Los recursos en mi cuenta de ahorro para el retiro administrados por una AFORE constituyen una inversión financiera de mi propiedad. Las AFORE cuentan con sociedades especializadas de inversión que se conocen como SIEFORE (Sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro) para invertir esos recursos. Su principal característica es que invierten mi ahorro en diversos activos financieros que predominantemente tienen plazos de vencimiento de mediano y largo plazo. ¿Por qué?, los ahorros administrados por las AFORE permanecerán invertidos por muchos años hasta la fase de mi retiro laboral por lo que requieren alternativas de inversión con ese horizonte de vencimiento. Por eso hay que recalcar que las inversiones que llevan a cabo las SIEFORE no son de corto plazo (del tipo pagaré o cuenta de ahorro bancario), sino inversiones a 10, 20 y 30 años. 

Esta visión se refuerza con el hecho de que aproximadamente el 79 por ciento de los trabajadores en el SAR cuentan con menos de 50 años y les faltan por lo menos 16 años para alcanzar la edad requerida para el retiro y utilizar, por tanto, su ahorro para el final de su vida laboral. 

Las SIEFORE invierten mi ahorro en diversas alternativas de inversión: valores del Gobierno (de renta fija), en instrumentos de renta variable (bolsas de valores nacionales e internacionales), en títulos que financian proyectos de infraestructura a nivel nacional y en bonos de empresas privadas. Es decir, en lenguaje técnico, se dice que mantienen una cartera de inversión diversificada (algunas AFORE más que otras). 

El valor de dichas inversiones puede cambiar a lo largo del tiempo al modificarse su precio. ¿Qué hace cambiar al precio (es decir al valor) de una inversión financiera? Típicamente son los movimientos de la demanda y oferta en los mercados, que a la vez están determinados por diversas circunstancias tales como: las condiciones macroeconómicas del país, las condiciones económicas globales, la situación política de un país, el clima de negocios, entre otros. Cuando el valor de una inversión se incrementa porque el precio subió, se dice que la inversión registró plusvalías. Al contrario, cuando desciende su valor, hablamos de una minusvalía en la inversión. 

Al igual que cualquier inversión financiera, a lo largo del tiempo, el saldo de mi cuenta para el retiro puede registrar plusvalías y minusvalías como reflejo de la evolución en los mercados financieros. No obstante, los episodios de caída de valor, es decir, minusvalías en el saldo de mi cuenta AFORE suelen ser poco frecuentes y su duración tiende a ser temporal. La siguiente gráfica nos muestra que a lo largo de la existencia del SAR desde 1997, los meses de plusvalías rebasan por mucho los meses de minusvalías:

/cms/uploads/image/file/231168/MNV_nov_2016.PNG

El horizonte de inversiones de las SIEFORE es de largo plazo, por lo que las fluctuaciones en periodos de tiempo cortos no afectan el ahorro de los trabajadores.

Las plusvalías netas, es decir, las plusvalías menos las minusvalías es lo que hace posible que mi saldo vaya creciendo en mi AFORE. Esto es muy ilustrativo en la siguiente gráfica. En ella se muestra el ejemplo real de un trabajador con un ingreso de 5 salarios mínimos que se encuentra desde 1997 en el sistema de pensiones. Esta persona habría acumulado al cierre de septiembre   $253,563. De esta cantidad, 53.3% ($135,241) corresponde a las aportaciones obligatorias que han realizado patrón, trabajador y gobierno y 46.6% ($118,322) a los rendimientos netos de comisiones. Es claro que los rendimientos de la inversión del saldo de ahorro muestra a lo largo del tiempo una tendencia ascendente.

/cms/uploads/image/file/229568/GRAFICA_2.png

¿Qué ha pasado recientemente? 

Desde la crisis de 2008, el precio de las SIEFORE fluctuó por los cambios en las tasas de interés. Sin embargo, los mercados financieros eventualmente se estabilizaron y dieron paso a un largo periodo de recuperación. Prueba de ello es que la plusvalía acumulada del cierre de 2008 hasta el cierre de octubre de 2016 (ya descontando las minusvalías registradas) asciende a 984,668 millones de pesos.

