellas digitales y la voz, se fortalecerá la verificación de la identidad de los trabajadores y los controles de seguridad al momento de realizar algún trámite, además de que impactará positivamente en la reducción de costos a los participantes del SAR. También el Registro y el Traspaso serán más fiscalizables, toda vez que los agentes promotores contarán con un expediente electrónico asociado a su huella digital y voz para corroborar su identidad.

La creación del expediente electrónico y el uso obligatorio de biométricos permitirá crear una nueva Base de Datos Nacional del SAR (BDNSAR) digitalizada con los biométricos de los ahorradores. Para lograrlo se aprovecharán los diversos puntos de contacto del trabajador con su AFORE: registro, retiros, traspaso, cambio de domicilio, solicitud de estado de cuenta, recertificación, entre otros. De esta manera, se logrará gradualmente el objetivo de la digitalización total del SAR. Lo anterior también dará al ahorrador acceso a consultar su información en cualquier momento y lugar, lo que permitirá acercarlo más a su cuenta AFORE ofreciéndole contar con los más altos estándares de protección de su información personal. 

La implementación de los diversos cambios a la CUO se realizará de acuerdo con un calendario preestablecido en la Circular, donde se establece la transitoriedad de cada una de las medidas.

Img Bol M sDe52 1jpg

El detalle de las modificaciones antes señaladas puede consultarse aquí.

Versión PDF