Los traspasos o cambio de AFORE hacen que se mantenga una sana competencia en el Sistema de Ahorro para el Retiro ya que las AFORES compiten entre sí por cobrar una menor comisión, y ofrecer mejores rendimientos y servicios.

Los trabajadores pueden cambiar de AFORE una vez al año a la AFORE de su preferencia y una vez más (es decir, máximo dos veces al año), si es a una AFORE que a lo largo del tiempo y de manera consistente haya generado mayores rendimientos. Después del segundo cambio, el trabajador deben esperar por lo menos un año para realizar otro.

/cms/uploads/image/file/328909/04_independientes-01.jpg