En este contexto, el resultado de la elección presidencial el pasado 8 de noviembre en Estados Unidos agudizó el entorno internacional por demás complejo que se ha venido observando a lo largo de 2016. En particular, se ha observado una acentuada volatilidad financiera en los días subsecuentes a la elección. Para México, ello se ha traducido en una depreciación cambiaria mayor a la esperada previo a la elección así como en tasas de interés en fuerte ascenso. Debido a esto último, la valuación de los portafolios de inversiones financieras sufre una caída, es decir, registran minusvalías. Ciertamente ello ha comenzado a impactar al valor de las SIEFORE durante noviembre, y podría ser previsible que en este mes como un todo se registren minusvalías temporales en dichos portafolios.

Dado que las carteras de las SIEFORE están compuestas por un elevado porcentaje de instrumentos gubernamentales, en su mayor parte con vencimientos de mediano y largo plazo (10 a 30 años), el alza en las tasas de interés puede ocasionar minusvalías transitorias durante los próximos meses.

Adicionalmente, en diciembre pasado se creó la SB0, donde se invierten los recursos de trabajadores que cuenten con 63 años en adelante, es decir los que están próximos a pensionarse. Por lo mismo, la SB0 tiene un régimen de inversión conservador.

/cms/uploads/image/file/229749/Gr_fca_minusval_as.PNG

Acciones CONSAR:

Para salvaguardar los recursos para el retiro que los trabajadores poseen en sus cuentas individuales en las AFORE, la CONSAR tiene tres pilares para llevar a cabo una regulación y supervisión integral y efectiva de las SIEFORE:

  • a) El régimen de inversión (RI) más flexible y diferenciado por edad 
  • b) Normas y criterios prudenciales y de riesgos par auna mejor gestión de las inversiones
  • c) Mecanismos de supervisión acordes a los movimientos de los mercados

Adicionalmente la CONSAR ha trabajado en cuatro frentes:

  • Fortalecimiento del gobierno corporativo de las AFORE para establecer un mejor balance entre los intereses de los trabajadores y los de las administradoras.
  • Fortalecimiento del capital humano de las AFORE establece la obligatoriedad de que todos los funcionarios que participen en el proceso de inversión se encuentren certificados.
  • Cambios al régimen de inversión para que provean a las AFORE de mejores herramientas defensivas ante ciclos de volatilidad.
  • Promover mejor desempeño de mediano y largo plazo de las AFORE con un amplio periodo del Indicador de Rendimiento Neto (IRN) de las SIEFORE de los ahorradores más jóvenes.

Este conjunto de medidas, junto con las que ha venido adoptando la CONSAR en los últimos años, deberán redituar en un fortalecimiento del SAR.

Conclusiones

A lo largo de 19 años, el Sistema de Ahorro para el Retiro ha probado ser una opción segura y rentable para sus más de 56 millones de ahorradores. Prueba de ello es que en este periodo se han generado plusvalías netas de minusvalías (y de comisiones) por $1,236.1 mil millones de pesos, lo que representa 44.4% del saldo del sistema.

/cms/uploads/image/file/229570/GRAFICA_4.png

Una de las mejores estrategias para proteger el ahorro de los trabajadores y alcanzar mayores rendimientos es la diversificación financiera de carteras de inversión. Un portafolio más diversificado es más seguro pues distribuye más el riesgo. Es por ello que en los últimos años, la CONSAR ha promovido la diversificación de las inversiones mediante la ampliación del régimen de inversión.

Nuestro ahorro para el retiro es de largo plazo y por ello debemos mantener siempre un horizonte de inversión alto. Los recursos invertidos en las SIEFORE serán requeridos al momento del retiro. Si nos centramos en los resultados de corto plazo, perderemos de vista el fin último que persigue el sistema de pensiones de cuentas individuales: ofrecer las mejores pensiones posibles a los ahorradores al momento de su retiro. Mientras no se retiren los recursos de las cuentas individuales, las volatilidades temporales de corto plazo terminarán siendo: episodios temporales que vistos en una tendencia de largo plazo resultarán menores.

Versión PDF