1. Limitar los gastos de promoción, imponiéndoles un límite máximo, absoluto y relativo.
  2. Eliminar límites legales que restringen las alternativas de inversión e incorporar nuevos tipos de activos financieros, para permitir una mayor diversificación, sin descuidar el manejo responsable de la gestión de inversiones.
  3. Establecer que la comisión sobre saldo hoy vigente se separe en dos componentes: administración de cuentas y administración de fondos. La revelación de esta información a la autoridad y a los usuarios permitirá identificar las AFORE más eficientes en materia operativa y las AFORE que tengan un menor costo de gestión de las inversiones por rendimiento generado.
  4. Realizar una campaña permanente de educación financiera y diseñar instrumentos que contribuyan a promover y facilitar la decisión eficiente de los trabajadores para elegir AFORE (calculadoras).
  5. Establecer portafolios de referencia que fomenten la generación de valor agregado en la gestión de carteras de inversión.
  6. Seguir utilizando el Indicador de Rendimiento Neto como elemento diferenciador para seleccionar las afores que deberán administrar los fondos de los trabajadores que aún no hayan sido registrados. Conforme la brecha entre los rendimientos disminuya, combinarla con el uso de licitaciones para incentivar un menor cobro de comisiones.
  7. Concentrar el Procesar expedientes electrónicos únicos de los ahorradores para ahorrar costos de transacción y explorar la conveniencia de centralizar más funciones relacionadas con la administración de cuentas en esa empresa con el fin de evitar la duplicidad de gastos y hacer mayor uso de las economías de escala del sistema.
  8. Integrar un programa de mediano plazo con los pasos necesarios para transitar a un sistema pensionario parecido al sueco que impulse una mayor eficiencia.

COFECE señala que si bien el SAR se ha consolidado como un esquema viable para canalizar ahorro para el retiro de millones de trabajadores, éste presenta grandes oportunidades de mejora, particularmente en materia de competencia y eficiencia. 

Las preocupaciones de COFECE se resumen en los siguientes aspectos:

  • La forma en cómo se está dando la competencia del sector de las AFORE aumenta los costos de operación del sistema sin que existan beneficios claros para el trabajador. Por ejemplo, 49% de los gastos de las AFORE en 2012 se destinaron a promoción (afiliación y traspaso), mientras que sólo 4% se empleó en actividades de inversión.
  • El gasto en promoción no se ve reflejado en beneficios claros para los usuarios ya que la mitad de los trabajadores que cambiaron de AFORE en 2013 lo hicieron hacia una administradora con mejor rendimiento neto.
  • La remuneración de los más de 41 mil agentes promotores depende del cumplimiento de metas de captación de clientes, y no de la calidad de la asesoría financiera que ofrezca a los usuarios.
  • Existe duplicidades en la administración de cuentas que elevan el costo de operación del sistema, sin generar a cambio valor agregado significativo
  • La información sobre carteras de inversión, rendimientos, riesgos, calificaciones etc., extensa y difícil de analizar.
  • En resumen, no se cuenta hoy con un sistema en que los “demandantes” (los ahorradores del sistema) respondan a incentivos de precio y calidad.

Es digno destacar que estas preocupaciones son compartidas plenamente por la CONSAR. En la Exposición de Motivos de la Iniciativa de Reforma a la Ley del SAR presentadas al H. Congreso de la Unión el pasado 8 de septiembre de 2013 se señaló que…”el número de traspasos de una AFORE a otra alcanzará 2 millones en 2013, su nivel más alto en cinco años. Si bien el traspaso de administradora representa el derecho inalienable de los ahorradores…se estima que…el 50% de los ahorradores se traspasan a administradoras que ofrecen condiciones inferiores en materia de rendimientos netos de comisiones…Esta situación se explica por la combinación de dos factores: un creciente gasto comercial efectuado por las AFORE y el todavía importante desconocimiento que prevalece entre los ahorradores del sistema de la importancia de elegir AFORE correctamente.”

