• Las acciones realizadas por la CONAVI en 2017 permitieron a más de 101 mil hogares mexicanos acceder a una solución habitacional.
  • Los recursos destinados a la población no afiliada a través de la autoproducción de vivienda tuvieron un crecimiento del 35%.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), a través de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI), benefició durante el año pasado a 101 mil 700 mexicanos con un subsidio para obtener una solución habitacional, registrando un notable crecimiento en los apoyos dirigidos a mexicanos sin seguridad social (no afiliados), Jefas de Familia y quienes perciben menos de 2.6 UMAs al mes (5 mil 966 pesos en 2017).

De acuerdo al Reporte Mensual del Sector Vivienda febrero 2018, la CONAVI erogó a través del Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales, la cantidad de 4 mil 618 millones de pesos, con los cuales benefició a 88 mil 500 mexicanos entre enero y diciembre de 2017.

Adicionalmente, mediante el aprovechamiento del proyecto institucional NAFINSA se realizaron 13 mil 229 acciones de vivienda nueva con Infonavit, logrando un total de 101 mil 700 acciones de vivienda durante el año pasado.

Bajo la instrucción del Presidente de la República de apoyar más a los mexicanos sin seguridad social, en 2017 la CONAVI incrementó 35 por ciento los recursos destinados a la población no afiliada para que pudiera obtener una vivienda construida en terreno propio, con una inversión histórica de 957.5 millones de pesos lo que significó el 20.7 por ciento del presupuesto asignado en 2017, según cifras del Reporte Mensual del Sector Vivienda febrero 2018.

Con la modificación de las Reglas de Operación del Ejercicio Fiscal 2017, la CONAVI se comprometió a priorizar también el subsidio a las mujeres jefas de familia, promesa que cumplió con un incremento del 3.1 por ciento en el apoyo a este grupo vulnerable, en comparación con 2016.

De esta manera, las mujeres jefas de familia apoyadas con el subsidio federal comprendieron el 43.5 por ciento del presupuesto asignado al programa en 2017.

Las adecuaciones a las Reglas de Operación permitieron también a la CONAVI focalizar el subsidio para que los mexicanos con ingresos menores a 2.6 UMAs al mes, es decir, 5 mil 966 pesos, pudieran obtener una solución habitacional.

Gracias a estas adecuaciones, el 84.4 por ciento del presupuesto de la Comisión se enfocó en dicho grupo vulnerable en 2017, lo que significó un incremento del 22.4 por ciento interanual.

Cabe destacar que en el 2017, se ejerció casi la mitad del presupuesto que en 2016, esto demuestra la eficacia institucional en la aplicación de los subsidios, logrando más acciones con menos recursos.

Con acciones como estas, el Gobierno de la República confirma su compromiso de apoyar a los que menos tienen.