De ahí la relevancia de la reciente presentación de la Política Nacional de Inclusión Financiera (ver presentación) por parte del Presidente Enrique Peña Nieto que contiene seis ejes de acción enfocados a que “todos los mexicanos, sin distinción alguna, sean partícipes de los beneficios que genera el sistema financiero, mediante estrategias concretas y coordinadas adecuadamente entre los distintos actores de los sectores público y privado, en un marco que procure la solidez y la estabilidad del sistema financiero”.

¿Qué es la inclusión financiera?

De acuerdo al Comisión Nacional de Inclusión Financiera (CONAIF), la inclusión financiera se define como el acceso y uso de servicios financieros formales bajo una regulación apropiada que garantice esquemas de protección al consumidor y promueva la educación financiera para mejorar las capacidades de todos los segmentos de la población. Esta definición señala cuatro componentes fundamentales:

  • Acceso . La infraestructura disponible para ofrecer servicios y productos financieros, como sucursales, cajeros automáticos, corresponsales y terminales punto de venta, entre otros.
  • Uso. Se refiere a la adquisición o contratación, por parte de la población, de uno o más productos o servicios financieros, así como a la frecuencia con que éstos son utilizados.
  • Protección al consumidor. Se refiere a que los productos y servicios financieros que se ofrezcan a la población, se encuentren bajo un marco que garantice como mínimo la transparencia de información, el trato justo y mecanismos efectivos para la atención de quejas y asesoría de los clientes contra prácticas desleales y abusivas, así como la efectividad del marco regulatorio para favorecer la inclusión de la población y el resguardo de sus datos personales.
  • Educación financiera. Se refiere a las acciones para que la población adquiera aptitudes, habilidades y conocimientos para estar en posibilidad de evaluar la oferta de productos y servicios financieros, tomar decisiones acordes a sus intereses, elegir productos que se ajusten a sus necesidades, y comprender los derechos y obligaciones asociados a la contratación de estos servicios

El CONAIF realiza cada tres años la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF 2012 y ENIF 2015), la cual aborda los siguientes temas: administración de gastos; ahorro informal y formal; crédito informal y formal; seguros; ahorro para el retiro; remesas internacionales; uso de canales financieros; protección de usuarios de servicios financieros; y, propiedad de activos.

De la ENIF 2015 destacan los siguientes datos en materia de ahorro:

/cms/uploads/image/file/164660/cuadro_inclus.jpg

La inclusión financiera y el ahorro para el retiro

Por ley, la inclusión al sistema financiero mexicano es automática para los trabajadores del sector que cuentan con seguridad social. Los institutos de la Seguridad Social (IMSS e ISSSTE) incluyen automáticamente a sus afiliados, abriendo una cuenta individual de ahorro para el retiro (Cuenta AFORE) para cada nuevo trabajador.

En este sentido, cabe destacar que para muchos millones de mexicanos, el ahorro en una AFORE no solo representa su segunda fuente de patrimonio más importante, sino además su primer –y tal vez único- contacto con el sistema financiero formal.

La tarea de incluir a los trabajadores independientes y grupos vulnerables (mujeres, migrantes y jóvenes)

Sin embargo, en México, hasta 60% de los trabajadores se encuentra empleado informalmente o trabaja por cuenta propia. Por tanto, de no incorporarse a una AFORE de manera voluntaria e iniciar un esfuerzo sistemático de ahorro, al llegar a la vejez, dependerán de sus ahorros personales y arreglos informales o de la asistencia social.

Sumar a los trabajadores independientes y grupos vulnerables (migrantes, jóvenes y mujeres) a los beneficios del Sistema de Ahorro para el Retiro implica impulsar programas que incentiven el acceso a una AFORE, con productos y servicios asequibles.

La Estrategia de Inclusión Financiera de CONSAR

Desde 2013, la CONSAR ha implementado diversas acciones en el marco del programa “Ahorrar en tu Afore nunca fue tan fácil”, con el fin de poner al alcance de los ahorradores más canales de ahorro.

Entre las principales acciones se encuentran:

  1. La incorporación de 4,600 nuevos puntos de contacto para realizar ahorro voluntario en
    7-Eleven, Telecomm y tiendas Circulo K.
  2. La facilidad de domiciliar el ahorro voluntario a través del portal www.e-sar.com.mx
  3. Programa para migrantes y connacionales en EUA, a través del l
  4. El desarrollo de la Calculadora del Ahorro para Trabajadores Independientes
  5. Una creciente difusión de las bondades del ahorro en las AFORE a través campañas de comunicación como “A la vuelta de la esquina” y “10 pesitos”.

En el segundo semestre del año se concretarán proyectos de largo alcance que darán un impulso a la inclusión financiera de más mexicanos al sistema de pensiones:

  1. La incorporación de la red de Bansefi como un nuevo punto de contacto para el sistema de pensiones.
  2. Próximamente la facilidad para ahorrar a través del teléfono celular vía la plataforma Transfer.
  3. Se pondrá en marcha un esquema novedoso y sencillo para fomentar el registro de trabajadores independientes, el auto-registro, que permitirá a cualquier mexicano abrir una cuenta de AFORE a través de su dispositivo móvil.
  4. A su vez, en el segundo semestre del 2016 se lanzará un nuevo esquema de ahorro a las AFORE desde los Estados Unidos.

Conclusión

La inclusión financiera forma parte de una tercia estratégica, junto a la Educación Financiera y la Protección al Consumidor.  Diversos estudios señalan que las AFORE, entendidas como proveedoras del servicio de ahorro para el retiro, aún no logran posicionarse en el conjunto de opciones de ahorro de largo plazo para la población en general. En este sentido, la CONSAR y la industria de las AFORE deben continuar trabajando para desarrollar esfuerzos de promoción y divulgación de los productos y servicios, a través de esquemas e incentivos novedosos que permitan atraer y ciertamente incluir al universo de mexicanos que hoy no está aprovechando los beneficios tangibles del sistema financiero, a través de contar con una cuenta ahorro para el retiro.

Versión pdf