Ante la coincidencia de diagnósticos, resulta de la mayor importancia analizar a profundidad las recomendaciones que hace COFECE para llevarlas a la práctica a la brevedad. A continuación un breve esbozo. 

RECOMENDACIÓN #1. Limitar gastos de promoción y mayor control en el tema de traspaso. 

La recomendación de COFECE es oportuna y valiosa. Si bien la CONSAR ha buscado a través de diversos medios orientar de mejor manera el gasto de las AFORE, la realidad es que los resultados no han sido los óptimos. Si bien es legítimo que las AFORE gasten en crecer orgánicamente, el hecho de que casi 50% de los gastos totales de las AFORE se utilizan en promoción –el colesterol negativo del sistema-, mientras que la mayor parte de las AFORE claramente sub-invierten en los temas relevantes de inversiones y servicios –el colesterol positivo del sistema- es a todas luces indeseable. Por tanto, la medida de limitar los gastos de promoción, parece una medida drástica pero efectiva para alcanzar un mayor balance en el gasto de las AFORE. 

Cabe señalar que en la iniciativa de Ley que actualmente discute el Senado de la República se propone elevar la temporalidad del traspaso de 1 a 3 años (dejando abierta la posibilidad del traspaso después de 1 año siempre y cuando se elija una AFORE de mejores rendimientos netos) como una medida que busca mitigar el gasto comercial e incentivar una mayor racionalidad en los traspasos. 

Para llevar a efecto esta recomendación, sería necesario incorporarlo a nivel de la Ley de los Sistema de Ahorro para el Retiro. 

RECOMENDACIÓN # 2. Eliminar límites legales que restringen las alternativas de inversión e incorporar nuevos tipos de activos financieros. 

En los últimos años, el régimen de inversión del SAR se ha flexibilizado para permitir una mayor gama de alternativas de inversión para las AFORE, al tiempo de ampliar los límites legales a la mayor parte de las alternativas de inversión (renta variable, divisas, mercancías, estructurados). No obstante ello, el régimen de inversión del sistema de pensiones de México se mantiene como uno de los más restrictivos a nivel global al permitir únicamente un máximo de inversión en el extranjero del 20% y un máximo de inversión en renta variable del 40% (en Chile, por ejemplo, ambos límites son del 80%). 

Un régimen de inversión tan restrictivo restringe también la competencia ya que impide que exista una mayor diferenciación de las AFORE en sus estrategias de inversión y, por ende, en los rendimientos que ofrecen a los trabajadores del sistema. Es por ello que la COFECE, como entidad responsable de propiciar mayores condiciones de competencia en los mercados, recomienda eliminar los límites legales vigentes que restringen las alternativas de inversión de las AFORE e incorporar nuevos tipos de activos al régimen de inversión. 

Nuevamente, existe plena coincidencia con la COFECE. En la iniciativa de Ley que discute el Senado se incluyeron nuevas alternativas de inversión precisamente para abrir el abanico de posibilidades de inversión de las AFORE. No obstante, no se planteó en la iniciativa la eliminación del límite legal del 20% en valores extranjeros. 

Para llevar a efecto las recomendaciones que propone COFECE sería necesario modificar la Ley del SAR para el caso de valores extranjeros y modificar la regulación para el caso de los límites de inversión en renta variable. 

RECOMENDACIÓN # 3 Establecer que la comisión sobre saldo hoy vigente se separe en dos componentes: administración de cuentas y administración de fondos. 

La recomendación de COFECE es bienvenida y de gran utilidad para transparentar a los ahorradores la composición del gasto de cada una de las AFORE. Cabe señalar que la información del gasto de las Administradoras es público y se encuentra disponible en la página de internet de la CONSAR; no obstante, la novedad sería vincularla con la comisión cobrada por cada AFORE para revelar cuánto de lo cobrado al ahorrador está siendo destinado al “colesterol bueno” –gasto en inversiones y servicios-- y cuánto al “colesterol negativo”-gasto comercial--. 

