Este nuevo trámite protege en todo momento la autenticación de la identidad del trabajador, dotándolo de mayor información sobre el tema. Dicho Folio sustituye por completo la Constancia sobre Implicaciones del Traspaso (CIT).

A partir de la fecha antes mencionada, el trabajador podrá solicitar su Folio de Conocimiento del Traspaso a través de medios remotos mediante los cuales recibirá información relevante sobre la AFORE a la que desea cambiarse, buscando en todo momento que los ahorradores puedan tomar una decisión informada sobre el cambio de su Cuenta Individual a otra AFORE.

El Folio de Conocimiento del Traspaso únicamente será necesario para los trabajadores que se encuentren en alguno de los siguientes supuestos:

  • Recertificación: Si anteriormente el ahorrador otorgó su consentimiento para que su AFORE actual continúe administrando e invirtiendo los recursos de su cuenta
  • Más de dos traspasos en tres años: Si en los últimos tres años el ahorrador realizó el cambio de su AFORE más de dos veces
  • Saldo total de Ahorro Voluntario:  Si tiene más de $10,425.60 de Ahorro Voluntario en su cuenta AFORE
  • Ahorro voluntario y solidario en el último año:  Si ha hecho en el último año ahorro voluntario y/o solidario por más de $1,737.60
  • Ley 73: Si es un trabajador que puede elegir el régimen pensionario establecido en la Ley 73 del Seguro Social

La solicitud del FCT es un trámite no presencial, por lo que los trabajadores podrán obtener este documento sin acudir a su AFORE, a diferencia de como ocurría anteriormente con la solicitud de la CIT para el cambio de AFORE. La solicitud del FCT puede realizarse a través de los siguientes canales:

  • Centro de Atención Telefónica de Traspasos 55 41 70 34 54
  • El portal e-SAR www.e-sar.com.mx
  • La aplicación AforeMóvil.

Todas las AFORES son diferentes, así que, para que los trabajadores puedan tomar una decisión informada durante el trámite, se les proporcionarán los aspectos fundamentales que deberán tomar en cuenta al momento de cambiarse de AFORE:

  1. Los rendimientos que ofrece,
  2. La comisión que cobran y
  3. Los servicios que ofrecen

Los principales beneficios que los ahorradores tendrán con este nuevo servicio son:

  • Educación Financiera, brindar al ahorrador información comparativa que le muestre los posibles efectos que conlleva el traspaso de su cuenta individual
  • Movilidad, permitir que todos los segmentos de la población puedan solicitar este folio a través de múltiples canales, sin tener que desplazarse físicamente, con lo cual se eliminan los costos de traslado y espera
  • Digitalización, se elimina el uso del papel, al tratarse de un folio y no de un documento físico, reduciendo con ellos los costos asociados a la impresión, entrega y manejo

Los trabajadores deben recordar que este trámite es personal, la decisión del traspaso debe hacerse sin que nadie los presione, condicione o cobre por el mismo. Este trámite es libre y gratuito.

El cambio de AFORE es una decisión informada que los trabajadores deben tomar con la mayor responsabilidad para que siempre tengan los mejores beneficios.  Al respecto, cabe mencionar que no todos los momentos son favorables para realizar el traspaso de su cuenta. En particular, la CONSAR recomienda a los cuentahabientes evitar cambiarse de AFORE cuando se presenten minusvalías (las cuales se ven reflejadas en sus estados de cuenta como rendimientos negativos), en virtud de que ello tiene como consecuencia que esas minusvalías se conviertan en una pérdida efectiva no recuperable en sus ahorros. Las minusvalías son una disminución transitoria en el monto de ahorro de los cuentahabientes del SAR, la cual tiende a ocurrir cuando se presentan episodios de alta volatilidad en los mercados financieros que se reflejan en cambios abruptos en los precios de los activos y, por tanto, en sus ahorros. Típicamente, los periodos de minusvalías son de corta duración y estas disminuciones en el valor de los activos en que están invertidos los ahorros de los trabajadores tienden a revertirse rápidamente una vez que las condiciones imperantes en los mercados financieros vuelven a la normalidad.