Esta recomendación puede llevarse a efecto sin necesidad de cambiar la Ley o la regulación vigente, si bien sería deseable incorporarlo a nivel de la Ley. La CONSAR publicará esta información a la brevedad. 

RECOMENDACIÓN # 4. Realizar una campaña permanente de educación financiera y diseñar instrumentos que contribuyan a promover y facilitar la decisión eficiente de los trabajadores. 

A lo largo de la última década, la CONSAR he intensificado la labor de difusión del Sistema de Ahorro para el Retiro. A través de estudios de opinión, campañas de comunicación, pláticas y ferias informativas, página de internet, redes sociales, el SAR-TEL, los estados de cuenta, etc. No obstante, dichos esfuerzos han sido a todas luces insuficientes dado el tamaño del reto. 

Generar mayor interés por parte de los ahorradores del Sistema es una tarea titánica ya que, como lo señala COFECE, a nivel mundial existe una baja sensibilidad de los usuarios a los temas asociados al ahorro para el retiro. La iniciativa presentada por el Ejecutivo Federal contiene una serie de medidas para fortalecer y promover una cultura financiera más eficaz; asimismo, la CONSAR desarrolla actualmente el Programa de Educación Financiera “Cómo entender tu ahorro para el futuro”. Sin menoscabo de ello, la recomendación de COFECE es bienvenida y obliga a la CONSAR y a la industria de las AFORE a buscar formas de comunicación más eficientes con los usuarios del SAR. 

RECOMENDACIÓN # 5. Establecer portafolios de referencia que fomenten la generación de valor agregado en la gestión de carteras de inversión. 

La recomendación de la COFECE aparece en un momento muy oportuno ya que la CONSAR se encuentra en la fase de implementación de la nueva circular 15 de Régimen de Inversión del SAR recientemente publicada en el Diario Oficial de la Federación. En dicha modificación, se estableció la obligatoriedad para las AFORE de contar con Portafolios de Referencia (benchmarks) buscando que los recursos del sistema se inviertan con un horizonte de mediano y largo plazo. 

Contar con portafolios de referencia, como lo recomienda COFECE, permitirá evaluar de manera más precisa el desempeño de las estrategias de inversión de los fondos, lo que contribuirá a una mayor competencia, además de una gestión más eficiente de recursos, una mayor planeación de las políticas y estrategias de inversión por parte de las AFORE y el fortalecimiento de las capacidades humanas y operativas de las áreas de inversión y riesgos de las AFORE. 

RECOMENDACIÓN # 6. Seguir utilizando el Indicador de Rendimiento Neto como elemento diferenciador para seleccionar las afores. Conforme la brecha entre los rendimientos disminuya, combinarla con el uso de licitaciones para incentivar un menor cobro de comisiones. 

El IRN es una medida de desempeño de las AFORE que ha permitido alinear mejor el incentivo de pensar y planear para el largo plazo. Dado que un ahorrador promedio en el sistema permanecerá en 30 o 35 años, es fundamental que a la hora de comparar entre AFORE éste se enfoque en el desempeño de mediano y largo plazo, y NO en el de corto plazo ya que éste suele ser muy volátil y no retrata de manera fiel las verdaderas capacidades de gestión financiera de las AFORE. 

La COFECE reconoce la utilidad del IRN que dicho sea de paso recientemente también sufrió modificaciones al ampliar el plazo de éste de 5 a 7 años. Adicionalmente, la COFECE sugiere evaluar la conveniencia de llevar a cabo licitaciones para incentivar un menor cobro de comisiones. 

Las licitaciones son medidas para promover mayor competencia que ya están siendo utilizadas en Chile y Perú con resultados, en general, positivos. Si bien existe coincidencia con la recomendación de COFECE y la CONSAR deberá analizar la viabilidad de dicha medida (misma que requiere cambio de Ley), es importante señalar que en México existe desde hace años una medida parecida que es la asignación y reasignación de cuentas a las AFORE de mayor rendimiento neto como medida para estimular la competencia. Cabe destacar que la CONSAR se encuentra actualmente evaluando el modelo actual de asignación y reasignación y planea publicar próximamente las nuevas reglas de este proceso. 

Asimismo, es importante recordar que en la iniciativa de reforma a la Ley del SAR se encuentran importantes disposiciones orientadas a reducir las comisiones que cobran las AFORE. 

RECOMENDACIÓN # 7. Concentrar el Procesar expedientes electrónicos únicos de los ahorradores y centralizar más funciones relacionadas con la administración de cuentas en esa empresa. 

Aprovechar de mejor manera las características únicas de la Empresa Procesadora de la Base de Datos del SAR (PROCESAR) es un tema en el que existe plena coincidencia con COFECE. De hecho, en las modificaciones a la Circular Única Operativa (CUO) de próxima publicación se incluye la obligatoriedad de crear el expediente electrónico como medida para reducir costos y fortalecer la seguridad de la información de los ahorradores. 

La recomendación de la COFECE, no obstante ello, motiva a la CONSAR a seguir explorando nuevas e innovadoras formas de aprovechar mejor a PROCESAR. Existe plena coincidencia con COFECE de que el sistema de pensiones mexicano no ha explotado a cabalidad las economías de escala que ofrece una empresa centralizadora como es PROCESAR. Por tal motivo, como primer paso, CONSAR llevará a cabo un estudio a profundidad de las fortalezas y áreas de oportunidad de PROCESAR, mismo que servirá para plantear un diagnóstico integral de la empresa. 

RECOMENDACIÓN # 8. Integrar un programa de mediano plazo con los pasos necesarios para transitar a un sistema pensionario parecido al sueco que impulse una mayor eficiencia. 

A nivel mundial se reconoce el sistema de pensiones sueco como uno de los más eficientes y baratos. Existe plena coincidencia con la COFECE de que es necesario estudiar a fondo las virtudes del modelo sueco y, de ser posible, aplicarlas al caso mexicano. No obstante, es importante señalar que transitar del modelo mexicano al modelo sueco significaría un cambio radical de reglas del sistema vigente. Como lo señala COFECE, en ese modelo por un lado, todas las actividades asociadas a la administración de las cuentas están a cargo de una sola entidad de carácter público, es decir hay UNA sola AFORE; por el otro, los servicios de inversión de los ahorros para las pensiones se abren a todos los oferentes que cumplan con los requisitos establecidos, dando libertad a los usuarios para seleccionar entre una amplia gama de opciones (es decir, hay múltiples SIEFORE). Por tanto, un cambio de esta índole haría necesario materialmente iniciar de cero el sistema de pensiones. 

No obstante ello, a este respecto, la CONSAR se compromete a realizar un análisis detallado sobre la pertinencia de incorporar algunos elementos en particular del caso sueco, sin dejar de lado el contraste de los sistemas y las condiciones económicas entre ambos países. 

Conclusión

Si bien el Sistema de Ahorro del Retiro tiene grandes fortalezas que son importantes reconocer y valorar, no hay duda alguna de que presenta grandes retos. Las recomendaciones de COFECE, todas pertinentes, aparecen en un momento muy oportuno ya que el Senado de la República tiene en sus manos la iniciativa de reforma a la Ley del SAR que fue aprobada en marzo por la Cámara de Diputados. 

Como lo señala esta nota, las recomendaciones de la COFECE son coincidentes y complementarias con la visión de la CONSAR y, particularmente, con la Minuta de la reforma a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro. Varias de las recomendaciones de la COFECE no requieren cambio de Ley por lo que la CONSAR se abocará en los próximos meses a estudiar, desarrollar e implementar algunas de estas medidas. Aquellas recomendaciones, por su parte, que requieren cambio de Ley deberán ser evaluadas por el Senado de la República aunque existe plena coincidencia con la CONSAR de que todas serían de gran utilidad para promover el fortalecimiento del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Versión PDF